web analytics

Con décadas de retraso, Segovia generaliza la epidural en los partos

HospitalGeneral¡Albricias! Ya se pueden parir hijos en Segovia fuera del horario laboral.

Tras varios años de gestiones la Junta, finalmente, ha reestructurado el servicio de anestesistas en el complejo hospitalario de Segovia. Conclusión, la falta de personal ya no será excusa para negarse a prescribir epidural en el paritorio segoviano.

Y es que a pesar de la existencia de varias decenas de chiringuitos feministas en Segovia, de mucho plan para la igualdad, mujeres transformadoras de la tierra y sus maravillas, lo cierto es que en pleno siglo XXI las parturientas segovianas eran una sonada discriminación en lo que a parir concierne; el 43% recibían epidural en sus partos, un porcentaje digno de país subdesarrollado.

Un escándalo. “En la mayoría de las autonomías que conozco, la epidural se distribuye de manera sistemática, salvo que existan contraindicaciones o que la madre la rechace. El porcentaje de partos sin epidural es del 1 o del 2% en mi hospital. Es más, nuestro protocolo indica que en los hospitales donde no existe plantilla suficiente para garantizar ese servicio simplemente no se aceptan partos y se derivan a hospitales mayores”, eso me explicaba un amigo médico justamente hace un año, cuando Acueducto2 recogió las reinvindicaciones del Colegio de Médicos de Segovia, poniendo en evidencia la calamitosa situación.

Javier López Escóbar, delegado territorial de la Junta, informaba que a partir de 1 de marzo el servicio de anestesia del hospital segoviana se reestructura. Habrá un anestesista de guardia presencial siempre y en todo momento, frente al anestesista “en guardia localizada”, y que era la verdadera causa de la infra dispensación de epidural en los partos.

Que esta es otra. Quienes hayan pasado por el trance de tener al hijo en Segovia en día festivo o fuera del horario laboral estandar (de 8 a 15 horas), se las veían con excusas patéticas a la hora de pedir algo tan básico como epidural para la madre. “Piénsalo bien, a veces con la epidural el parto se alarga”, “lo mejor es parir sin epidural, pues se han dado casos de bebés que se duermen y se mueren”… Zarandajas, dichas por una enfermera roja de vergüenza, las he oíodo yo ¿Ustedes se creen?

Pues no, como todo el mundo sabía ya en Segovia, la cuestión es que los anestesistas en “guardia localizada” consideraban que los partos no eran propiamente urgencias salvo que la cosa viniera mal dada, pues sabido es que la madre naturaleza, desde tiempos de nuestra madre Eva, prescribe a las pobres mujeres el “parirás a tus hijos con dolor”, y las tradiciones son las tradiciones. Los anestesistas revindicaban que se transformara en guardias presenciales las guardias localizadas. Por su parte, la gerencia hospitalaria, como sea que aplica el sistema de guardias localizadas en varios departamentos (en este caso sin mayores problemas), se había encastillado en no pasar por el aro y no hacer una excepción con los anestesistas. Y entre unas cosas y otras…

“Para nosotros, esto era ya un tema máximamente prioritario”, explicaba López Escobar. A partir de marzo, y fuera del horario estándar, habrá un anestesista de guardia permanente. “Entendemos que en circunstancias normales es suficiente para atender la demanda que hubiera”.

La epidural empezó a aplicarse en los partos allá por 1947.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *