web analytics

Postales de Segovia: Las fuentes y los ‘luises’ “corren” en La Granja

Postales de Segovia: Las fuentes y los ‘luises’ “corren” en La Granja.

Escribe, acertadamente, el catedrático y poeta Luis García Montero en referencia a la postal, que su objetivo es:

“encontrar la perspectiva justa que dé sentido a lo que la cámara tuvo delante, ya que cuando se pasea por una fotografía antigua, la imaginación debe tantear con prudencia los puntos cardinales. La memoria del viajero, dice el poeta, recuerda postales, siendo los recuerdos como un río embovedado que fluye bajo los pies del presente”

.

 

La Granja, fuente de las Ranas y de Diana, fototipia ‘Hauser y Menet’, postales circuladas en 1902 y 1908.

La Granja, fuente de las Ranas y de Diana, fototipia ‘Hauser y Menet’, postales circuladas en 1902 y 1908.

Con esta ‘retroentrada’ queremos rendir nuestro pequeño homenaje a las monumentales fuentes de los jardines del palacio de La Granja de San Ildefonso.

Libritos-tira recuerdo de las fuentes de La Granja.

Surtidores que han merecido la atención de innumerables fotógrafos (Laurent, Cánovas, Roisin, Antonio Passaportecasa Loty‘…) y, por tanto, de la industria gráfica dedicada a la tarjeta postal ilustrada (Lacoste, Hauser y Menet, Edic. Navarro, Thomas, Heliotipia Artística Española…).

Del mismo modo, distintos comercios (Casa Vega, La Casa de las Medias, ‘Los Medranos’…) que abastecían a los pobladores, visitantes y la innumerable colonia veraniega del Real Sitio, ofrecían cuadernillos especiales y personalizados, con bellas colecciones de imágenes.

El Real Sitio de San Ildefonso (La Granja), pasa por ser uno de los puntos más turísticos del neonato Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

No podía ser de otra manera, ocupa una importante parte de su término municipal (5008 ha, un 34,6 % del Parque Nacional; tercero tras Rascafría y Manzanares el Real).

Panorámica del Real Sitio de San Ildefonso con la Sierra de Guadarrama como telón de fondo.

Panorámica del Real Sitio de San Ildefonso con la Sierra de Guadarrama como telón de fondo.

'Luises', madrileños y segovianos.

‘Luises’, madrileños y segovianos.

En La Granja ‘corren las fuentes’, sus chorros de agua hacen las delicias de cientos de personas.

El espectáculo ocurre, previo pago, varias veces al año (si la sequía lo permite), pero hay dos días especiales, y de entrada libre: el 25 de julio, festividad de Santiago, patrón de España, y San Luis, patrón del Real Sitio, el día 25 de agosto.

Apuntan las crónicas de antaño que “el Luis es tan típico en Segovia como en Madrid el Isidro”.
Hoy en día son muchas las personas que se desplazan a La Granja. La movilidad es mayor y acuden autobuses desde distintos puntos de España.

Antaño, a primeros del siglo XX, desde Segovia acudían multitud de cuadrillas, “desde muy de mañana, los carros, las tartanas y algún que otro coche han empezado a circular por la carretera de Villalba, con destino a San Ildefonso”ver Nota 1-.

Nota 1. Crónica de la fiesta de San Luis, hace 100 años -26 de agosto de 1915-.

 Estatua de la Infanta Isabel, apodada ‘La Chata’, obra de Coullaut Valera.

Estatua de la Infanta Isabel, apodada ‘La Chata’, obra de Coullaut Valera.

“Con igual o mayor concurrencia de forasteros que en anteriores años, se celebró ayer, en el inmediato Real Sitio de San Ildefonso, la tradicional fiesta de San Luis.

Durante toda la mañana y hasta bien entrada la tarde, fue continuo el desfile de carruajes para La Granja. Los coches y los automóviles de servicio público hicieron varios viajes, todos con llenos a rebosantes.

La rondalla de La Granja con afinación y maestría, ejecutó cuando mayor era la animación en los jardines, algunas obras de música popular, y seguidamente comenzaron los juegos de aguas, por el orden consabido y con los también consabidos remojones. Inmenso gentío seguía a Su Alteza la Infanta doña Isabel y a su séquito.

Terminado el siempre vistoso espectáculo, comenzó el desfile, viéndose muy animada la carretera y siendo presenciado desde Chamberí, El Espolón y Azoguejo por los segovianos que se quedaron en casa. La compañía Ontiveros dio, por la noche, una escogida función de teatro.

A pesar de ser considerable la concurrencia de luises, ni en La Granja, ni en Segovia se registró el menor incidente”.

Plaza del Azoguejo, Segovia; postal fotográfica de Duque.

Plaza del Azoguejo, Segovia; postal fotográfica de J. Unturbe.

El espectáculo de las comitivas hacia el Real Sitio atraía a cientos de curiosos.

Así relata otro cronista el recorrido en 1919:

“Al fin hemos logrado tomar asiento en la vaca del ómnibus […] el coche arranca entre un estrépito de voces, de fustazos y cascabeles […] pasamos raudos el Acueducto, la Plaza de Toros, los depósitos de agua…

La carretera se extiende recta, ancha, amorosamente cuidada, como hecha para que sobre ella se deslicen los neumáticos de los automóviles reales.

Carretera de La Granja a la altura de la Plaza de Toros, foto Salvany.

Carretera de La Granja a la altura de la Plaza de Toros, foto Salvany.

Ante nosotros, con cortos intervalos vemos diversos carruajes. Inmediatamente delante del nuestro va un coche lleno de arrapiezos que chillan alegremente; un poco más allá, otro ómnibus también con un montón de gente sobre el techo; más allá divisamos los galones plateados de los cocheros municipales; más allá no se alcanza a ver más que una mancha negra; más allá un puntito…

Tras nosotros viene un automóvil enorme repleto también hasta arriba.

¡Oh, como pica el sol, y que molesta la nube de polvo que asciende desde las ruedas del carruaje y los pies de los caballos! […]

¡Ya llegamos! Cruzamos el puente de Segovia, sobre el Valsaín que corre hacia el Cambrones, allá a la izquierda para engendrar el Eresma de un abrazo. Estamos en La Granja”.

Puerta de Segovia, entrada al Real Sitio de San Ildefonso, al fondo la colegiata.

Puerta de Segovia, entrada al Real Sitio de San Ildefonso, al fondo la colegiata.

.

¿Pero quienes con los ‘luises’?

Surtidor principal de la Gran Cascada, ‘corriendo’ frente a la fachada principal del palacio de La Granja de San Ildefonso.

Surtidor principal de la Gran Cascada, ‘corriendo’ frente a la fachada principal del palacio de La Granja de San Ildefonso.

Apunta Juan de Contreras, Marqués de Lozoya, en el prólogo del catálogo ‘Estampas de la Granja’ que, en 1953, dedicó a dicha población la VI Exposición de Arte Antiguo, una anécdota de Isabel II.

La reina gustaba de acudir a palacio junto a Francisco de Asís en las jornadas estivales:

“La Reina se ríe a carcajadas cuando, por su orden, los fontaneros hacen superar a los chorros el perímetro de los estanques para empapar a los ‘paletos’ que afluyen en sus carros de todos los pueblos de la provincia. En los días que corren las fuentes acude, en diligencia, la burguesía madrileña […]”.

Costumbre que caló, nunca mejor dicho, en la realeza. La Infanta Isabel, popularmente conocida como ‘La Chata’, era la encargada de dar la señal convenida con la mano para abrir los chorros de las fuentes.

La Gran Cascada y la Fuente de Diana, editorial ‘Thomas’.

La Gran Cascada y la Fuente de Diana, editorial ‘Thomas’.

En el ‘Canastillo’, fuente de apariencia modesta, la gente se agolpa a su alrededor…

Fuente del ‘Canastillo’; colección “Los Medranos”.

“[…] del centro surge un chorro de agua de veinte, acaso veinticinco metros de altura. Hay un ¡oh! Leve de admiración. Más de pronto, cuando todas las miradas están en lo alto, como por arte del demonio, treinta y dos surtidores oblicuos se lanzan desde el centro del Canastillo hasta los últimos setos que confinan la plaza […] se produce la confusión, lloran los chicos, chillan las mujeres, vocean los hombres y la muchedumbre se echa hacia atrás […] La Infanta Isabel desde una boca calle ríe infantilmente ante el espectáculo. La mojadura de los ‘Luises’ es uno de sus pasatiempos anuales”.

Nosotros ni quitamos ni ponemos, de canto. Pero he ahí nuestros incautos ‘luises’. Me temo, y afirmaría, que somos muchos.

¿Quién no ha acudido alguna vez a ver ‘correr las fuente’ de La Granja? digo más, ¿quién no se ha mojado alguna vez y ha corrido, aunque sólo sea un poquito?

¿¡No lo han hecho!? Aún están a tiempo. El espectáculo merece la pena, incluso manteniéndose a distancia del líquido elemento.

Fuente de la Fama, L. Roisin.

Fuente de la Fama, L. Roisin.

El chorro del surtidor de la fuente de ‘La Fama’, es visible desde Segovia. Palabra 😉

Conjunto de la Fuente de la Fama con su bello parterre; el Real Palacio de la La Granja de San Ildefonso al fondo.

Conjunto de la Fuente de la Fama con su bello parterre; el Real Palacio de la La Granja de San Ildefonso al fondo.

 

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *