web analytics

Opinión: Es propio de aquellos con mentes estrechas…

Artículo de opinión de Noemí Otero, responsable de Comunicación en el Ayuntamiento de Segovia del Grupo Municipal de Ciudadanos. Noemí Otero explica la experiencia de la joven formación en su primera campaña por unas generales en Segovia.

“Es propio de aquellos con mentes estrechas, embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”

Curioso que alguien del pasado explique el presente que condicionará nuestro futuro. La frase de Machado define a las mil maravillas lo que ha dado de sí esta fiesta de la democracia. Ataque y menosprecio a las ideas y propuestas de futuro por parte de los aquellos que no tenían nada por ganar y sí mucho que perder. Aunque algunos han apelado al juego limpio, predicado con el ejemplo y mostrado la alternativa a nuestra situación actual; las bajezas y actitudes ordinarias de muchos han marcado la puesta en escena de los que pasará a ser nuestra voz en las instituciones.

Hemos asistido al periodo electoral más diverso de la democracia, que se ha desarrollado en dos campos de juego bien distintos: la campaña a pie de calle y la campaña paralela en redes sociales.

Se ha hecho campaña del miedo, campaña de propuestas, campaña de protesta, campaña de ilusión, campaña de acusaciones, campaña de valentía, campaña de humillación… Y por primera vez hemos tenido a los políticos mañana, tarde y noche en programas de lo más variopinto. Han bailado, cantado, conducido, cocinado…

Hago balance y considero que aun siendo testigo estos días de la campaña electoral más moderna, que se ha servido de las nuevas tecnologías, ha empleado herramientas novedosas, ha convertido a los políticos casi en showman, gestos todos ellos que son clara muestra del progreso; las urnas finalmente han evidenciado que lamentablemente vivimos en un país retrógrado que se resiste a caminar hacia delante con fuerza.

Es triste pero no se ha reflejado de forma contundente la ilusión por el cambio con la que algunos miramos el porvenir. Parte de nuestra sociedad ha dejado claro que la juventud no tiene cabida para ellos en este país. Me refiero a la juventud política, no obstante, extrapolable a la juventud civil. Terrible la subestimación a la que se ha sometido a los nuevos (que no novatos); pero la osadía, ambición y esfuerzo diarios darán lugar a la ejecución del trabajo bien hecho, de aquellos que dormiremos tranquilos porque tenemos mucho que decir. Hablo de algo que va mucho más allá de estos quince días de idas y venidas, paseos multitudinarios, actos y fotos. Desde este momento habrán de ponerse manos a la obra, hacer que los políticos profesionales salgan de su zona de confort y lanzarse a la piscina del futuro para pelear por demostrar que el cambio sí es posible. Tenemos que encauzarnos al progreso, a la mejora, al mañana de la mano de los jóvenes, de los nuevos porque vienen cargados de energía e ilusión.

Y desde hoy, todavía con la resaca de la fiesta de la democracia, unos vuelven a respirar profundo dispuestos a ocupar con quietud sus sillones, para pasar otros cuatro años sin pena ni gloria. Sin embargo otros empiezan en este momento el verdadero trabajo. Ha llegado su momento, y se esforzarán por llevar a España a la renovación que tanto ansiamos.

Artículo de Opinión de Noemí Otero Navares. Ciudadanos Segovia.

Author: Opinion

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *