web analytics

La Santísima Trinidad, nuestro Patrimonio puesto al día

Trinidad-Detalle1(xg)Dar a conocer lo que se hizo en la recuperación de la Iglesia de la Santísima Trinidad de Segovia, ha sido la forma de celebrar el Día Regional del Patrimonio, que se celebra cada 10 de mayo, por parte de la Asociación Amigos del Patrimonio que preside Pedro Montarelo.

Para empezar es bueno recordar que la restauración de este ejemplo vivo del Románico Segoviano, se realizó con la intervención de la , Fundación Santa María la Real, heredera de la Fundación Patrimonio Histórico de Castilla y León (creada por las Cajas de Ahorros), con la colaboración de Caja de Burgos y la Fundación de la Caixa.

De la construcción se encargó la empresa Rearasa que, durante 13 meses, sin olvidar los que antes trabajó en el profundo estudio del Templo, se dedicó a quitarle humedad y parches, a una hermosa iglesia que ,seguro, no los merecía.

La obra supuso una inversión que superó los 600 mil euros, de los que más de la mitad fueron aportados por los propios feligreses, el resultado, ¡espectacular! Más luz, más piedra, más historia y más seguridad para un edificio que desde los siglos XII y XIII, siempre ha tenido problemas.

Trinidad-Carlos-Sanz1(xg)En el equipo que trabajó durante todo ese tiempo se encontraba Carlos Sanz, restaurador, que regresaba para contar, a un interesante grupo de gente, los secretos, o no, de un trabajo intenso del que ahora disfrutamos su resultado.

El trabajo realizado no fue tan rápido como los feligreses hubieran querido porque los tiempos han provocado muchos cambios, también administrativos y, porque  era necesario y conveniente, aprovechar para conocer los secretos de una iglesia que si bien fue construida en el siglo XII, es la continuación de una anterior que se encuentra, en ruinas, en el exterior de la definitiva pero que debió de hundirse al poco de ser construida.

Sanz aseguraba ante los miembros de la Asociación Amigos del Patrimonio que la Santísima Trinidad ha atravesado por tres momentos clave en su existencia: Su construcción, la Iglesia definitiva empieza a construirse por el ábside, según los estudios realizados, que también han determinado hasta los grupos de artesanos que realizaron los sillares y las “mañas” de los obreros y, se siguió por la bóveda, pero, un siglo después comenzó a dar problemas de estructura

La principal explicación es que esta Iglesia es “alta y estrecha” y eso hace que la iglesia “se vaya abriendo” hasta el punto de que hay zonas que se caen.

En el siglo XIV estos problemas son casi constantes y se hace necesario tomar medidas como los arcos y refuerzos que se construyen para que la Iglesia se mantenga.

Trinidad-Abside1(p)En 1671, se hace una reforma Barroca, muy fuerte, que sería otro de los momentos clave para este querido monumento. Siguiendo los gustos de la época, se cubre de yeso toda la iglesia, por dentro y por fuera, algo que ocurrió en todas las de Segovia y, lo que es peor, se rebajan a golpe de martillo y cincel, todos los adornos de capiteles, por poner un ejemplo. Esto último era para que al cubrir el capitel con yeso no sobresaliera nada y quedara con formas rectas. Tras el yeso, se pinta de gris claro que era el color favorito de la época.

Por último, La Trinidad tuvo otro momento importante en los años cuarenta cuando se hace una nueva reforma dirigida por Arquitecto Cabello Dorero, afanado en conseguir un aspecto más “románico al templo”. Le quitó el yeso y, como pudo, repuso los capiteles y adornos que habían sido literalmente “machacados” casi tres siglos antes. Casi todos los capiteles son de yeso y, en algunos casos, no respetan los cánones de proporciones y tamaños que marca la época pero…es lo que hay, de momento.

En esta última operación se ha mejorado la estabilidad de la Torre con un cosido interior con barras de acero y se han mejorado los drenajes para evitar las humedades que, literalmente, se “comían” el Templo.

El suelo está a un nivel más bajo (no se ha continuado rebajando porque aparecían enterramientos) y se ha despejado las paredes de todo resto de yeso y otros materiales que no fueran imprescindibles, para dar a la nave el aspecto que tuvo al ser construida.

Carlos Sanz, contaba a los presentes que el aspecto “negro” de esta Iglesia, en su interior, se debía a una ESTUFA que estuvo en la Iglesia hace muchos años,“la encendía fulanito (el párroco de entonces) y, el humo se quedaba en el tempo porque hay una chimenea pero está limpia”, comentaba Sanz.

Este es un rápido resumen de una historia “para no dormir”. Es cierto que a estas alturas debíamos estar “curados de espantos” porque han caído puertas de la muralla, todo el barrio de San Millán y… mucho más. Pese a todo, debemos seguir creyendo en el género humano, ¿o no?

 

 

 

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *