web analytics

Opinión: Segovianos de primera

En este artículo de opinión, la presidenta de la Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer, Ana Sanjosé, reivindica la necesidad de que Segovia cuente con una Unidad de Radioterapia propia, en igualdad con otras provincias de la comunidad. La presidenta se pregunta si los ciudadanos tendrán que echarse a la calle para lograr un objetivo que la Aecc lleva reivindicando doce años ante una administración que sólo responde con un “no” tajante mientras da esperanzas en otras provincias similares.

Ana Sanjosé Rodríguez. Presidenta de la Junta Provincial de la Aecc en Segovia.

141006-Cáncer.Ana-Sanjosé1-℗La Asociación Española Contra el Cáncer de Segovia siempre ha sido innovadora y punta de lanza en la prestación de servicios de tratamiento contra el cáncer sin olvidar nuestro papel reivindicativo ante las administraciones para exigir que cumplan con sus responsabilidades hacia los ciudadanos, a los que tienen que dar soluciones.

No vamos a abandonar nuestras reivindicaciones para que Segovia cuente con una unidad de radioterapia que atienda a los pacientes segovianos. Nunca lo hemos hecho.
En la Aecc fuimos los primeros en facilitar el uso de mamógrafos hasta que la Sanidad Publica se decidió a incorporarlo en su Cartera de Servicios sanitarios; pasó lo mismo con la prestación de servicios de tratamientos paliativos, con el cribado preventivo para el cáncer de colon. Y seguimos siendo pioneros manteniendo un servicio de psicología oncológica que no presta la Sanidad Publica.

Desde esa posición reivindicativa, de reclamación de poder contar con los mismos servicios aquí que en el resto de la comunidad, llevamos más de 12 años pidiendo una Unidad de Radioterapia en Segovia. No lo hacemos contra nadie ni queriendo ser más que cualquier otra provincia, pero tampoco vamos a permitir ser menos.

La Administración Regional dice que esta provincia, por número de pacientes necesitados de radioterapia, unos 480 al año, no reúne condiciones suficientes para implantar aquí el acelerador, pero mantiene una unidad en Zamora, donde se trata un número similar de pacientes y hasta se permite mantener abierta la esperanza de que Ávila (también con una ratio de pacientes similar) lo tenga “si cambian los criterios” mientras a Segovia sólo nos dice “no”, algo que es simplemente inadmisible.
No se entiende que el consejero diga estar estudiando “nuevos criterios” que puedan llevar el acelerador a Ávila y no a Segovia, aunque las condiciones sean las mismas, en pacientes y en condiciones.

Antonio María Sáez Aguado no para de repetir que el problema no es el dinero, sino de criterios de calidad que, al parecer, serían aplicables sólo en provincias, como la vecina. Si las “condiciones” permiten abrir la Unidad de Radioterapia, Segovia también la quiere.
En estas circunstancias, si se trata de hacer ruido ciudadano, quizá esté llegando el momento de que los segovianos hagamos piña y comencemos a movilizarnos, no solo en los despachos, también en las calles para exigir que no se nos trate como ciudadanos de segunda y demostrar que Segovia también existe.

Este Consejero ha prometido infinidad de veces solucionar el problema más inmediato, el del transporte de los enfermos (periplos de 8/12 horas para 15 minutos de tratamiento), pero no lo soluciona. Nos dicen que los segovianos no podemos ir a Madrid a recibir tratamiento, pero los abulenses ya están acudiendo a hospitales de Madrid, y en localidades como Talavera de la Reina. ¿Por qué unos sí y otros no?

Nunca hemos pensado que la justa reivindicación de contar con un servicio de radioterapia se plantee como una competición con Ávila, con la que siempre hemos querido ir de la mano en beneficio de todos los enfermos oncológicos de esta parte de la comunidad, pero tampoco deberíamos admitir VOLVER A SER LOS “PATITOS FEOS” DE ESTA COMUNIDAD. En esas condiciones, Segovia quiere ser como el primero y los segovianos deberíamos tenerlo claro. Quizá ha llegado el momento de elevar la voz, dar la palabra a los pacientes segovianos a través de la Aecc.

Author: Opinion

Share This Post On

2 Comments

  1. Algo habrá que hacer distinto. Es inhumano, no somos números.
    Salgamos a la calle ya, a los medios, y pongamos cara y nombres a los ineptos que son consentidores de esta injusticia. 12 años de espera….ya hemos esperado bastante!

    Post a Reply
  2. Para mí que son criterios partidistas (de partido político, claro). Acabáramos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *