web analytics

Garzón dice que ‘hay tiempo’ e insta a Sánchez a no repetir el error de Andalucía

Alberto Garzón y Aña Peñalos (en el centro).

Aún calientes (es un decir, en la sierra) las camas que en la Granja Escuela de Riofrío dejaron a primeros de mes los de la Universidad Anticapitalista, tomaba el relevo IU con su Escuela de Verano, inaugurada el 13 de septiembre por el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

Con más de media hora de retraso (atribuido a la preceptiva operación salida de todos los viernes en Madrid) Garzón atendía a los periodistas con la cuestión del pacto de gobernabilidad entre Unidas Podemos y PSOE, pacto del que el propio Garzón es agente clave. Conforme a lo que cabía esperar  el líder de IU no se apartó un ápice de las tesis de su socio de Podemos, Pablo Iglesias, aunque no parecía tener especial fe en la última del líder de Podemos, pedir que Felipe VI, «el ciudadano Felipe de Borbón», en términos Garzón, arbitre para alumbrar la coalición. En su lugar, Garzón cargó toda responsabilidad en Pedro Sánchez y advirtió que «hay que hacer un último esfuerzo» y que «quedan aún días, hay tiempo para que Sánchez se siente a negociar y acepte un gobierno de coalición», dijo, señalando que el precio está claro: las condiciones que el PSOE ofrecía en julio, una vicepresidencia y tres ministerios, condiciones que en su momento no aceptó Iglesias y que, a lo que se ve, Sánchez se resiste a reiterar ahora que Podemos e IU están dispuestos a aceptar.

Farol socialista o cosas de las negociaciones, Garzón destacaba sin embargo, que percibe «que una parte del PSOE, la más próxima a Sánchez, parece estar por la convocatoria de elecciones», lo cual a juicio del de IU, es una irresponsabilidad. «Susana Díaz cometió un error similar en Andalucía, las encuestas le daban muy buenos resultados pero dos meses después los que formaban gobierno eran los de la derecha más dura».

A quién vota la clase trabajadora

Menos ambiciosa que la «universidad» de los anticapitalistas, la «escuela de verano» de IU, dirigida a militantes de la formación, emula el formato de los primeros con tres debates centrales para los tres días de duración del evento, que congrega en las instalaciones de la granja escuela a unos 200 asistentes. Precisamente tras el acto de apertura, presentado por la concejala de IU en Segovia, Ana Peñalosa, y con la participación del responsable de IU en Castilla y León, José Sarrión, y la eurodiputada Sira Rego, se abordó el primer debate, ‘Estructura de clases en España y Europa’, con los profesores de Sociología Diego Portales, Modesto Gayo como ponentes, además del propio Garzón, que en breve presentará un libro sobre la cuestión.

Se trata de una aproximación más empírica al análisis del voto de la «clase trabajadora» y  la composición del electorado de IU. «La clase obrera sigue siendo el núcleo de nuestros votantes, ahora bien son trabajadores de grandes empresas, un poco el perfil del votante nuestro de toda la vida, volcado en cuestiones sociales y laborales. Pero el principal crecimiento de votantes se está dando entre perfiles de profesionales titulados, docentes, del sector social», adelantaba Sarrión.

Inauguración de la escuela de «verano» de IU, Sarrión, Rego, Garzón y Peñalosa.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Me da, que va a ser qué no, pese a quien pese. Votar (dentro de la legalidad vigente) no es malo 😉

    Post a Reply
  2. ja, ja, ja, ja,….. ¿que a quien vota la gente trabajadora?,……. ja, ja, ja,……
    Antes de la respuesta, una pequeña aclaración.
    Hay que distinguir entre gente trabajadora, y gente que «va al trabajo».
    Los del primer grupo (los que realmente trabajan), votan a los que no ponen en riesgo el funcionamiento de las Empresas en las que trabajan. Son trabajadores que reconocen el valor de la Empresa, y de las dificultades actuales de las Empresas. Este grupo de trabajadores no quiere ni en pintura algo de podemitas new-podemitas ni de ex-new-podemitas.
    Los del segundo grupo (los que «van» al trabajo), básicamente funcionarios-jetas (no confundir con los funcionarios que trabajan, que los hay), esos no tienen problema en votar a comunistas en el siglo XXI. Sencillamente, porque «se la suda». Si mañana fundaran un partido Troglodita, seguro que alguien lo votaría.
    Ja, ja, ja, ja,….. y anda, que la pancarta a pie de mesa,…… ja, ja, ja,….. ya les vale la tontería.
    «Saber de que lado de la BARRERA estás»…….. ja, ja, ja,…. ¿y de que lado de la barrera están los que están en la mesa?……. ja, ja, ja,…… ¿de que lado está el «comunista» Garzonetti?, el de la «luna de miel» de un mes a todo trapo.
    Ja, ja, ja, ja. Tontos no faltan.

    Post a Reply
  3. Antes había allí un Campamento de Milicias Universitarias en época de Franco. Ahora debe ser una ‘Dacha’ soviética. Son iguales unos y otros. De malos. Lo peor de la condición humana.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *