web analytics

El tercer diputado de Ciudadanos, ‘sorpaso’ a la derecha

Ciudadanos y Podemos coinciden en una cosa: hay que modificar la Ley Electoral y, ya puestos, hacerlo a la mutua satisfacción. La pasada semana ambos partidos presentaban una propuesta para sustituir la Ley d’Hondt, que prima al más votado, por la Saint Laque, que prima la representación. Así, ejemplificaba Echenique la propuesta por la radio:  En Segovia, en lugar del 2 para el PP y 1 para el PSOE, el resultado de toda la vida, se obtendría un 1-1-1, con entrada de María Cuesta por Jesús Postigo, aunque tal como está la cosa, tampoco sería de Ciudadanos, sino del grupo mixto (eso ya no lo decía Echenique).

Justificaba la medida el secretario de organización de Podemos (no es realmente el nombre del cargo, pero sí la función) aduciendo que en Segovia, con la Saint Laque, se daría representatividad a los 13.500 votos que cosechó la formación naranja en Segovia. Claro que si comparamos los 40.000 votos cosechados por el PP con los 13.500 de Ciudadanos, pues resulta que si antes se tiraban 13.500 sufragios, con la Saint Laque quedan sin premio los 20.000 de ventaja que le saca el PP.

La idea, claro, es sacar más tajada. Con la modificación el PP perdería 15 escaños y quedaría en 122, en tanto Ciudadanos ganaría 12 y Podemos 6, el resto quedaría más o menos igual. En fin, por pensar que no quede. Supongo que el PP vería con buenos ojos la ley electoral de la II República, basada en el todo o nada. La fuerza más votada se llevaba el 80% de los escaños de la demarcación.

Es la suerte que tiene el PP. Como fuerza más votada, tiene representación en (casi) todas las provincias. De donde se puede decir que en circunstancias normales parte con 90 escaños asegurados. Una situación que no cambia y que le blinda, o le blinda bastante, de las arremetidas de partidos emergentes. A diferencia del PP, los segundos no tienen aparato en Segovia, Soria, Teruel, Ávila… En consecuencia, deben conformarse con jugar de outsiders en demarcaciones de menos de cinco representantes.

Es lo que tiene el PP. El último barómetro electoral vaticina un serio batacazo popular. Del 33% de la tarta de votos cosechada en junio de 2016, quedan en 26%. El PSOE mantiene un 23%, Podemos lleva raseando desde 2016 en el entorno del 19%, en tanto Ciudadanos pega un subidón: del 13% al 20,7%.

Curiosamente, el sorpaso llega por la derecha. Y llega por el asunto de Cataluña. Es Ciudadanos el que recoge la inflamación nacionalista española reactiva a la inflamación nacionalista catalana. Y lo recoge especialmente en Cataluña, Valencia, Aragón, Madrid…

Justo es reconocer que Mariano Rajoy lo ha hecho muy mal casi todo. Suya es la frase de “No moverse es mejor”. Que recoge aquella máxima política de Robert Macnamara según la cual ” en política no existe la estrategia, solo la gestión de la crisis”. Pero no es verdad. Lo explicaba un empresario segoviano en el último número de la FES: “los tiempos se mueven, si no  te mueves con ellos…” Pero Rajoy es viejo. Ha hecho del “no movimiento” su escudo político. Válido, acaso, para hacer carrera en el PP, no para gestionar el país.

En lo tocante a corrupción, aunque creo sinceramente que Rajoy ha dejado manos libres a los jueces (cosa que no todos pueden decir), ha pasado lo que tenía que pasar. Un aluvión de casos a cual más escandaloso y el presidente del PP, vicepresidente como poco en los tiempos que se enjuician, encogiéndose de hombros. No va con él. Como regenerador de la vida política no tiene ni la menor credibilidad.

La cacareada recuperación es otro mito. Portugal, con una política de izquierdas, también se recupera. Es decir, tampoco, pero al menos, y al igual que Rajoy, ha trenzado un relato conforme al cual los gobernantes pueden decir: la hemos superado.  Se lo pregunten a los bancos, cuánto dinero teníamos los trabajadores de uno y otro país antes y cuánto nos queda después, y a qué precio. Con la desigualdad en aumento, los servicios públicos agostados a recortes y las pensiones “subiendo” un 0,25%, o sea, bajando un 1%. Tampoco resulta en eso creíble el presidente. Puede que tengan buenos motivos para creerlo en el IBEX 35, pero en el bar del pueblo son de otro parecer.

¡Y qué vamos a decir de Cataluña! La que se suponía que era su fortaleza, nadie gana a españolidad al PP, ahora resulta que tampoco es verdad. ¡Los de Ciudadanos son ahora más españoles que el PP! O al menos así lo percibe el votante según el CIS.

Normal. No te mueves, los otros te rebasan. El drama para el PP y es que si intenta afrontar la lucha por el lado derecho perderá el centro, y si se queda en el centro, pierde la derecha. La típica situación en la que Rajoy se dirá “no moverse es mejor”. Pero hoy sabemos que ese “no moverse” rajoyano no es sagacidad, es mera impotencia.

La hipótesis de un tercer diputado naranja en Segovia tal vez no depende tanto de Saint Laque.

 

Autor: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

3 Comentarios

  1. El Partido Popular no va a levantar cabeza de esta. El problema que tienen es que el grueso de sus votantes (mayores de 65 años residentes en poblaciones de menos de cincuenta mil habitantes) se mueren y los “azules” no son capaces de renovar voto joven, amén de los consabidos dopajes electorales que ya no pueden hacer con tanta libertad de movimientos; en esta situación vemos que el PP puede atraer como mucho un 20% del voto en las próximas elecciones y con esos números no hay Ley Electoral que valga… En 2023 será un residual de partido con menos de 4 millones de votantes…. salvo que la esperanza de vida aumente en este país nuestro.

    Editar respuesta
    • Eso mismo decían de Alianza Popular en tiempos de UCD y CDS… y fíjese usted!!

      La supuesta “crisis” del PP durará lo que tarden los electores en darse cuenta del veletismo y oportunismo políticos de C´s, y de la extrema dependencia de su Líder Supremo RIVERA.

      En Segovia ya hemos visto cómo se las gastan en C´s: muchos electos que acaban transfugando a la no adscripción; líderes que renuncian con lamentos ante la deriva y el interés del comité provincial; un coordinador provincial con supuestamente pocas dotes para la administración societaria privada (pregunten por Turégano), que se quiere subir al barco de la administración pública; “portavoza” municipal al calor del sueldito público, tras censurarlo dos años atrás,… UNAS JOYAS, VAMOS. Lástima que UPyD lleve camino a desaparecer… saludos cordiales.

      Editar respuesta
  2. Creo que D. Luis es un poco injusto con el Presidente Rajoy. Eso de que ha “hecho muy mal casi todo” es un poco exagerado. Ya me gustaría ver a “otros” con el “tajo” que hay actualmente en España.
    Solo hay que hacer un poco de “política-ficción” y pensar que estaría pasando ahora mismo con Pedro Sánchez al frente de un tripartido Psoe-Ciudadanos-Podemos que ni el mismísimo Sumo-podemita Iglesias se atrevió a bendecir si no le daban esa ristra de ministerios “tan sociales”. Se me abren las carnes de pensarlo. ¿A Usted, no?
    Respecto a lo de cambiar la ley electoral para “arrimar el ascua a la sardina” de Ciudadanos y Podemitas, pues sinceramente, sigo si verle la gracia y la utilidad al multipartidismo. Eso puede estar bien en países civilizados como Alemania, donde se ponen de acuerdo por el buen funcionamiento del país, pero en España, donde lo primero son los intereses partidistas, y el “nuestros votantes no lo entenderían”, nada de nada. Más problemas.
    Y a las pruebas me remito. Presupuestos Generales del Estado del año pasado.
    Con el “Cristo” que hay montado en Cataluña, gracias a los “apoyos” del sinvergüenza de Pujol a los gobiernos de Aznar y Zapatero, se permite hacer LO MISMO y que salgan adelante los Presupuestos gracias a los nacionalistas “moderados” (como antes decían que era CIU) del PNV. Y todo, por supuesto, a cambio de un suculento “cuponazo” (como si no tuvieran bastante con el famoso “concierto”). Y en los presupuestos de este año 2.018, también huele a “bajada de pantalones” con los nacionalistas “moderados” ja, ja, del PNV,(ya amenazan con su “derecho a decidir”) con el consiguiente “cuponazo”. Cuponazo (hablan de 5.000 millones de euros)que no sale de debajo de las piedras. Esos 5.000 millones seguramente estarían muy bien repartidos entre el resto de Comunidades Autónomas, a las que no les sobra nada.
    Y todo esto, con el PSOE silbando y mirando hacia arriba. Y quejándose, por supuesto.
    Respecto a Ciudadanos, pues que me parece que si la gente tiene ganas de probar otra cosa, perfecto. Eso es la Democracia. Me gustaría que “enseñaran un poco la patita” en estos años, e hicieran alguna demostración de lo bien que dicen que van a gestionar y lo buenos que son. Que cogieran un poco de experiencia.
    Si entraran en el Gobierno, con dos o tres ministerios “con chicha”, e incluso una Vicepresidencia, en dos años nos daríamos cuenta de si realmente valen lo que dicen. Si realmente van a “arrasar” lo que dicen que van a “arrasar”, me gustaría que fuera con gente realmente competente, y no por el simple hecho de ser “nuevos”.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.