web analytics

Semana de 35 horas, ¿pagar más por menos?

Entiendo que los funcionarios de la Junta hacen bien exigiendo recuperar la jornada laboral de 35 horas. Parece ser que se lo han prometido (probablemente en campaña electoral, como a mí el 5G). Algunas administraciones ya lo tienen re-implantado.

Las 35 horas, por ejemplo, en la Diputación de Segovia se saldaron con un incremento de los costes laborales (según explicaron en el pleno) de unos 430.000€ para el ejercicio anual 2020. Echando cuentas, es el equivalente a contratar 14 trabajadores más. Sobre la base de 850 trabajadores en la corporación, estamos hablando de un incremento de la plantilla del 1,6%. Sobre un salario medio bruto de pongamos 30.000€ año si aplicamos estos números a la totalidad de la plantilla de la Junta, 84.000 trabajadores (de ellos 6.500 en Segovia), resulta que, a ojo de buen cubero, pasar de las 37 a las 35 horas pasa por ampliar en 1.344 los puestos de funcionario en Castilla y León. Con un coste de entre 40 y 50M€ más al año.

Desde la precariedad en que nos movemos los autónomos es muy fácil caer en la demagogia de que los funcionarios son los mimados (que lo son) del mercado laboral español. No hay ERES en ese paraíso laboral, las sanciones se cuentan con los dedos de la mano y encima tienen alguna prerrogativas como los moscosos, que es junto con la acumulación de trienios lo que más les envidiamos los sometidos a la empresa privada.

Voy a hacerme el simpático ante los funcionarios y diré que igualar por abajo es mala política. Que es bueno que exista un colectivo a la cabeza de los derechos laborales, alguno tiene que haber, y que los “elegidos” sean los que están al servicio de todos suena hasta sensato. Ahora bien, todos debemos ser conscientes de los costes, en este caso 40M€ que habrá que sacar de algún lado.

Y pagar más no es un acto de “justicia poética“. Pagar más exige contrapartidas, en este caso un aumento en la calidad objetiva de los servicios prestados. Y al respecto hay mucho qué decir. Evidentemente no se puede generalizar, todos conocemos puesto de trabajo en la pública que soportan un desproporcionado volumen de trabajo. Por lo mismo todos conocemos verdaderos y vergonzosos chiringuitos donde el personal se rasca los atributos a dos manos. Conocí a un alto directivo de la administración que en cierta ocasión le sugirió a un subalterno que revisara su política de salir de compras en horario de oficina y lo hiciera, por ejemplo, por las tardes. La mítica respuesta fue “pero señor X, ¿es que no sabe que yo por las tardes trabajo?”, porque efectivamente, el hombre compatibilizaba trabajo en la pública, por las mañanas, y en la privada por las tardes.

Ya digo, todos conocemos anécdotas así, algunas reales, otras no tanto… Es claro que necesitamos funcionarios comprometidos, buenos en su trabajo, diligentes y eficientes. Conozco muchos así, como conozco otros muchos que no durarían media hora ni en las oficinas del Botones Sacarino (que por cierto, era de la privada).

La cuestión es que nadie suele preguntar a los funcionarios, vale, muy bien, tengan ustedes estos 40M€, ya veremos de donde los quitamos, pero ¿qué están ustedes dispuestos a dar a cambio? ¿Qué contrapartidas dan a esa mejora en sus retribuciones?¿En qué notaré yo ese mayor esfuerzo fiscal que me exige? La respuesta ya la sé. Nada de nada. Al revés, mucho me temo que, por mor de ahorrar, la Junta lo que hará será racanear en las nuevas contrataciones… Plantillas más sobrecargadas, peor calidad en el servicio y fomento de las externalizaciones.

Es por eso que yo vincularía este tipo de mejoras laborales, primero a contrapartidas objetivas de mejora del servicio (porque para seguir como estoy ¿por qué debería yo pagar más?), segundo  a la efectiva materialización presupuestaria de los efectos que aparejan. Es decir, condicionar la entrada en vigor de las 35 horas a la dotación de aquellas plazas que habrá que crear. Y para empezar, en Castilla y León ni siquiera tenemos borrador de presupuesto para 2020.

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

3 Comments

  1. El pecado de generalizar,…..el decir y no decir nada……que lo mismo vale si se habla de funcionarios como si hablamos de periodistas…..

    Pero el tema no ese, sr periodista genralista . el tema sr.besa , es que por esta época ,los ppeperos prometieron hace un año las
    35 horas a los funcionarios en campaña electoral . Después ya sabemos lo que pasó.

    Post a Reply
  2. Ésta ocurrencia, Rufián, se la explicas a los 7.000 parados que hay en Segovia, a los asalariados y a los autónomos, te corren a gorrazos hasta Venezuela, de donde no deberías salir nunca. Curioso que los Sindicatos desde que echaron al Pp del Gobierno no se manifiestan, no ponen carteles ensuciando las calles, no hay pintadas. Todo va bien?. No, están esperando sus mordidas, liberaciones, enchufes de familiares, Eres. Lo que es trincar, vamos. A los trabajadores, que les den, hasta que haya 6 millones de parados, como ocurrió cuando echamos al venezolano Zapatero.

    Post a Reply
  3. Si son medianamente ciertos los datos que da (que lo dudo, porque lo de el sueldo bruto de 30 mil euros…como que me da que se está incluyendo a los cargos a dedo que de funcionarios o empleados públicos tienen poco…), me parece buena contrapartida cubrir 1400 y pico plazas que dice el artículo con más médicos, más policía, más jueces, etc…

    Leyendo el artículo, da la sensación que los empleados públicos están robando esos 40 o 50 M de euros que dice que cuestan las 35 horas…¿qué de donde los sacamos?. Se puede empezar por preguntar por el incremento en 13 altos cargos en la Junta (auspiciado por un partido que nos vendía regeneración) y su coste, de la multiplicación de ministerios en el nuevo gobierno, de los Hay Festival y otras mamandurrias en ciertos Aytos…y se puede seguir. Solo se trata de echarle un poco imaginación y no cargar siempre contra los mismos que no creo que tengan mucha culpa simplemente por reclamar lo que la propia Admon (leasé los políticos de turno) les prometió mediante acuerdo.

    Se llama a los empleados públicos “los elegidos”…en fin, sin comentarios…hasta donde yo sé, no son elegidos. Acceden a sus puestos superando un proceso selectivo en la mayor parte de los casos con una dificultad que requiere años de estudio y lo mejor de todo es que es público, puede acceder cualquiera que esté dispuesto a ello…Sin duda, otro punto de, digamos suavemente, resentimiento contra este colectivo que insisto no creo que tenga la culpa de este tema.

    ¿Los moscosos una prerrogativa (“hecho de recibir una persona mejor trato, tener más derechos o tener menos obligaciones que otros, por razón de su edad, cargo,etc…”)???…De sobra es sabido que los moscosos surgieron en los años ochenta, para compensar una subida del IPC del 12 % que el Estado no podía asumir como subida salarial. Se decidió compensar a los funcionarios con seis días de asuntos propios. En lugar de cobrar más, los funcionarios aceptaron trabajar seis días menos y no cobrar la subida del sueldo que les correspondía…Un derecho adquirido para compensar otro que la Admon. no pudo cumplir. Cualquier cosa menos prerrogativa…

    Y sí hay algo en lo que estoy de acuerdo con el artículo: ” (…)necesitamos funcionarios comprometidos, buenos en su trabajo, diligentes y eficientes(…)”, y luego dice que conoce a muchos. Yo también y también a otros muchos que mandaría a casa ya mismo, pero resulta que también conozco unos cuantos de la privada que le echan geta a la vida…quiero decir con esto, que no deberían meter a todos en el mismo saco ni generalizar. Si yo hiciera caso a lo que dicen por ejemplo, los técnicos de Hacienda sobre las infradeclaraciones de ingresos de 1,5 millones de autónomos también podría pensar que todos los autónomos son unos mangantes pero sé que no es así, que habrá alguno que lo haga pero la mayoría se dejan los cojones para salir adelante legalmente…

    En fin…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *