web analytics

Es la hora de tocar el chiflo

Vivo más que cómodamente con los jugosos ingresos que percibo por mis colaboraciones en acueducto2.com —bueno, y mi plan de pensiones— así que no necesito más dinero, pero si hoy tuviera que montar un negociete, creo que me haría afilador con mi chiflo y una buena muela con los que pasearía por las sedes de administraciones y partidos y ¡a forrarme! Fíjese que sólo sabemos que la alcaldesa, Clara Luquero, quiere repetir mientras el resto de partidos se toman con calma lo de definir su candidato —va a ser verdad que votamos por simpatía a las siglas y que una fregona bien maquillada vale para los carteles electorales— y ya está el personal calentándose y diciéndose cosas poco bonitas…

Hombre, en el Ayuntamiento dan pie para ello que eso de que José Bayón se marche a “designios más altos” dejando a Luquero y sus muchachos a pecho descubierto (si se les mira por delante) da juego por más que sus asesores de prensa hicieran como que no pasaba nada el día que este periódico adelantó la noticia. Chico, que se olvidaron de convocar a los periodistas cuando la alcaldesa confirmaba el asunto y ungía al sindicalista, Jesús García —la que le ha caído— con el poder de “lo gordo” de su Gobierno y la nota oficial la mandaron al final de la mañana. Y eso que a alguno de esos colaboradores le ha caído una subidita de sueldo de 150 euros al mes —a bulto, un 8%, retroactivo desde enero— para compensar sus esfuerzos en la Alcaldía, que lo explicaron someramente en el último pleno y porque la oposición preguntó.

Será que no comprendo el periodismo moderno, que desde la subdelegación del Gobierno, además de dar cuenta diaria de las visitas de presentación que Lirio Martín está haciendo a todo pichichi como aparente tarea única en sus cien primeros días en el caserón de la plaza de Adolfo Suárez, también siguen mandándose las notas de prensa sobre actuaciones policiales de esas del estilo “alguien ha matado a alguien”. La última fue una aprehensión de droga —250 gramazos de derivados del cannabis. Vale, ya hay titular— que por lo que pone se produjo ocho días antes de que se decidieran a contarlo, en un punto indeterminado de la A-1, y que el presunto malo era un hombre de 29 años. Eso si, intervino el perro Azor —el subtítulo, que no falte— que hace más horas extras que los asesores esos que le decía antes. Hombre, un poco de transparencia y profesionalidad no vendría mal. ¿No?

Bueno, que estaba con la política, que preparando la que viene, los que eran en origen de UPyD ahora serán Centrados, un nuevo partido que dicen que prepara medio centenar de listas en el que sabemos que están los electos, los huidos de Ciudadanos denunciando una dirección dictatorial y algunos nombre “sorpresa”. Con la edad que tengo, si un partido es capaz de sorprenderme porque ha descubierto nuevos valores políticos en la provincia, voy a flipar en colores (que dice mi nieto). Estaré atento.

Como lo estoy al devenir de las conversaciones entre Izquierda Unida, Podemos y las “organizaciones progresistas” —cómo me gustan estas inconcreciones en las que cabe todo— para formar una lista única en el Ayuntamiento… Lo que tengo claro es que uno se comerá la merienda y el otro mirará. Está por ver qué papel le toca al que ha trabajado de cara al publico los últimos cuatro años y cual al que no. ¡Qué nervios, chico!

¿Qué le iba a decir yo? Ah, si. En el PP, calma chicha, que están pendientes de la validez de los estudios de Pablo Casado y han decidido que ahí no se mueve una hoja hasta que se aclare el asunto. Pues nada, hombre. Como lo tienen tan fácil según las encuestas, ya si eso en diciembre o enero… ¡Qué muchachuelos estos!

Bueno, venga, a las acciones reales, que es lo que cuenta. En esta campaña aparecerán novedosos asuntos que nunca se han tratado. Yo qué sé, saldrá la rehabilitación del Cervantes, o el parón del edificio de los Juzgados, o le cierre de la variante, o los viales de conexión de la SG-20 con Guiomar y los polígonos que resucita la alcaldesa y que pueden llevar 20 años de “conversaciones”. No me mire así, que si son novedades: si antes los socialistas exigían que los ejecutara al Gobierno del PP y este ponía los paños calientes, ahora serán los conservadores los que reclamen y reclamen y los del PSOE los que prometan que en los próximos presupuestos la cosa fragua, seguro. Y sin un sonrojo en ninguna de las dos partes, no crea. Hombre, Luquero se fue el otro día al Ministerio con sus exigencias debajo del brazo… Y se volvió con la carpeta intacta y la promesa de la secretaria del titular de la cartera de que “ya te llamaremos”.

Vale, puedo contarle otras cosas. Por ejemplo, los problemas de la alcaldesa de El Espinar con los periodistas de la Sexta. Alicia Palomo vuelve a hablar de “persecución” de la cadena y yo, pues que me parece raro que un bruto se ponga delante y más brutos abucheen a unas cámaras determinadas y no lo hagan a ninguna otra. A ver si va a ser que alguien se había encargado de calentar el ambiente…

No me quiero ir sin resaltar los problemas de adaptación que se están produciendo en la entrada de la nueva concesionaria del bus a Madrid que, oiga, resulta que no acaba de funcionar como la balsa de aceite que todos esperábamos… Hombre, no hemos llegado al momento en el que las masas pidan que vuelva la anterior empresa pero ya hay cabreos monumentales a diario. Pues este es para una década y su filial tiene pinta de que va a repetir contrato en los urbanos…

Ahora si acabo resaltando la noticia de que cada vez vienen más chinos a Segovia. Y yo tan contento aunque ya se sabe: vienen, ven y se van —el tour suele ser Ávila-Segovia-Madrid de los Austrias— y además recomiendo a Turismo que llene la ciudad de escupideras —esa gente tiene manía compulsiva de escupir más que un delantero de fútbol. Fíjese si no es escrupuloso— y resalto que, así, generalizando, no son las personas más educadas de todo Asia. Vamos, que prefiero unos japoneses con sus cerezos —ya no les caben en el invento aquel del “parque de los cerezos” y van plantando donde pueden, o un buen singapurense. Donde va a parar.

Firuliiii. El afiladoooor.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comentario

  1. De los chinos, doy fe. Del y tu más, es sabido. De los sueldecitos a machacas (unos y otros), lo esperado, que son unos años (o meses, según vengan dadas) hay que sacar la mayor taja posible que el curro está mu malito ¿a qué sí?. De la repetición de candidatura que esperaba usted en el psssoooe. No tienen personal, por mucho que digan que todos valen y, además, hay que finiquitar la jubilación 😉 Pues eso, don Justo. Siga husmeando lo mismo encuentra algún gramo noticia nueva en Segovia, aunque lo dudo.

    Post a Reply
  2. Clara Luquero alaba las bondades de la innovación como factor esencial para evitar la despoblación en Segovia y como elemento básico de mejora de empleo. ¿Qué credibilidad tienen sus palabras cuando el máximo responsable de innovación de su Corporación, se marcha de Segovia tras recibir una mejor oferta de empleo? Luquero, retírese.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *