web analytics

El presente no existe

FotoGomezBlogEs una frase llamativa, bastante ‘esloganizada’ (permítanme el palabro) que he escuchado en varias ocasiones a estos tipos que aparecenen nuestra vida a modo de gurú espiritual, de exégetas de unos supuestos renglones torcidos que es -en buena medida y a fin de cuentas- nuestra andadura habitual, nuestro día a día. No me hagan mucho caso, pero ahora los definen como coaching, asesores y otros conceptos similares, todos ellos apuntalados con un Don muy grande delante del nombre, con algún título o cargo de relieve y engolando la voz, con el fin de cobrar unas buenas cantidades por unos consejos que…por otro lado, todos tenemos en mente. Mi abuela, si siguiera entre nosotros, los llamaría, simplemente, charlatanes. Pero mira por donde me va a servir una frase de estas para  enfocar, plenos de optimismo, esta columna. Vaya por delante los saludos de quien firma, que espera robarles todas las semanas un par de minutos de su (lo sé, lo sé) valioso tiempo para comentar la actualidad deportiva de nuestra Segovia. A ver si les gusta…

Pero es que el presente no existe. Al menos, si tomamos literalmente lo que está pasando en nuestro país, donde la transposición al deporte de las políticas que nos gobiernan nos sitúa en‘el lado más salvaje de vida’; nos muestra un rostro realmente feroz en forma de recortes, de apreturas, ajustes, de extinciones de empleo y otras medidas similares que nos llegan de  los ecos europeos y que aquí, por alguna terrible condena del pasado que no alcanzo a imaginar, nos están aplicando con la mano más dura posible; echándonos en cara  no se bien qué fiestas faraónicas del pasado en las que no participé, desde luego. Yo lo juro, ni por mí ni por mis compañeros hemos llegado a esto, eh? Y nos jalean para pensar en un futuro mejor, en una especia de convalecencia purgativa que nos llevará de nuevo al bienestar, como si el bienestar se pudiera improvisar de un año para otro, como si la despensa social se llenara en el super.

Pero claro, hemos de pensar en el futuro porque presente, hablando con propiedad, sinceridad y sin nostalgia, en lo que respecta al deporte, no tenemos. Cierren los ojos, imaginen una casa desvalijada y casi deshabitada… pues eso es lo que nos ha quedado… esperen, esperen un poco para abrir los ojos.

Author: Opinion

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *