web analytics

¿De que nos servirá a los catalanes ir a votar el 9N?

Artículo de opinión de Joan Besa. A propósito de la convocatoria mañana del proceso participativo para la consulta sobre la independencia de Cataluña.

Salvo que haya habido un bajón repentino en el coeficiente medio intelectual de los catalanes, por culpa de nuestro manipulador sistema educativo, no creo que ninguno de mis paisanos esté esperanzado en que votar el domingo vaya a servir para nada.

Muy a pesar de la vicepresidenta que repite hasta la saciedad que el sr. Mas nos engaña, somos conscientes de que esta consulta o proceso participativo no tiene garantías. Somos conscientes de que sea cual sea el resultado no va a servir para justificar una Declaración Unilateral de Independencia. El censo no es el adecuado, los miembros de las mesas son voluntarios mayormente implicados en el bando independentista, los votantes del no han dicho que prefieren no votar, etc, etc, etc…

Sabemos que, una vez el gobierno de Rajoy ilegalizó el referéndum, solo nos queda la posibilidad de convertir unas elecciones autonómicas en unas plebiscitarias para conseguir un resultado aceptable para la comunidad internacional.

Cuando el Sr. Mas dijo que montaría esta pseudo-consulta muchos independentistas pensamos que era una maniobra dilatoria. Muchos nos negamos al principio a votar en esta fantochada. Pero en general, aunque seguimos sospechando, estamos cambiando de opinión.

Hay varias razones por la que los catalanes van a votar en una consulta que no sirve para nada o casi. Por un lado nos sirve de manifestación, con la ventaja de que podremos saber con exactitud si son 100.000 o 1 millón los participantes. Hay que entender que cada vez que la delegada del gobierno en Cataluña y los medios afines al Partido Popular ridiculizan el número de manifestantes, están ninguneando e hiriendo el orgullo de mucha gente. Esta vez no habrá discusión. Al contrario de lo afirmado por ciertos medios de comunicación Bob Esponja y Elvis Presley no podrán votar si no presentan su DNI. Y solo lo podrán hacer en una sola mesa en función de la dirección que consta en dicho DNI.

Por otro lado, iremos a votar porque al PP no nos deja. Parece una niñería pero quizá hay que mirarlo con perspectiva. Después de tantos años de fomentar el anticatalanismo para conseguir votos; después de humillar al pueblo catalán, convirtiendo en títere al Tribunal Constitucional cuando orquestó su particular golpe de Estado con el tema del Estatut; después de recortar impunemente competencias con la excusa de la deuda, convirtiendo a las autonomías y la Generalitat en una especie de diputación provincial incapaz de legislar ni siquiera por los horarios comerciales de las tiendas; después de sus repetidas infamias contra el sistema educativo catalán, una lengua que solo utiliza habitualmente el 36% de la población; después de intentar finiquitar la cultura catalana con su ley Wert hasta el punto de indignar a los castellano-parlantes que viven en Cataluña; después de incumplir de forma reiterada sus compromisos en materia de obra pública por la sencilla razón de que aquí votamos a otros; cuando vemos como la extrema derecha actúa impunemente en este país y vemos que han convertido a media España en catalanofóbica, solo nos queda una cosa, Protestar aunque sea tarde. Como dijo Martin Niemöller:

“Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista/ Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata/Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista/Cuando vinieron a llevarse a los judíos, no protesté, porque yo no era judío/Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar…”

Art. de opinión por Joan Besa Recasens

Author: Opinion

Share This Post On

1 Comment

  1. Me ha gustado mucho tú artículo

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *