web analytics

Dyc, 60 cumpleaños entre «influencers» y con vistas a América

Tiene 60 años pero no hay atisbos de jubilación, es el Whisky Dyc, que tal día como hoy de 1959 salía a los mercados de las destilerías de Palazuelos de Eresma. Y para celebrarlo, Beam Suntory, el grupo propietario de la marca de licor más bebida de España, se trajo a Segovia a medio centenar de periodistas. Son los que se encargan de las secciones de «Style&life» de las principales cabeceras, webs de ocio, «influencers», en suma, lo que antaño se daba en llamar, «prescriptores».

Para la ocasión hubo paseos en globo con padrino de lujo, Pedro Delgado. Un recorrido por el mercado comentado por el chef segoviano Rubén Arnanz, y paseo fotográfico con maestro de excepción, Eugenio Recuenco. Finalizado «las experiencias», visita por la destilería y cóctel de celebración, brindando por los próximos 60.

Recuenco, De la Torre, Arnanz y Delgado, padrinos del Dyc 15. Abajo, cata de periodistas en las destilerías del Molino del Arco.

Que pintan bien y más nos vale. Entre Palazuelos y Hontoria Dyc dispone 220 trabajadores. Más del 60% de la producción se destina al whisky, el resto a la ginebra Larios y una creciente línea de provisión de malta para otras licorerías del grupo. «Y es que la malta que producimos es de mucha calidad», explica el director de marketing Marcos de la Torre. Cebada de primera, agua pura del Eresma y 60 años destilando Know how, que permite sacar al mercado whiskies de la máxima calidad (especialmente en lo tocante a la relación con el precio), los de 8 y 10 años y, para 2019, una exclusiva tirada de 12.000 botellas de quince años.

Y es así. Suntory, un gigante del sector, tiene en cartera una veintena de whiskies, no pocos de ellos malteados con lo que sale de Palazuelos. Y a pesar del plus, el Dyc sigue asociado a licorería de batalla (y nadie se queja, no en vano, ser el Rey del Cubata en España es un filón por el que otros matan), lo que estigmatiza a la marca para el consumo delicatessen de su magnífico whsky 8 años, y el 100% malta de 10 (y ahora el de 15, con una segoviana botella decorada con esgrafiados). Especialmente de cara al mercado on-line y el exterior, que es donde tiene puesta la mira de crecimiento la empresa.

De la Torre lo explica a partir de la historia misma del Dyc. Cuando Nicomedes García lo lanzó endulzando a posta la sequedad tradicional del whisky para asimilarlo al entonces licor imperante, el anís,  la importación de bebida extranjera estaba gravada por los aranceles. Traer whisky a un mercado residual y pobre como España no era negocio para las grandes marcas. Lo que permitió una brutal expansión del «segoviano». La bebida del desarrollismo.

Pasan los años. Dyc se convierte en una de las mejores licoreras del mundo, pero la etiqueta pesa y dificulta la penetración en el mercado de gama alta. Hace tres años se lanza «Celebremos lo que somos«, el eslogan que sustituye al legendario «sin complejos». Botellas personalizadas para fiestas, reetiquetado primando la elegancia y a la vez lo autóctono,  a la búsqueda de un guiño emocional con el consumidor patrio, a golpe de calidad a buen precio. La idea es que el Dyc es fashion, mola… Se puede usar en sofisticados combinados, en gastronomía. De ahí la presencia de los influencers. Avanzar en un reposicionamiento de marca que facilite las ventas on-line y abra mercados exteriores, especialmente en Latinoamerica, que es la apuesta de Suntory para este icono segoviano. Salud y suerte.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *