web analytics

Luquero pierde crédito

Empieza a resultar alarmante la escasez de reflejos del Ayuntamiento de Segovia para gestionar los cuatro momentos críticos de cualquier mandato. Un tonto exabrupto del concejal de Urbanismo, y verdadero brazo ejecutor del consistorio, Alfonso Reguera, le costaba el cargo en junio y abría una brecha en el barco de Luquero. Cuando mal que bien se había reparado la filtración, Clara Luquero se enfrenta ahora a la peor metedura de pata de sus seis años de alcaldesa.

Recapitulamos. El 14 de agosto se mascaba la tragedia en Vía Roma; un autobús de una flota que ya lleva varias prórrogas encima (tocaba renovar la adjudicación en 2016), perdía el control arramblando con todo. Factura de muchos miles y cinco heridos. Allí en caliente, y demostrando un nulo conocimiento en la materia (mal asesorada, por tanto, por el concejal del ramo, Ramón Muñoz), la alcaldesa se apresuraba -y esta es la palabra, se apresuraba– a entonar el pío pío que yo no he sido. Cierto que no acusó directamente a la conductora, pero al negar frívolamente cualquier “avería mecánica”, Luquero ponía en el ojo del huracán a la conductora, presentándola como la torpe de la jornada y argumentado (sic), que cómo iba a estar averiado el autobús si volvió a las cocheras por sus propios medios.

A ver, para ser alcalde no se requiere el nivel C de conducir, pero sí un poco de caletre para, ante un caso así, preguntarse, ¿oye, los autobuses estos no tienen algún elemento de seguridad que impida olvidarse de echar el freno de mano en una cuesta abajo? Eso antes de comparecer para vocear “no es culpa mía”. Pues resulta que, como no podía ser de otra manera tratándose de vehículos que valen un pastón, sí los tienen y ocurre que No Funcionaban. Sin descartar el fallo humano a mayores, lo cierto es que de estar en buenas condiciones el autobús probablemente el accidente no se hubiera producido.

Un alcalde prudente hubiera emplazado su sentencia al oportuno informe, pedido arnica y aportado disculpas por no tener los autobuses como todos quisiéramos, y lamentado nuevamente lo farragoso de los procesos administrativas (las cosas hay que hacerlas bien, o pasan factura doble). De paso, mostrado su mortificación por el siniestro, agradecido a San Roque la “gracia concedida” y doblado el tamaño del cirio para el preceptivo voto.

En cambio, lo primero que le viene a los labios a Luquero es, por sistema, “la culpa no es mía”. Ya le ha pasado otras veces. Con lo del párking de José Zorrilla, con el empeño del equipo de Gobierno en sostener contra viento y marea que todo es estupendo. Con la (in)planificación de unas obras en plena temporada alta del centro histórico; con la ausencia de ordenanzas y plan de protección del Acueducto, con los problemas en las oposiciones, con el sindiós del CAT, con las sentencias condenatorias, con el estrambótico caso de la nueva cancha del Pedro Delgado

En todas estas ocasiones Luquero se ha presentado como “víctima” de los hados furiosos, cuando la verdad es que su responsabilidad, ni que sea subsidiaria, es escandalosa, intentando colar un discurso “exculpatorio” que al final resulta increíble y cansino. No contenta, arremete contra la oposición y les tilda de “desvergonzados” por decir que el rey va desnudo. Muy mal.

Los ciudadanos, en general, estamos cansados del típico alcalde que “todo lo hace bien” cuando es evidente que las cosas no están para nada bien. No somos bobos, de manera que los más estamos perfectamente capacitados para entender que una maquinaria administrativa es cosa compleja y muy alejada de la perfección operativa. No nos merecemos el trato infantiloide del “pío-pío”, cargar la culpa sobre el primero que pasa, y salir al paso con la primera boutade que a uno se le ocurre: “el autobús volvió a las cocheras por si solo”… Por favor… Merecemos un poco más de madurez.

Si  con lo de retrasar la renovación de la flota Luquero quería repetir el éxito de Arahuetes en 2004 (cosa de que le acusa la oposición), lo tiene claro. Me da que esto del contrato será como el parto de los montes, que estos pobres IVECO seguirán dando guerra, que esta baza es para la oposición, sea quien sea, la oposición, y pase lo que pase con el contrato. Más vale que cambie de relato. O el notable crédito que aún le queda se perderá en cosas de pocos meses. Hasta “en la ciudad de la cultura”, las elecciones más se ganan gestionando bien los desastres, no alardeando del repintado de bancos y culpando de todo al empedrado…

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

13 Comments

  1. Aquel día sólo le dije:
    – Tengo que hablar con usted.
    – Yo no puedo hacer nada.
    – ??? ( Si aún no he dicho sobre qué !!! )
    “Explicatio non petitas, acusativo manifiesta”

    Jugar con el pan ajeno trae consecuencias.
    El karma no perdona.

    Post a Reply
    • “Excusatio non petita, accusatio manifiesta”

      Post a Reply
  2. Esos 25 asesores asignados a dedo dónde están? Porque cada vez que habla mete la pata.

    Post a Reply
  3. Comentario suprimido, le recomendamos probar con otra redacción.

    Post a Reply
  4. Empiezo a tener alguna esperanza de que hay periodistas profesionales y objetivos en Segovia, no me lo esperaba en este medio. Gracias, por el artículo.
    Deseo, por otra parte, que estos profesionales de la política que siempre han vivido de ella se vuelvan a “las cocheras” por sus propios medios.
    La señora Alcalde siempre alardeando de que dice las verdades hasta al Lucero del Alba o diciendo aquello del póngase usted en mi lugar. Lo que mejor se la da es el cantinfleo de mesa camilla, por ejemplo a Maroto ya sabéis como es, a sus presupuestos de obras hay que añadirles dinero hasta tres o cuatro veces, pero ya sabéis como es.
    Lo dicho a casa o a las cocheras.

    Post a Reply
  5. !!!!!!!!!AMEN!!!!!!!!!

    Ya era hora de de no decorar la realidad

    Post a Reply
  6. Ojalá fuerais tan ” objetivos” con el ayuntamiento de Palazuelos, por ejemplo..ah no! Qué esos son del PP !!!

    Post a Reply
    • No hombre! Esos son amiguitos del señor Besa! A esos no los critica!

      Post a Reply
      • Cómo les canta el plumero del alerón a ustedes. Qué tendrá que ver un Ayto. con otro, salvo que todos los de dentro van a lo mismo.

        Post a Reply
  7. Hasta que los políticos (de cualquier ralea) no sé de cuenta de que lo importante es ‘ser invisibles’. Realizando los trabajos para los que la sociedad les ha votado y no para hacer pantomimas en actos (me da lo mismo el cariz del acto, religioso, militar o mediopensionista), y fotos hasta con un simple adoquín o borrillo de un bache, hasta entonces, esto será un compadreo del ‘y tu más’ y poco efectivo políticamente (palabra que dudo conozcan, salvo para colocarse un buen sueldo nada más llegar a sus puestos).

    Post a Reply
  8. El fracaso de esta “administración Luquero” es tan evidente que hasta el Sr. Besa ha de acabar reconociéndolo… aunque no sin que se le siga viendo el plumero: “…el notable crédito que aún le queda…”. Jejeje.
    FRACASO sin crédito, en mayúsculas y en todos los aspectos relacionados con la ciudad excepto en la manida “cultureta”, donde el manido “circus sine panem” no engaña ya ni a los más fervorosos progres de la capital, CIUDADANOS S.L. incluido.
    Segovia languidece entre políticos de medio pelo y paniaguados, sin artes diplomáticas y negociadoras, sin humildad y sin escrúpulos… así nos va. Sólo hay que acercarse a otras capitales castellano-leonesas para ver su evolución en estos últimos 15 años. Años luz nos separan. Y no es culpa de la Junta, que ya cansa el discursito.
    EL comité de Empresa denuncia falta de seguridad en los vehículos (desde hace años, no sólo de ahora)… ¿y nadie del gobierno hace nada? Me pregunto ¿quién y cómo pasan las ITV esos autobuses? ¿podría la Junta comprobar los informes de esas inspecciones? Los que somos usuarios habituales de este servicio (por cierto, nunca he visto a un sólo concejal de ningún partido usándolo…) venimos sufriendo desde hace muchos años el deterioro y la falta de mantenimiento de estos vehículos, con “sustos” continuos que acaban en cambios de vehículo en ruta, goteras de lluvia y de fugas del aire acondicionado, suciedad, mal funcionamiento de puertas, rampas y climatización, humos y chirridos de frenos, etc… me recuerdan cada vez más las tartanas de GILA, sólo que ahora con regidora super-progre-contestona.
    Me resisto a creer que es esto lo que nos merecemos…

    Post a Reply
  9. “Si con lo de retrasar la renovación de la flota Luquero quería repetir el éxito de Arahuetes en 2004”
    O podría transformarse, en: “el fracaso de Lopez Arranz en 2003”

    Post a Reply
  10. Ella lleva perdiendo crédito desde el primer día. No vale, y con mentiras y refugiándose en su cuadrilla de incondicionales-pelotas no va a ningún sitio. Si el PSOE quiere ganar la selecciones y ofertar a los segovianos un proyecto de futuro tiene que renovar todo el equipo, tanto a los que están como a los que no han estado nunca. En primer lugar tiene que salir Pepe Bayón. Ni trabaja, ni tiene capacidad, sólo figureo. Lo mismo que ese señor de Zamarramala que está encantado de haberse conocido, pero de lo que es trabajar nada. La concejala de exteriores, esa que no hace más q viajar y cobrar dietas, o sus amigos de cultura y deportes, esta con un buen salario. A lo q se une la capataz y la guardiana de las esencias de los altos funcionarios. Todos se deben ir, incluidos esas socialistas sobrevenidas de su gabinete en el último momento para conservar su puesto de trabajo, pero que huelen a naftalina. El actual equipo es una pandilla de oportunistas sin más. Lo demuestran día a día.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *