web analytics

Condenado un toxicómano de La Granja a 5 años por asestar un navajazo en el cuello

Edificios de Los Alijares, donde se originó el suceso.

La Audiencia Provincial de Segovia ha impuesto una pena de cinco años de cárcel a un toxicómano del Real Sitio de San Ildefonso por un delito de homicidio en grado de tentativa, aplicándosele el atenuante de «toxicomanía de larga duración».

Los hechos se remontan al 1 de agosto de 2017, cuando estando la víctima, D.C, de 38 años, junto a un grupo de personas en la calle Travesía de la Reina, en los bloques municipales de los Alijares, le salió al paso el acusado, de 36 años y que tras abrir una navaja la emprendió contra la víctima sin mediar palabra alguna asestándole un fuerte navajazo en el cuello, así como en el brazo izquierdo y la cabeza. El agredido lo único que pudo hacer fue sujetar el brazo del agresor, momento en el que fue mordido en los dedos, según refleja la sentencia.

A consecuencia de los hechos, la víctima, sufrió herida de tres centímetros por debajo de la mandíbula (considerada por los forenses de «alta peligrosidad») y que requirió 14 puntos de sutura, varias heridas cortantes en los brazos y mordeduras en dos dedos, padeciendo por ello secuelas motoras y sensivomotoras.

Navaja de cortar setas

En la sentencia el juez deja claro que la autoría de las heridas no está en cuestión, fue el condenado el que agredió navaja en mano a D.C, lo que está en cuestión es los motivos. Según el condenado, este acudió al lugar requerido por un amigo, que había tenido un problema con la víctima y que fue esta la que, sin mediar provocación, empezó a golpear a Blas hasta dejarle reducido de rodillas y agarrado por el cuello. Según la versión del condenado, llevado por el pánico recordó portar una navaja de cortar setas que sacó a la exclusiva intención de repeler la agresión sin intención de atentar contra la vida de Gabriel.

Pero el juez no da credibilidad a la versión. Entre los numerosos testimonios llamados a testificar ninguno corroboró que hubiera «actitud dominante» del agredido respecto al agresor, todo lo más se cita un testigo que tras verlos hablar los describe enganchados en el suelo, mutuamente agarrados del cuello, que encaja con la descripción dada por el resto de testigos, en tanto otros sí vieron la navaja en manos del condenado.

A partir de los informes forenses, el juez aprecia que la herida ocasionada, cerca de la carótida y realizada con una navaja de cortar setas, en zona de alto riesgo para la vida, bien pudiera haber acabado con la vida del agredido, «de lo que pudo pasar, lo que pasó fue lo mejor», explica el juez, por lo que considera que hubo «dolo eventual» y por tanto, delito de homicidio en grado de tentativa, tal como reclamara el fiscal. El juez considera que no se cumplen los requisitos de «legítima defensa» esgrimidos por el abogado del condenado, pero sí aplica el eximente de que se trata de un toxicómano de larga duración, con alteraciones de comportamiento en el pasado vinculadas al consumo de tóxicos, con posible trastorno de personalidad de inestabilidad emocional de tipo impulsivo.

La sentencia no es firme. A la pena de cinco años de cárcel, se añade una indemnización de 620 euros por lesiones y 15.000€ por secuelas, así como el pago de las costas, incluidas las de la acusación particular.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Hemos creado un barrio de gente poco solidaria, por poner un apellido suave.
    A los vecinos de siempre, les tienen asustados, no colaboran en las obligaciones de comunidad y son continúans las peleas y los pequeños hurtos y trapicheos.

    Post a Reply
    • José vaya payasada, esta bien para wasapear con tu gente , no para debatir sobre un tema periodístico, o un artículo.

      Post a Reply
      • Lo que es una payasada es tener elecciones cada cuatro días con todo lo que eso conlleva.

        Si los jefes de filas de los partidos políticos españoles no son capaces de llegar a un acuerdo una y otra vez pues por mi parte les digo a todos ellos lo que dice el muñecote que protagoniza tan elaborado audiovisual. En cristiano: con mi voto que no cuente ninguno.

        Por cierto Juan, creo que el comentario se te ha ido a un hilo equivocado.

        El 10-N un servidor no pisará el colegio electoral de turno. Me iré a echar una meada al monte en vez de perder el tiempo.

        Saludos cordiales.

        Post a Reply
        • Error. Pise usted el colegio electoral, aunque sea para demostrarles que está ahí (con la papeleta que quiera, aunque sea en blanco) pero no les haga pensar que le da lo mismo lo que hagan o que le parece bien lo que hacen (todo lo contrario a lo que usted piensa).

          Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *