web analytics

Jaime Mora, el diplomático veinteañero

Aún sin saber que es Diplomático, su aspecto distinguido y su forma de expresarse, amable y firme, van dando pistas. No ha cumplido los 30 años pero tiene muchas cosas que contar. Jaime Mora, Diplomático destinado en la Embajada de España en Níger, cuenta como ha sido su experiencia y la trayectoria que comenzó jugando en nuestras calles.

Segoviano de adopción. Tras nacer en Madrid, a los 6 años llegó a Segovia y permaneció aquí toda su vida. Su abuelo, relacionado con el mundo de la Diplomacia, fue el encargado de “despertar” su vocación pues, no podemos olvidar que en carreras como la diplomática, militar o sanitaria, las familias tienen un peso especial.

El inicio de su verdadera vocación comenzó al “querer representar los intereses de España fuera”, encontrando el ejemplo y el apoyo en “una familia que haciéndome consciente de cuál es la realidad internacional, despertó mi interés por este mundo. Sobre todo mi abuelo”. Su vocación tomó forma iniciando la segunda parte de su historia con la búsqueda de la respuesta a una pregunta inevitable: “¿Cómo lo hago?”

P-¿De dónde viene tu vocación?

R-Mi vocación inicial vino despertada por alguien de la familia. Es muy habitual en las carreras de la administración, como la diplomática, la militar o la judicial, que alguien de la familia te inicie en ello. En mi caso fue mi abuelo quien me fue despertando la vocación desde niño pero, no hay que confundir una vocación o el gusto por el mundo internacional, porque a todo el mundo le puede gustar viajar y conocer otras culturas pero hay que diferenciar eso de la capacidad para opositar y ejercer la profesión o. como dije en la entrevista de mi oposición, mi verdadera vocación es “querer representar fuera los intereses de España”

P-¿Cuál fue el siguiente paso?

R-Cuando uno tiene claro que quiere dedicarse a esto, observo que tengo que actuar de una determinada manera. Me informo de cómo se organiza la oposición a la Carrera Diplomática, de cuál es el proceso, duro y largo, y cuando tengo toda la información, decido ponerme a opositar.

P-¿Cuánto tiempo estuviste dedicado a ello?

R-El tiempo es relativo. Estando aún estudiando la carrera universitaria, cuando decidí opositar, comencé a acudir como público a los tribunales que surgían y busqué un preparador que me enseñara a “cantar los temas”, algo importante en muchas oposiciones pero, fundamental en esta. Cantar temas no es una simple exposición oral y hay que aprender a hacerlo.

Una vez que terminé la carrera, dediqué dos años a prepararme a tiempo completo y, pasado ese tiempo, ingresé en la Escuela Diplomática.

P- Para preparar una oposición como esta, es necesario dedicar muchas horas, mucho tiempo…

R-Son muchas horas diarias y, al final, cuando he sido preparador de oposiciones, decía a mis alumnos que este era un trabajo a tiempo completo. Se pueden hacer otras cosas a la vez, hay gente que mientras estudia, también trabaja y ha conseguido ingresar pero, normalmente se requiere, como mínimo, 10 o 12 horas al día y, cuando se habla de horas, deben ser “efectivas”, lo que se traduce en “todo el día”.

Además de preparar los muchos temas de la oposición, se debe preparar el ejercicio de ensayo que requiere mucha lectura recomendada por lo preparadores y de información de actualidad internacional… y para terminar, además quedarían las horas que hay que dedicar a los idiomas que, en la academia que yo estaba, eran dos horas diarias para estudiar inglés y francés.

Este tipo de oposiciones es duro. Cuando termina el día, uno sabe si ha cumplido con sus horas de trabajo, o no. Un poco frustrante en algunas ocasiones…

P- Lo estás poniendo muy difícil…

R-¡Es muy difícil! No es fácil y, uno tiene que saberlo cuando empieza porque si no corre el riesgo de pensar que es sencillo, que puede compaginarlo con otras cosas y luego descubre que no, aunque algunos lo han podido compaginar… No es imposible pero debe ser una persona muy disciplinada que dedique al estudio el poco tiempo que le quede libre.

Lo normal es que quienes preparan la oposición tengan un día libre a la semana… quienes se preparan mientras trabajan… no tienen tiempo libre. Lo que todos deben saber es que “Con determinación, con voluntad de aprobar y, siendo consciente del tiempo de estudio que esta empresa requiere, podrían llegar a ingresar”

P-Un segoviano en la Carrera Diplomática ¿Te has encontrado con alguno más?

R- Sí, el Embajador Pardo Cuerdo, nacido en Segovia y Embajador en Níger antes de que yo llegara a esa Embajada. Hoy, Pardo Cuerdo es Embajador en Misión Especial para Asuntos Migratorios. Pardo Cuerdo, que ingresó en el Cuerpo Diplomático en el año 1994 y yo, no somos los únicos funcionarios diplomáticos ligados a Segovia. Por nacimiento, por familia o, por ser un buen lugar donde disfrutar del descanso y las vacaciones, hay algunos diplomáticos unidos a esta provincia.

P- ¿Es fácil ejercer en una Embajada como la de Níger? Hay Embajadas por casi todo el mundo pero no todas son Londres o París. Hay algunas que están ubicadas en lugares…

R-Tenemos una red diplomática y consular muy extensa y, todos los puestos están cubiertos. Al final, todos los que ingresamos en La Carrera, tenemos la obligación de salir al extranjero en los cuatro primeros años desde nuestro ingreso. Nuestro sistema de provisión de puestos en el extranjero es conocido popularmente como “el bombo”, que no es más que una petición que hacemos de las vacantes que más nos apetecen y, la Junta de la Carrera Diplomática se reúne y asigna los distintos puestos en el exterior. El criterio que prima y tiene mayor peso es el de la antigüedad en el escalafón.

P- ¿Me han dicho que eres Diplomático desde los 25 años? Muy joven…

R-Sí. Estoy en mi tercer año. Soy de la LXXI Promoción de la Carrera Diplomática.

P- No estás arrepentido…

R-¡Para nada! Es mejor de lo que imaginaba cuando estaba opositando. Entonces, el contacto que tienes con los Diplomáticos es reducido salvo que se tenga familia en este mundo, se limita a los preparadores y poco más.

Cuando ingresas, descubres el amplio abanico que supone servir al Estado en la Carrera Diplomática. Desde dedicarse a la Cooperación para el Desarrollo, hasta los temas técnico-jurídicos de la Política Europea o, la vertiente más Consular: Acercar la Administración a los españoles que viven en el extranjero para que puedan realizar trámites de todo tipo y, si en un momento dado, lo que haces no te gusta, puedes cambiar.

Se puede mirar si hay otra vacante en otro puesto que interese más o sea diferente… Por poner un ejemplo, si estoy en Asunto Europeos pero, me interesa cambiarme a la Dirección General de Ibero América, observo si hay alguna vacante en el puesto que me interesa, lo solicito y… si, hay vacante, tras solicitarlo, hace una entrevista con los responsables del puesto al que se quiere ir y, si todo va bien… La Carrera, tanto dentro de España como fuera, ofrece un abanico inmenso de posibilidades. Te guste lo que te guste, es muy probable que lo encuentres siendo Diplomático.

P-Además del conocimiento técnico del mundo de la Administración, imagino que el protocolo y todo lo que este significa, es fundamental

R-Lo es. Soy de los que cree que el protocolo es básico. Es fácil observar como algunas “formas protocolarias se van perdiendo” y en La Carrera también hay gente que no lo valora de la misma manera pero, al ser miembros de este mundo, les hace conscientes de cuáles son las reglas del juego que han de seguir y respetar en función del ambiente en el que se encuentren.

P-¿Cuántas veces te preguntan qué es ser diplomático? ¿Cuántas veces tienes que contar estas cosas?

R-Muchas, si. Eso es bueno. La Carrera Diplomática antes era un mundo oscuro, en la sombra…

P-Muy elitista

R-Sí, algo muy elitista. Existía un cierto misterio alrededor porque nadie sabía cómo funcionaba… Lo que hay que dejar claro es que somos un Cuerpo de la Administración General de Estado como cualquier otro, qué nuestro proceso para acceder a la Carrera Diplomática es una oposición regulada como cualquier otra de nuestro subgrupo y por lo tanto, que el misterio sobre el acceso y el funcionamiento de la Carrera, han desaparecido,

Sigue quedando la creencia de que es muy elitista pero, hay que ir desterrando este mito y, hay que decir a la gente que “se puede ingresar en la carrera diplomática si uno está dispuesto a realizar el sacrificio que supone preparar una oposición tan dura como esta y reúne los requisitos para ingresar, no va a encontrar trabas ello, ni sociales, ni religiosas, ni por simpatías políticas o situación familiar… Si esas cosas existían, que yo no lo sé, ni lo he visto, eran cosas del pasado. Hoy, la carrera diplomática está abierta a todos los españoles en igualdad y, se adquiere por el principio de mérito y capacidad”.

P-Vuestro día a día es hablar, negociar… ¿Se requiere un carácter especial?

R- Los Diplomáticos ejercemos la representación del Estado, así como el estado actúa a través de nosotros. Para ejercer el principio fundamental, La Negociación, hay que tener una capacidad especial que puede ser innata o adquirida, por ello, La Escuela Diplomática nos ofrece cursos de todo tipo, permanentemente.

Cuanto más sociable seamos, mejor. Uno puede llegar a un lugar por distintos caminos pero dependerá de la negociación que esté llevando a cabo. Habrá negociaciones duras en las que habrá que mantener posiciones firmes, aunque flexibles pues, no se puede ir a una negociación con una posición establecida, entonces no vas a negociar, vas a imponer. Sí vas a negociar, vas a mover tu posición dentro de los límites que te permiten tus intereses.

P-Estás destinado en Níger ¿Cuál te gustaría que fuera tu próximo destino?

R-Me queda un año aún en Níger pero, después tendré que solicitar, según las vacantes que estén libres en el momento, aquellas que más se adapten a mi perfil o que más me gusten.

La Carrera Diplomática es muy larga y, por interés profesional y por ser países con los que tenemos una especial vinculación, ser destinado a un país iberoamericano es una experiencia única como Diplomático. En el ámbito Consular, la atención que se da en esos países, también es muy amplia y, por lo tanto, es muy gratificante estar destinado allí.

También existen puestos “multilaterales” en los que se defiende la política exterior que establece el Gobierno. Dentro de este grupo se encuentran ciertos organismos internacionales como la Representación Permanente de España ante la Unión Europea. A día de hoy es un puesto exigente e interesante y, a medida que van pasando los años, uno aspira a puestos con “mayor importancia política” para España.

Siguiendo con mis preferencias de destino, en España, estuve hace tiempo dentro de la Dirección General de Protocolo Cancillería y Órdenes. Me pareció muy didáctico y me gustaría volver pero, donde estoy ahora, Niger, El Sahel, se ha establecido como prioridad para el Gobierno. Es verdad que existen conflictos o intereses muy grandes en Mali, pero Niger no es ajeno a esta dinámica y nuestro Gobierno tiene claro que el Sahel es cada vez más influyente. Estoy en un lugar adecuado para empezar, es de las Embajadas “pequeñas”. En ella, veo cosas y acciones relevantes de nuestra política exterior y eso emociona por ser un reto para un Diplomático… es una Embajada muy interesante

P-Para terminar, ¿hay algún momento vivido en estos años que no puedes olvidar?

R-El momento en el que aprobé la oposición fue único y, el momento en el que SM mel Rey me entregó el despacho de Secretario de Embajada, tampoco lo olvidaré.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

4 Comments

  1. Yo al menos conozco a otro diplomático segoviano, D. Fernando Nogales Álvarez

    Post a Reply
  2. ….pero, pero, pero, esto es el lecturas , redacción? papel satinado mohoso. por favor me emocionaría más ver a calimocho de rey Melchor. Esto dejarlo para las cutres páginas del adelantado.

    Post a Reply
    • Cada día das más pena rufi…. No digo asco por aquello de la censura y tal. Que duro tiene que ser como tú. Pobres de tus dos hijos

      Post a Reply
    • Cuanta envidia se ve en tus palabras rufi..envidia y frustración…haber estudiado majo…

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *