web analytics

¿A quién votar?

Dirán lo que digan los anuncios pero se vota lo menos malo. Lo que huele menos mal. O por interés personal directo. O al que tiene la mano más débil para darte el hostiazo. Lo mejor es enemigo de lo bueno.

PabloIglesiasDestacadaEmpiezo por Podemos. Desde los medios pro-PSOE y desde los medios pro-PP (lo que no deja de ser curioso) a los morados se les hincha a titulares sectarios, torticeros y sesgados. Se les teme por la retórica radical que destilan. Por las pintas. Porque amenazan al statu-quo bipartidista PP-PSOE. Sin embargo, para muchos votantes, la fortaleza de Podemos está ahí, en su capacidad de transmitir veracidad en la posibilidad de un cambio. Porque viéndoles, el statu-quo tiembla.

La debilidad es la de siempre. En mi opinión la política es un ejercicio de cuadrar ingresos y gastos. Y actualmente España carece de la capacidad generadora de ingresos para financiar ni la décima parte de las políticas de emergencia social que pretenden. No solo eso sino que peor. Ni hay ni habrá ingresos para soportar el gasto actual. De manera que ese conglomerado heteróclito que es Podemos camina recto a la guerra interna y frustración generacional. Fustración redirigida a lo simbólico con la consecuente división social. Dicho esto Podemos tiene una gran superfortaleza. Tienen todo el derecho del mundo a emprender ese camino hacia la frustración. Un camino circular y que apunta a terreno pantanoso, cierto, pero serán ellos los que lo recorran, una nueva generación no pastoreada por cinicos millonarios setentones.

sanchezlagranja2015El PSOE es un partido centrado, con experiencia contrastada de gobierno (malo, bueno y muy bueno, que de todo ha habido) y que hace bandera de algo querido por todos, la preservación del estado del bienestar. La parte mala es su intemperada querencia a la expansión del gasto. A generar institutos municipales de esto y lo otro, servicios públicos de todo tipo (útiles o inútiles, y las más de las veces redundantes)… No solo desconocen la palabra austeridad sino que son verdaderas máquinas de tirar al alza la presión fiscal. Con alguna que otra excepción, los ayuntamientos que gobiernan encabezan los ránkings impositivos. Ciertamente están manchados por la corrupción pero, comparados al PP, son salpicaduras locales (con la excepción del caso EREs de Andalucía). Tienen la gran ventaja de estar sólidamente instalados en el centro político. Pero la gran desventaja de una fuerte división interna y de una política económica que, al menos en tiempos de ZP, rebasaba en liberalismo a la del PP, lo que obligaba a poner el foco en las ya aludidas causas simbólicas para activar batallas culturales de posicionamiento del electorado. En esto último se han visto claramente superados por la izquierda. Y de aquellos polvos…

riveradestacadaCiudadanos tiene como fortalezas una posición centrada, un buen y mediático líder, y un claro compromiso por el regeneracionismo. Su flaqueza es que ha crecido muy deprisa con gente que llega a la política con una mirada que pone “¿dónde está el dinero?” (también, con probos e idealistas currantes, que conste, pero de estos, como de los otros, los hay en todos lados). Ahora, personalmente me preocupa el vacío ideológico, no les distingo del ala más radical del PP. En Cataluña, por ejemplo, se sitúan en el lado más inmovilista y Rivera defiende un discurso extremadamente neo-con, infantil. Su acción de gobierno allá donde suman mayoría ya sea con PSOE o PP es un tanto decepcionante. ¿Dónde está la transparencia? ¿Dónde la austeridad institucional? Esto me preocupa. Si quieres ser un partido especial, hay que marcar diferencias.

El PP tiene fama de partido austero en la gestión. A diferencia del PSOE, no es comparativamente invasivo en la ocupación de lo funcionarial y tiene un “ala izquierda” reactiva ante los fracasos en la externalización del sector público sanitario y educativo (la gran milonga del liberalismo). Su compromiso con la “ley, orden y unidad de España”, tan del gusto de su electorado, es claro. En los municipios donde gobiernan el IBI crece menos que en los de la competencia.

La cruz, y menuda cruz, es la corrupción. En el PP la corrupción ha sido sistémica. Durante décadas, la capilaridad poder político / poder económico se ha convertido en un trasvase consentido y a la vista. A diferencia del PSOE, no son dados a generar empresas públicas con un ánimo clientelar, pero siempre se les podrá reprochar que sí esto es así es porque el gran reparto clientelista se hacía en la trastienda y a espaldas del fisco.

Rajoy2015En su descargo hay que decir que han dejado actuar a la justicia, librándonos de los bochornosos asaltos a lo Rubalcaba, con los GEO cortando calles y siempre en sedes peperas estratégicamente elegidas en campaña electoral y a la hora del telediario. En este sentido en el PP no han jugado sucio. Pero claro, no han sido sectarios a sabiendas que solo hay 6 jueces 6 en la Audiencia Nacional dedicados a la corrupción. Y encima limitados de recursos y enfrentados a corporaciones con poder y sin problemas de bolsa. Podría decirse que el PP ha dejado actuar a jueces y fiscales, sí, pero sin ni siquiera renovarles el pico y la pala de que disponen para excavar en pos de los delincuentes, mientras de la otra parte hay maquinaria pesada y dinamiteros los que quieras para abrir boquetes y salir pitando.

Compárese esta situación con, por ejemplo, la represión del tráfico de drogas. En cada audiencia hay un juez especializado, policías y guardia civiles cuentan con departamentos específicos propios, una razonable red de medios para combatir mafietas que no le llegan al Granados ni a la punta del pie. Digo yo que si todo ese esfuerzo sirve a las veces de arrestar moros con droga en el recto, que en cuatro años no se emprenda nada parecido en lo tocante a la corrupción es toda una declaración de principios.

Así está la cosa. Hagan sus propios análisis y no dejen de compartir la porra del cochinillo. ¡Una cena en Cándido les está esperando!

 


EstampasdeAldeaPostFinal

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

3 Comments

  1. Análisis: Harto de corrupción y tejemanejes. Con la pinza en la nariz: a romper el statu quo y que salga el sol por Antequera. Una opinión (o un voto), nada más.

    Post a Reply
    • O sea,….. que vas a votar a los podemitas.
      Como se nota que tienes el riñón bien cubierto, y que te da igual por donde salga el sol,……. si es que sale, claro.

      Post a Reply
      • Seguirá saliendo por el Este, no se preocupe Juan 😉

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *