web analytics

Fuentepelayo, en tierra peligrosa

La cosa recuerda a la vieja y algo rijosa película de Steven Seagal. El FBI manda al nota a un pueblo dejado de la mano de Dios donde un malvado minero deposita los residuos como quiere y cómo le da la gana. Hasta que llega Steven. Más sofisticado es el drama de Ibsen, Un enemigo del pueblo. Anticipándose casi un siglo a este tipo de dramas (se estrenó en 1888), Ibsen nos coloca en el centro de la escena al honesto Stockmann, el amable doctor de una apacible y próspera ciudad que vive de un balneario de aguas curativas. He aquí que Stockmann descubre que las aguas están intoxicadas por una bacteria, que hay que cerrar el balneario.

Pintada-Ordoñez

No se entiende muy bien lo que está pasando en Fuentepelayo. Bueno, sí se entiende, lo que no se entiende es qué hace la Guardia Civil. Desde que José Luis Ordóñez, militante de IU, se dijera “hasta aquí hemos llegado” e iniciado la especie de cruzada que ha derivado en la plataforma No más mierda, constan agresiones denunciadas a plataformeros, amenazas, intimidaciones, ruedas pinchadas, retrovisores cascados… y por último, una enorme pintada. ¿A qué espera la Guardia Civil? ¿A que alguien plante una cruz, le cale fuego y se paseé con un capuchón blanco por el pueblo?

Es cierto, es dudoso que Fuentepelayo tenga una intensa red de televigilancia. Está claro que no se puede inculpar a la gente sin pruebas. Pero es de sentido común pensar que en Fuentepelayo se han rebasado los límites. Que las investigaciones deben dar frutos ya. ¿Por qué las hay, no?

Todos los del pueblo señalan a los mismos dos sujetos. Dos tipos que a chulos no les gana nadie y que van intimidando a diestro y siniestro porque, claro, que uno defienda el derecho a respirar aire sano a expensas del derecho a ganar dinero del otro, ¿dónde se ha visto?

Alguna vez han llegado a la redacción escritos de vecinos de pueblos muy muy pequeños, diminutos, denunciando la impunidad con que el chulo del pueblo se toma la justicia por su mano. Siendo apenas aldeas, se entiende la dificultad de actuar ahí, ¿pero en Fuentepelayo? ¿Debe Ordóñez aguantar que un día le pinchen les ruedas, al otro le pongan una pintada y al que viene le zarandeen por la calle?

compostFuentepelayoClaro que en lo de Fuentpelayo la actuación de las administraciones le deja a uno ojiplático. Si no llega a ser porque un procurador de IU se plantó en medio del pueblo, llamó a la prensa, y el seguimiento que esta luego hizo de la cuestión (fenomenal trabajo al respecto de nuestro compañero de Cuellar7), y de que un centenar de vecinos decidieron arropar entonces la iniciativa, da la impresión de que lo mismo Ordóñez estaría ahora panza arriba flotando por la acequia.

Repasemos. Durante años la empresa en cuestión fue alquilando terrenos para verter ahí lo que se suponía eran deshechos de la planta de procesado de residuos. Es cierto, como dice el empresario en cuestión, que no solo es la planta lo que huele mal en Fuentepelayo. La concentración ganadera e industrial, los purines, convirtieron el hedor en parte del paisaje. Pero si la mitad de la mitad de lo que Ordoñez denunciaba es cierto -decenas y decenas de camiones al día, montones de despojos sin procesar campando al aire libre, nulo control de lixiviados- entonces no se entiende la inacción ni de la Junta, ni del Seprona, ni del ayuntamiento ni de Dios que lo fundó.

Recuerdo que según llegué a Segovia uno de mis primeros trabajos fue hacer el típico especial publicitario de la Feria del Ángel. Me sorprendió el talante emprendedor de Fuentepelayo, la existencia de una fuerte cohesión vecinal. También se apreciaba la problemática de los olores; en aquel entonces el ayuntamiento libraba un terca batalla administrativa por sacar del centro del pueblo las granjas. Pero la gente iba entrando en razón. Costaba, cuesta, pero la idea de que en el siglo XXI las cochineras ya no son un corralillo donde tienes al marrano que te comerás el año que viene, sino explotaciones altamente contaminantes, iba entrando.

sarrincortesfuentepelayoYo entiendo el resquemor de una parte del pueblo que vive del porcino a ponerse estrictos con la cosa del medio ambiente. Hacer las cosas como manda la UE es muy caro, no siempre hay pasta para tal, y con lo que las cárnicas pagan el kilo canal no se gana para disgustos. Entiendo que haya cierta predisposición a la manga ancha, incluso que haya cierta animadversión contra el que llega de fuera a “decirnos como lo tenemos que hacer”. Lo que no entiendo es la inacción administrativa en este caso. Y ya cuando se llega a la indefensión del denunciante, dan ganas de preguntar, ¿es que no es bastante el bonito espectáculo que han montado las administraciones hasta la fecha?

Y recuerdo como la Junta nos decía (antes de que IU llevara a las Cortes el tema) que “todo iba bien”. Las inspecciones “iban bien”, y que era una mera cuestión de hedores. Y el Seprona, que lo mismo. Y basta que la prensa tome fotos (cabezas de cordero, patas de animal y cientos de caramelos halls tirados por el suelo) y se monte el pollo, para, hale-hop, planta clausurada. Se calienta la cosa, y entonces, sí, inspecciones al canto y tres expedientes sancionadores, como anunciaba ayer el alcalde, Daniel López.

Venga, un mínimo de pundonor y acabemos ya con esta farsa.

Fotos. Arriba, Ordóñez ante la última intimidación registrada, una enorme pintada. En el centro, los “supuestos desechos”, fotos que Sarrión llevó a las Cortes en una PNL.

 

 

 

 

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

5 Comments

  1. No se preocupe don Luis que en dos días los flamantes ‘gabinetes-voceros-prensa’ institucionales nos soltarán una noticia de la detención de algún pardillo con tres plantas de marihuana o con el maletero del coche con cuatro baterías de una linterna y tres cables de una farola, en una redada con operativo-GEO. Hay cosas que son incomprensibles, con la de cañas de pescar que se incautan para no acabar con el ‘medioambiente’.

    Post a Reply
  2. Totalmente de acuerdo en todo…y que el delegado de la junta diga que el no puede hacer nada.. .

    Post a Reply
  3. Es curioso, porque antes que Ordoñez el suceso había sido repetidamente denunciado por otros vecinos del pueblo, y por Ecologistas en Acción hace años https://www.ecologistasenaccion.es/article19575.html
    https://segoviaaldia.es/not/13866/ecologistas-en-accion-denuncia-que-el-inadecuado-tratamiento-de-residuos-de-una-empresa-provoca-malos-olores-en-una-comarca-de-segovia

    Sin embargo, en este artículo pareciera que solo IU (cuatro años después y en plena campaña electoral) tuviera todos los derechos de autor. Ay! gajes mediáticos.
    Desde aquí aplaudo la valentía de NO+MIERDA compuesta por vecinos empoderados de todos los pueblos afectados

    Post a Reply
  4. Susana, ¿Le parece a usted mal que un procurador haya movido el asunto? Una organización como ecologistas, que hace una labor de denuncia impagable, llega dónde puede. No está mal que se de aire a nivel político en unas Cortes autonómicas al aunto. Nada cuestiona la valentía de los que se atreven a protestar (menos de los que debía de haber). No veo la relación con campañas electorales o idioteces de derechos de autor, salvo que se mire la cosa con mala baba. Todo suma en los casos medioambientales, lo malo es cuando entran en juego partidismos o personas con intereses zafios.

    Post a Reply
  5. Gracias por enriquecer este artículo con sus comentarios.

    Esta es una aclaración sobre un tema que se repite en algunos comentarios, y también mensajes que privadamente me han llegado, del mismo tenor. Básicamente se me viene a recordar que no solo IU se ha movilizado en el tema de Fuentepelayo. Soy bien consciente. Pero, francamente, ante un problemón como el de Fuentepelayo creo que es un error, y de los gordos, pensar que, oyes, saco un comunicado, me cuelgo una medallita, pregunto en las Cortes y asunto resuelto. Cabe preguntar a Ecologistas en Acción, al PSOE, y a otros, que sin duda han estado al cabo del asunto y presentado “denuncias públicas” ¿Ha servido para algo? ¿En serio pensamos que se resuelve un problema emitiendo comunicados?

    Matar los problemas a comunicados y PNL es muy propio no ya de la clase política, sino de supuestas organizaciones de defensa de esto y aquello. En el caso que nos ocupa, un pequeño grupo de vecinos, harto de no ser escuchado, organizó una acción de calle. Documento los abusos, armó una plataforma. Organizó visitas al lugar de vertidos, ruedas de prensa, etc… En otras palabras, hizo algo más que escribir tres líneas y lanzarlas por email. IU supo actuar en coordinación con este grupo, supo ponerse a su servicio, y no como es habitual, al revés. De este modo, al acurdir a las cortes, Sarrión contaba con un hecho, ya estaba puesta en pie una acción de protesta que GRACIAS a la plataforma, se había convertido en un incendio mediático. Contestara lo que contestara el consejero, Sarrión ya había ganado.

    En otros casos juegan al “yo lo vi primero”, que sí, me parece muy bien. Pero el carácter errático de las acusaciones, a menudo sectarias, les restan credibilidad. Es un error muy común pensar que las cosas empiezan con un comunicado. Hay que trabajar más la movilización de calle. Les pongo otro ejemplo, la salud de los ríos segovianos, un verdadero desastre. Hasta que no se articule un frente de activistas real (pescadores, ecologistas, municipios, etc…) no habrá una política general de comunicación que guíe por la senda mediática la reinvindicación.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *