web analytics

Opinión: Sobre el corte del tráfico rodado bajo los arcos del acueducto

Artículo de opinión de José Luis Salcedo Luengo.

Se celebra ahora con gran pompa, los 25 años del corte del tráfico bajo los arcos del acueducto. La onomástica me parece una buena idea pero me gustaría que se publicasen algunas puntualizaciones al respecto, para general con conocimiento.

Antes del año 1988 viendo que el exceso de tráfico estaba perjudicando de una forma alarmante a la conservación del acueducto y como yo lo veía a diario desde mi academia de la Casa Amarilla, me dio por pensar qué podríamos hacer para suprimir este inconveniente que tanto daño estaba haciendo a nuestro emblemático monumento.

Entonces se me ocurrió la idea de realizar un Túnel bajo la ciudad que la atravesara de norte a sur o viceversa, que comunicara Sancti Spíritu con la rotonda de la universidad (antes hospicio) por el que se canalizaría todo el tráfico sin pasar por el acueducto, por lo que se podía fácilmente resolver el problema, poniendo de antemano los remedios apropiados para contrarrestar los perjuicios que el corte podría ocasionar.

Estas dos ideas las di a conocer en un extenso reportaje que se publicó en El Adelantado de Segovia el jueves 22 de septiembre de 1988.

Pasó algún tiempo donde a la sazón hubo muchas publicaciones sobre el tema, de mi autoría y de otros periodistas que comprendieron que la solución era la adecuada. Incluso publiqué un folleto donde se explicaba extensamente la idea. Tal vez en las librerías se encuentre este folleto.

En el año 1992, el alcalde, que a la sazón era don Ramón Escobar de Santiago, que conocía mis dos ideas que eran complementarias y le entusiasmaban, El Túnel y el corte del tráfico, las hizo suyas y ambas las quiso aplicar. En efecto el corte del tráfico, aún con cierta polémica lo aplicó y hoy nos congratulamos. También gestionó lo del túnel pero a instancias superiores, principalmente por el ministro de obras públicas de entonces que era Rafael Arias Salgado, fue negada de raíz la construcción del túnel con sus anejos, por lo que se terminó la cuestión y aunque el diputado en cortes Javier Gómez Darmendraiz ha puesto interés y ha vuelto a gestionar la construcción del túnel de tanta necesidad en Segovia, ha tropezado con el ex ministro de obras públicas Pepiño Blanco que rotundamente se lo negó, mientras que Sepúlveda ha construido su túnel similar con todas las facilidades.

En consecuencia, aunque el corte se ha hecho efectivo, no es del todo satisfactorio, ya que los vehículos a motor se aproximan demasiado al acueducto perjudicándole con sus vibraciones y gases nocivos a lo que colabora el ayuntamiento actual ya que todos los espectáculos, por más que sean ruidosos se dan a los pies del acueducto y también le perjudican, tragándose el sufrido monumento la ingente cantidad de decibelios que aquéllos producen, siendo hoy los daños invisibles pero nefastos a lo largo del tiempo por el efecto que llamamos fatiga de los materiales.

En resumen, aunque la idea del corte no sea privativa de mí, ya que muchos segovianos pensarían lo mismo que yo, la verdad es que la primera publicación la hizo el que estas líneas escribe y esa satisfacción no me la puede quitar nadie.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Yo también opino que es una excelente idea Sr. Salcedo, pero es mucha obra para Segovia.
    En esos años no había maíz para tan poco pollo, y ahora no se hace porque a los ecolojetas en acción no les gustaría. Afectaría al hábitat y costumbres de apareamiento de algún tipo de lombriz que habita en el subsuelo segoviano.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *