web analytics

Los ricos más ricos, los pobres más pobres

Hace unos meses, durante la campaña electoral de abril, escribía un artículo sobre las consecuencias que tendría, y que tiene, esa bajada de impuestos que muchos partidos prometen y que, como ya dije, no se ajusta a la mayoría de la población, sino que se trata de un mensaje a las minorías más privilegiadas económicamente.

A principios de septiembre la Agencia Tributaria, en uno de sus últimos informes, ratificaba esta situación de desigualdad, indicando que el número de súper ricos había aumentado de 200 a 600, y eso con datos de 2017, sin tener en cuenta las consecuencias, a nivel de ingresos, que tendrán las acciones  recientes de gobiernos como el de la Comunidad de Madrid o Castilla y León.

Es decir, que en plena crisis económica, mientras se desahuciaba a familias de sus hogares, mientras se precarizaba el mercado laboral y la pobreza aumentaba, durante ese tiempo, 400 personas se convirtieron en supermillonarios.

La cuestión no radica en que haya nuevos supermillonarios (aunque su riqueza provenga de una economía de bullying u  opresión sobre el más débil), radica más bien, en que estos supermillonarios han dejado de ingresar cientos de millones de euros en las arcas públicas, gracias a las bonificaciones aplicadas por las distintas Comunidades Autónomas, que dejan muchas veces la recaudación a cero.  Habrá algunos que les parezca fenomenal, pero hay que saber también, como ya hemos dicho en múltiples ocasiones, que esto revierte directamente en la prestación de servicios públicos, esos que a los súper ricos les da igual.

De todas formas, no hay que ser supermillonario para tener privilegios fiscales, las rentas más altas ya lo tienen con el IRPF, una  injusticia económica (y social) que convierte la Renta de Personas Físicas en algo no redistributiva ni progresivo.

La tarifa vigente de tramos en Castilla y León, aprobada en los últimos presupuestos que se conocen de nuestra Comunidad, los de 2018, se aumentó de 2 a 3 tramos en las rentas que comprendían los 12.000 y 35.000 euros ¿Pero qué ocurrió con los tramos a partir de 53.000 euros? Pues que quedaron igual, con un tipo aplicable de 21,5% independientemente de si la Renta es de 60.000 o 100.000, y lo que hace, que sumando el máximo estatal al autonómico, convierta Castilla y León en la segunda Comunidad con el máximo impositivo más bajo de toda España, solo superado por la Comunidad de Madrid y haciendo que se recaude menos de los que no correspondería por PIB por cada habitante.

Y dirán ¿esto qué significa? Pues básicamente que mientras las clases medias pagan religiosamente sus impuestos y sustentan los servicios públicos de nuestra Comunidad, y nuestro país, algunos dirigentes, todavía, siguen empeñados en beneficiar las rentas más altas  y permitiendo  que se dejen de ingresar en Castilla y León, por ejemplo, 600 millones de euros que bien vendrían para invertir en Sanidad, Educación o Servicios Sociales.

Sería conveniente que los líderes de opinión empezaran a explicar lo que significa esa bajada de impuestos que promete, y quizá deberían empezar a plantearse la bajada del IVA de determinados productos necesarios, y que no se consideran como tal, en vez de cada vez buscar más fórmulas para que los ricos sigan pagando menos.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

5 Comments

  1. Aparte del típico bla-bla-bla de sus epístolas a los podemitas, Doña Natalia, con datos que no se cree ni Usted (básicamente porque no tiene ni pajolera idea de lo que habla), tiene Usted razón en una cosa, que por otro lado es «de cajón».
    Efectivamente, los ricos, son cada vez mas ricos.
    ¿Y eso lo ha descubierto Usted solita con sus sesudas investigaciones?
    ¿Y eso solo pasa en España, Doña Natalia?…. perdón……. ¿Y eso solo pasa en España cuando gobierna quien?
    ¿En su admirada Venezuela no pasa eso, Doña Natalia?…… ¿Y en su simpática Cuba?…… ¿Y en su adorada Rusia comunista?……….. ¿En esos «Camelot» del comunismo y podemismo, los ricos son gilipollas que cada vez son mas «pobres»?…….. ja, ja, ja,….. seguro que si.
    ¿Y a su adorado Marqués de Galapagar le considera Usted «rico» o «pobre»?……. ¿Se podría decir que es cada año más «rico», o más «pobre»?
    Y hay otra cosa que me tiene perplejo, Doña Natalia. A ver si Usted tiene respuesta (seguro que si).
    Supongo, que de entre todos los supermillonarios que dice, habrá algún podemita o votante-admirador poemita (se me ocurre a bote-pronto el tal Roures, el de la Sexta (Secta). Me parece muy «extraño», que esos millonarios podemitas (o izquierdosos en general), no tributen voluntariamente con un tipo aplicable mayor que el que les corresponda.
    No sé si me explico, Doña.
    Si yo fuera un super-milloneti podemita, me estaría todo el día «tirando el rollo» de que pago un irpf del 60% en lugar del 40%. ¿Conoce a algún podemita de esos, Doña?
    Si es así, debería de cambiar el título de su artículo y poner….. «Los ricos no podemitas más ricos, los ricos podemitas más pobres, los pobres en general más pobres, y el Marques igual»

    Post a Reply
    • Estás flojeando calimocho, no has metido a ETA por ningún lado en el repertorio… Deberías repasar las consignas del PPartido

      Post a Reply
      • No le ha hecho falta… El zasca ha sido enorme. Como el que te lleves tú!!

        Post a Reply
    • Muy bueno Calimocho, a pesar de algún envidiosillo, lo has clavao

      Post a Reply
  2. A ver. Señora. Si heredó en Madrid un piso que vale 300.000 euros pago por Sucesiones 3.000 euros. Si lo hago en Asturias pago 100.000, si no puedo venderlo o no dispongo de efectivo me embargan y me quedo sin herencia y con esa deuda más los intereses que jamás podré pagar. Así se crea un pobre. Éste es su modelo de sociedad, trincar a los pobres para no tener que trabajar usted y sus mariachis. Mientras tanto Amancio Ortega dona 90 millones para crear Residencias de ancianos en Galicia.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *