web analytics

La Granja abona 533.000€ a la contrata de jardines por pagos pendientes desde 2014

Pleno en el Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso, el 4 de febrero, que tuvo como principal sustancia el pago a proveedores, y especialmente a la anterior contrata de mantenimiento de jardines, Althenia. El pleno empezó dando cuenta el alcalde, José Luis Vázquez, de la entrega al pueblo de la llave de la ciudad de Marinha Grande, tras la reciente visita institucional del consistorio a la localidad portuguesa. También se dio la bienvenida a la nueva interventora interina, Cristina Mogalo, deseándola toda clase de parabienes y suerte.

Vázquez muestra las llaves de la ciudad de Marinha Grande, al inicio del pleno.

Que falta hará. En octubre de 2017, la multinacional de jardinería urbana Althenia renunciaba al contrato por el cual había prestado los servicios de jardinería al municipio durante once años. La razón es que, escudándose en su situación económica, el consistorio llevaba tres años sin pagar ni un duro a la contrata. Extinguido el contrato a petición de una de las partes, quedaba negociar el pago de lo pendiente, que Vázquez cifraba en 200.000€ y la empresa en 587.000. La considerable diferencia está en facturas que el consistorio consideraba atribuibles al contrato y la empresa en “extras” a mayores. Al final ha tocado pagar 455.000€ más los intereses de demora, total 533.000€. Intereses que, tal como le afeaba a Vázquez el PP y el resto de partidos de la oposición, se hubieran podido ahorrar con una gestión más atinada.

Como suele hacer, Vázquez se empeñó en ver la cara positiva, como que con el pago “se dignifica” al municipio y se acorta el periodo de morosidad que arrastra el Ayuntamiento, manifestando su “esperanza” de que por algún rasgo de caridad Althenia se apreste a renunciar a los intereses de demora, recordadno Vázquez los varios millones que el ayuntamiento ha pagado a la empresa. Largas caras de escepticismo en la oposición, con Juan Carlos Gómez, del PP, preguntándose que entenderá el alcalde por “dignificar”, al tiempo que el no adscrito Ricardo Hernanz recordaba que pagar lo pendiente no se hace “para maquillar el periodo de pago a proveedores, pagar por un servicio es una obligación que se contrae, y primero que nada con los trabajadores, a los que Althenia estuvo pagando religiosamente cada final de mes”.

Fuego en el polígono Buenos Aires de Valsaín, 2017.

Y es que si quieres un servicio de calidad lo primero será pagar cuando toca. De otro modo pasa con la contrata del agua, Aquona, que reclama al ayuntamiento unos 150.000€ a mayores de la tasa que ya cobra a los vecinos (el servicio está privatizado) por la prestación del servicio. Esta vez son “servicios fuera de contrato” o supuestamente fuera de contrato, pues algunos conceptos son tan ruines, y allí coincidieron gobierno y oposición, como las horas que facturó la  multinacional catalana por asistir a los bomberos en el incendio del polígono Buenos Aires de 2017, con el agravante, como explicó Vázquez, que a la hora de la verdad hubo serios problemas para que la empresa que teóricamente vela por el mantenimiento de la red cumpliera con su parte, que no es otra que abrir la llave de paso para que los bomberos tengan con qué apagar y la red esté lo suficientemente mantenida como para que salga agua al final de la manguera. Que no siempre pasó.

Ciertamente, Aquona ha ganado muchos enteros para adjudicarse el título de Empresa Cutre del Año. Más si cabe porque de los 150.000€ facturados “por extras” la nueva interventora ha devuelto 55.000€, que el ayuntamiento considera que son servicios -como el citado de asistencia para apagar un incendio- incluidos en la contrata. Y aún faltan 100.000€ por depurar.

Es un trabajo correoso de la intervención -de ahí lo de desearle suerte a la interventora-, pues hay que cotejar facturas antiguas para valorar si entran o no en el contrato. Y cuando como pasa en La Granja los retrasos en el pago son de años ocurre que se desdoblan facturas, tal entró en la de 2016, pero se suplió por otra en 2018… De hecho, en el pleno se consignaron 40.000€ en facturas improcedentes que se dan de baja. Un pequeño alivio contable. Harán falta muchos alivios para pagar los 533.000 de Althenia… y lo que queda…

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

3 Comentario

  1. Qué se cambie a Aquona y vuelva la gestión del agua a ser municipal. O en todo caso se conceda a una empresa castellana.

    Que Aquona quiera cobrar su asistencia al incendio de Valsaín es de vergüenza.
    Jose Luis toma nota de ello.

    Post a Reply
  2. Correcto, municipalicemos el servicio, que nos pintará mejor y más barato

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *