web analytics

Frontera o Refugio

Acueducto2 se complace incorporar como colaborador a Eduardo Calvo, Diputado de Ciudadanos por Segovia. En su blog Frontera o Refugio abordará cuestiones políticas, culturales, lo que se le ocurra. Además de su relevancia política, Eduardo Calvo acumula de una importante bibliografía. Poemarios, ensayos, novelas… Madrileño (1949) y desde este verano residente en Segovia, Ha sido profesor de sociología de la Universidad Complutense, y desde los años 80 director del Instituto Cervantes en sus centros de Argel, Orán, Cairo, Beirut, Manila, Alejandría y Tánger. Todo un corremundos que ha fijado en Segovia su definitivo -eso dice- lugar en el mundo. Bienvenido. Segovia Frontera o Refugio se suma a los blog de análisis de Fernando Sanjosé, Luis Besa, de la sierra o de la historia de Segovia, Juan Pedro Velasco, de política, con Natalia del Barrio (a Juan Luis Gordo lo tenemos de excedencia, con la idea de que vuelva tan pronto lo desee). cinegética, Javier García Herrero o sociedad y cultura, Pilar de Miguel.

 

 

Vine a Segovia de niño, con mi padre, un verano de cielos claros y noches abrigadas. Visitamos La Granja, Valsain, La Boca del Asno. De regreso desayunamos huevos fritos en el monasterio de Santa Maria de El Paular. Al poco repetí con mis tíos; se dedicaban al cine, eran maquilladores, eso les confería un toque peculiar, práctico y epicúreo. Vinimos a lo que vinimos: a ver el Acueducto, a comer cochinillo. Ya por mi cuenta, me llegué hasta Sepúlveda con unos amigos de la universidad, compartimos un cordero.

Como ven yo era un madrileño cabal; lo sacas de su territorio y Segovia es lo más lejos que se atreve. Luego mi vida dio unas cuantas vueltas. He pasado cinco años entre Argel y Orán, cuatro en Beirut, cinco en El Cairo, dos en Tánger, uno y medio en Manila. He pasado por esos lugares, no he vivido. Independientemente de los amigos y recuerdos que ganase sabía que no me quedaría. Ahora vivo en Segovia y viviré en Segovia. Es probable que muera en Segovia; es seguro que me enterrarán aquí y espero que blanda me sea la tierra segoviana. Para llegar a esto me convenció mi mujer. Mientras yo andaba ocupado con reuniones anuales debidas a mi trabajo anterior, en el Instituto Cervantes, mi hermano y mis primos, muy madrileños ellos, pasearon a mi esposa por Segovia. Por fin nos aventuramos ella y yo, solos. Decidimos que, al volver a España era este nuestro lugar en España.Tras los fregados de Argel , Beirut y El Cairo, los agobios de Manila, la mutación del antiguo Madrid de mi juventud, cuando era un pueblo grande, al cabo de todo eso, la idea de Segovia como refugio cobraba sentido. Un refugio de invierno para el invierno de una vida. Lo de frontera tiene su explicación. Lo dejamos para otro momento, se me acaba el espacio.

La semana próxima, sin falta.

Author: Eduardo Calvo

Eduardo Calvo es diputado de Ciudadanos por Segovia en el Congreso de los Diputados.

Share This Post On

5 Comments

  1. Solo verle se le ve como una buena persona y al parecer también culta pero en política hay que tener empaque y de vez en cuando mala …., . De momento , está como diputado desaparecido para Segovia hay que ser más reivindicativo

    Post a Reply
  2. Tan segoviano como Maroto.

    Post a Reply
  3. Y para decir que lo único que sabe de Segovia es comer cochinillo y ver el acueducto tanto rollo?? Esa es la imagen que tiene dexsegovia?? Entre este y la pelofanta poco o nada van a hacer por Segovia…

    Post a Reply
  4. Penoso relato de ficción.
    Por favor, que vuelva Juan Luis Gordo!!!!

    Post a Reply
  5. No os cebéis con él, vecinos segovian@s.

    Démosle tiempo…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *