web analytics

Cartelera Segovia: 12 Valientes

En los días previos al 11S la administración Bush inició operaciones encubiertas para tumbar al régimen talibán de Afganistán, que se negaba a entregar a Osama Bin Laden. El atentado de las Torres Gemelas obligó a acelerar el operativo y paramilitares de la CIA evaluaron a los “señores de la guerra” mínimamente fiables para llevar el peso de la ofensiva. Se consideraba que una invasión a lo ruso estaba condenada al fracaso y que lo mejor era aliarse con una facción local para erradicar a los talibanes tras diez años de Sharia, a sabiendas que, en cualquier caso, estos resistirían años y décadas en sus feudos en la frontera pakistaní (como así ha sido).

Los elegidos fueron los restos de la Alianza del Norte, tayikos y uzbekos antaño rivales ahora ambos en guerra abierta contra los talibanes. Y en especial, el que luego sería vicepresidente del país, el general Dostum, líder de la comunidad uzbeka (tras el asesinato del legendario Masud, dos días antes del 11S). A finales de octubre, fuerzas especiales americanas, entre ellas “los 12 valientes” se integraron con las columnas de Dostum en una doble misión, calibrar la capacidad operativa real de los milicianos y de los talibanes, y de coordinar el apoyo táctico a los guerrilleros uzbekos (básicamente, apoyo aéreo y armamento). Los americanos temían que, como había pasado anteriormente, Dostum aprovechara los aprovisionamientos para pasarse al enemigo mejorando su status o, simplemente, para acumular dinero.

Y esta es la historia de la película 12 Valientes, puro cine bélico que como sea que está muy bien rodado resulta un producto consumible a pesar de no ahorrar ni un tópico de las películas más abiertamente patrioteras que se recuerdan y de durar 130 minutos.

El protagonista es el capitán Mitch Nelson (Chris Hemsworth, el Thor marvelita, cuya esposa Elsa Pataky hace de esposa de Nelson) al mando de la sección de fuerzas especiales que debe establecer un primer contacto con Dostum y apoyarle en su ofensiva sobre Mazar-e Sarif. Todo lo que se diga sobre las bondades de Thor valen para el valentísimo capitán Nelson, dechado de virtudes castrenses, que no solo cumplirá con su misión sino que lo hará en un tiempo récord, con brillantez y sin bajas mortales (americanas, se entiende). El resto del protagonismo se reparte entre los soldados americanos y el único actor de verdad de la película, el iranio Navid Negahban, curtido en películas cutres, desde Assasins Creed y Call of Duty así como series) y que está espléndido como Dostum.

De hecho, que la película no sea un bodrio tiene mucho que ver con la relación suspicaz que inicialmente se mantiene entre el capitán americano y el quemado general anti-talibán. Nadie se fía de nadie, y con razón. Sin embargo, rápidamente el argumento cae en lo manido. El capitán americano demostrará su valor como guerrero, no en balde es Thor,  en tanto Dostum rubricará con sangre su inequívoco compromiso anti-talibán. A partir de aquí se entabla una “verdadera amistad” entre guerreros. Y con todo la película funciona, lo cual es bastante prodigioso, y funciona por cierto rigor táctico al inicio de las tortas, rigor que se va por el sumidero en la delirante carga de caballería final, que aunque me juren que fue tal cual yo no me lo creo ni harto de vino.

En fin, para incondicionales del cine bélico. Es una pena que el eurocentrismo de la mirada del director, Nicolai Fuglsig, no se haya detenido más en el verdadero héroe de esta historia, el camaleónico Dostum, uno de los hombres clave en la truculenta historia de Afganistán. Realmente, de cara a fabricar cine bélico original, hubiera sido mucho más interesante la perspectiva del uzbeko que la de Thor-Nelson, que no pasa de otro héroe de celuloide, musculado y testosterónico, que sumar a Boinas Verdes, Cuándo Éramos Soldados, y demás cumbres del cine propagandístico militar.

Tendría que haber ido a ver Isla de Perros o Infintiy War, pero bueno, a lo hecho pecho.

Autor: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Compartir en

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *