web analytics

Podemos y los Flagelantes

Podemoscumpleun2añoApunten. El domingo 15, Podemos Segovia celebra su primer año de vida. Además de dedicarse a sus tradicionales sacrificios rituales, estupro de menores y Te Deums para venezualizar el mundo (¡es broma!), los morados lo celebran con lo que ya viene siendo un clásico en Segovia, marchar. Paseíto por la vereda del Eresma con conclusión en la Fuencisla. Barbacoa de 10€ (opcionalmente se puede uno llevar el bocadillo, faltaría más) y amenización a cargo de cantautor+punkrock+rapero.

Y es que esto de marchar contra el cáncer de pecho, la igualdad de género, Apadefim (por cierto, los inventores del asunto), la educación pública, las veredas y las cañadas empieza a plantear serios problemas de agenda. Vean sino la III Marcha Cofrade, que algún medio (y esta vez no ha sido Acueducto2, que no siempre fallamos) ha sembrado el pánico al darlas coincidentes en el tiempo. No hay tal. Los anti-casta salen el domingo 15, y siete días después, procedentes de Nueva Segovia lo harán los devotos al llamamiento de la Cofradía de la Flagelación del Señor. 11 km pasando por las “cofradías amigas” e inscripción de 6€ (en lugar de barbacoa, los cofrades son directamente de bocadillo) a beneficio de la Asociación de Parálisis Cerebral y Discapacidades Afines (Aspace). Será que los 11 kilómetros son mayormente de bajada, el caso es que los flagelantes amenazan con tanda de zumba en el Azoguejo al termino de la caminata. Cosas de la mortificación de la carne.

¿Capuchones contra chandalistas? ¿Quién ganará? ¿Los morados o los flagelantes?, los segundos vienen crecidos del éxito de 2014 (450 “marchosos” congregaron). Para este año se piden 500. Los primeros se la juegan… Conozco medios que ya tienen listo el titular: “Solo X fulanos en…”

En mis tiempos, salir de marcha era otra cosa… Ya se lo digo yo.

ECamión-quemado1(g)n mis tiempos que los agricultores franceses quemaran camiones era “el pan nuestro de cada día”. Pero de eso hace 25 años. De ahí lo estupefacto que se queda uno en enterándose del salvaje ataque de unos granjeros bretones a un honesto arriero sepulvedano. ¡Cojones! Que si nos ponemos nosotros a quemar género francés nos quedamos sin supermercados. Abro el correo y entra uno con asunto “comunicado de la Consejería de Agricultura y Ganadería tras el incendio de un camión cargado con productos cárnicos” (¡Solemne titular!). ¿Declaración de guerra? ¿Incautación de la Fábrica de Cristales? ¿Prohibición del foie grass hasta finalizar la cuaresma?… Leo y me tranquilizo. Carta de protesta al Gobierno Francés y afectuosa llamada a la empresa del afectado. Que no veo a la Clemente en plan Agustina de Castillayléon, tirando y tirando con un cañón.

Uno no entiende al mundo. ¡Si el mandarles cerdos es por hacerles el favor! Que tendrían que besar los hocicos de los marranos segovianos, que a poco les dan cien vueltas a sus “cochons”. Por favor ¡un cerdo bretón vale solo para manteca!

No hacemos carrera con los gabachos. O son borricos, o ingratos, o les gusta demasiado la panceta ahumada. Y es que no hay otra explicación, no siendo que en el mundo impere la ley secreta que la culpa de algo es siempre del vecino de abajo.

Que a veces pienso que sí. Que es norma que el país del Norte se encabrona, preferentemente, con su vecino del Sur. Así Alemania contra Francia, Francia contra España y España contra Marruecos. No voy tan desencaminado. Existe esa ley universal. Se llama el chivo expiatorio. La culpa del vecino (mia jamás). Y por más que corren los siglos nunca falla, siempre está ahí, y especialmente en año electoral. ¿Tiene usted problemas? Llámenos, le buscamos al culpable.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

1 Comment

  1. La verdad señor Besa, con la que se nos viene encima, más nos vale a todos empezar a flagelarnos, pero de verdad. Lo de los paseitos y merendolas camperas, empieza a oler. Mal empezamos si lo único que se les ocurre a las ‘nuevas generaciones salvadoras’ es una barbacoa. Demasiado populismo encerrado y poca leche intelectual. Negro lo van a tener figuras nacionales, de marcado carácter intelectual que intentan hacer algo, con el percal popular donde han de cortar. No me extraña que no quieran usar las siglas ‘Podemos’, aún. Esperemos que algún día puedan, si no se las comen los cuatro ‘caciquillos-progres’ de los pueblines.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *