web analytics

Entrevista al Rey Melchor

Poco tiempo antes de que comience la Cabalgata de recibimiento a Sus Majestades los Reyes Magos, camino por los pasillos del Alcázar de Segovia en busca de alguien que me cuente como ha sido el año, el viaje de regreso y como se plantea el futuro… para quienes desde hace siglos marcan la ilusión de todos pero, principalmente de los más pequeños. Por aquellos serpenteantes pasillos, con el único sonido de mis pasos, al girar tras una esquina, aparece ante mí un hombre, ricamente vestido, con su pelo y barba canoso…quien también sobresaltado me da las buenas tardes…

Rey Melchor: Hola, soy Melchor ¿Puedo ayudarte?

– Creo que sí pero…

RM: No te preocupes, ahora, con los preparativos de la Cabalgata todo se ha complicado por aquí pero, si te puedo ayudar…

– Yo quería saber cómo se estaba preparando todo

RM: Pues ya ves… tras esa puerta, el vestuario y, tras esa otra, el maquillaje. Las carrozas están fuera…

– ¿Una vez más en Segovia?

RM:: Sí, son ya muchos años, siglos…

-¿Nervioso?

RM: Un poco… siempre impresiona…

-Ya que tengo la oportunidad, cuénteme alguna de sus experiencias… si tiene tiempo, claro.

RM: De momento sí, o al menos eso parece… Lo que más me gusta cuando subo a la carroza y comienzo a recorrer Segovia es, la sensación que percibo, la cantidad de caras que ves, todas con la misma ilusión, la ilusión de la fantasía que se personifica en ti, en el Rey Mago…Y eso impresiona.

La cantidad de niños, de padres, como se emocionan los abuelos, los familiares… es tan profundo que te transmiten esa ilusión… Cuando te llaman ¡Melchor! ¡Melchor!… Te pone los vellos de punta. A pesar de que lo repetimos todos los años… Es algo que me sigue emocionando…

Luego, cuando pasan los niños por el estrado colocado en la Plaza del Azoguejo, tenemos momentos de todo tipo porque, en algunos casos lo llegas a pasar mal. Recuerdo que en una ocasión, hace un par de años, subió un niño que, o sus padres estaban separados o en vías de estarlo y, lo que el niño me pidió fue que no se separaran sus padres. Imagina el aprieto en el que me vi. Porque claro… Eso no se lo puedes traer…

-Además, ¿Qué le dices en ese casos?

RM: Pues utilizas una salida rápida… y juegas un poco con la ilusión… y, ya está, no puedes hacer otra cosa. Otras veces suben críos mozalbetes, ya más mayores, que en algunas ocasiones tienes que pararles los pies… De hecho recuerdo que uno de estos niños más mayores, hace dos años en el Alcázar, un niño pidió a Gaspar que si podía tirar de su barba. Mi compañero le dijo que sí, podía hacerlo pero suave… Y al Rey Baltasar uno le hizo levantarse el vestido para ver si los brazos, realmente eran negros… Pero estos son niños con mala intención y con edades complicadas.

-¿Cual consideras que es el momento más emocionante de la Cabalgata? ¿El principio en el Alcázar que es tan vistoso, el recorrido o, la recepción a los niños junto al Acueducto?

RM: Desde el punto de vista de público, desde luego el Alcázar, por lo creíble, por su fantasía… Los Reyes Magos salen del Castillo… pero, el lugar tiene sus limitaciones y… La subida por el Casco Antiguo, también es muy bonita. La primera parte te suben en andas y es un momento muy cercano, el público que te está viendo en la Calle Daoíz o Marqués del Arco, disfrutan de los Reyes porque los ven muy cercanos, a una altura muy parecida al público pero, cuando pasas a la Carroza, la entrada en la Plaza Mayor o, la entrada en la Plaza del Azoguejo… Dar la curva de la Calle de San Juan y ver esa masa de gente… aclamando a los Reyes Magos… Son momentos únicos. Otra anécdota, La Carroza que diseñó Carlos Muñoz de Pablos, que es de metacrilato, la que lleva Gaspar… El año que estrenamos esas carrozas, yo iba en ella y al ser de metacrilato, con los ropajes que llevas, resbalaba… En la Calle de San Juan, casi me fui abajo porque me pudo la emoción, me puse de pie y, casi me caigo de la carroza… ¡Fue impresionante!

-Debe ser emocionante ver la emoción de niños, padres y abuelos… Los niños tienen la capacidad de emocionar a todos los que están a su alrededor…

RM: También tienen poder de convocatoria porque un amigo mío de Segovia, al que he conocido a través de los años, Javier Román se llama, me ha dicho que la Cabalgata es la actividad que más gente concentra a lo largo del año en esta ciudad… ¡Qué bien!

-Ya en el Azoguejo tiene que haber de todo, desde el niño que ante los Reyes se queda pasmado y es incapaz de hablar y, el que comienza y no para…

RM: Sí, hay niños que pasan por la alfombra y ni siquiera se acercan porque van con un susto de muerte y, desde lejos dicen adiós, nuestros ayudantes les dan el cucurucho de chuches y… Se van y otros que, los sientas en la rodillas, comienzan a hablar y, no paran. En algunos casos te tienen que decir los de la organización… “Oye, otro niño que vamos tarde…”, aunque te encuentres a gusto charlando con ellos. Yo siempre aconsejo esto a todo mi séquito, deben entrar en el papel. Estamos jugando con la ilusión de los niños y, eso es muy importante… Hay que mantenerla.

-¿Que preguntas a los niños?

RM: Su nombre, sus años, su colegio… Depende, hay niños que directamente te dicen lo que quieren que les regales… Pero, si no, les pregunto si han sido buenos… y, el mensaje que les doy siempre es que deben ser buenos, que respeten a todas las personas… Y que no pierdan nuca esta ilusión, aunque se hagan mayores. Un mensaje educativo.

-Para terminar, ¿Qué pide Melchor en su carta?

RM: Yo pediría uno de los tópicos que todos pedimos, “Salud, dinero y amor” pero, más que eso, que de alguna manera, los políticos que tenemos, llegaran a entenderse y, entre todos, implicándonos todos, pudiéramos conseguir una sociedad más tolerante y respetuosa, en la que ningún niño careciera de lo necesario…

-¡Ojalá!

Quedaba mucho por contar pero, uno de sus Pajes vino corriendo y le dijo: “Señor, le llaman para el maquillaje”. Entonces, se despidió con la misma amabilidad y, comencé a desandar el camino… ¡Feliz Día de Reyes!

 

 

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

2 Comentario

  1. Un aplauso para esta periodista por su excelente trabajo. Conseguir entrevistar al Rey Melchor antes de la Cabalgata, lo merece!!!!! Feliz día de Reyes para todos :niñas@os,mayores!!

    Post a Reply
  2. Nunca perdamos la ilusión.
    Gracias a todos los que lo hacen posible.
    Feliz día de Reyes.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *