web analytics

“Messi es una empresa impresionante, en distancias cortas es muy correcto y más bien tímido”

Alfredo Martínez Marín. Periodista Deportivo en Barcelona

Su labor periodística comenzó hace muchos años en Segovia pero la vida y el trabajo lo llevaron, de aquí para allá, hasta llegar a Barcelona. Desde hace casi tres décadas se encarga de trasmitir lo que da de sí el deporte en general y el futbol en particular… sin olvidarnos de que el “esférico de cuero”, por estas tierras hispánicas, no es el “opio del pueblo” pero, se le parece mucho… y, cuando la vida te coloca junto a un equipo como el FC Barcelona… ¡Trabajo no te falta!

Si al asunto, no menor, del deporte en Cataluña, le unimos otros aspectos de la vida política que de un tiempo a esta parte tiene como eje aquellas latitudes, para un periodista, con curiosidad y oficio, son muchos los detalles que quedan marcados en sus retinas y, por deformación profesional, observa los “fuera de juego” sobre el verde del Camp Nou o en los alrededores de la Plaza de San Jaume, con similar interés e impresionante asombro.

En un 24 de enero, Día de San Francisco de Sales, Patrón de los Periodistas, Alfredo Martínez, periodista deportivo que desde hace muchos años, en Barcelona, retransmite partidos de futbol al más alto nivel, nos habla de su experiencia, de futbol, de futbolistas y otros acontecimientos…

Pregunta.— Periodista desde siempre, cuéntame cómo fue tu historia y cómo terminaste en Barcelona

Respuesta.— Estoy en Barcelona desde el año 1992, desde hace 29 años. Empecé en Sevilla después de haber estado en Segovia muchos años. En Sevilla estuve algo más de dos años, luego me surgió la oportunidad de venirme a Barcelona, como Jefe de Deportes de de Cataluña de la Cadena COPE y me instalé aquí. Ahora estoy en Onda Cero, llevo desde el año 2000. Estuve 8 años en la Cadena COPE, en Barcelona, y ahora llevo prácticamente 21, en Onda Cero.

P.— Tantos años dedicado al Periodismo y da la casualidad que esta entrevista ve la luz, o las redes, el día de nuestro Santo Patrón, San Francisco de Sales. Aprovechando este hecho ¿Cómo crees que están las cosas en esta profesión?

R.— Pues… bastante mal, como todo. No me gustaría ser pesimista, pensando en la gente que tiene tanta ilusión y que empieza, pero no está viviendo su mejor momento porque tampoco está viviendo la sociedad, en casi todos los ámbitos. Estamos pasando unas pruebas de fe absolutas en casi todo, no solo en el periodismo. Estos nuevos tiempos nos están obligando a vivir con teletrabajo y nos confinan en momentos importantes, cuando el periodismo es estar in situ en todos los lugares. Esta situación merma la brillantez y la frescura de nuestro trabajo. El periodismo está en un proceso muy cambiante. Las nuevas tecnologías están evolucionando tanto que tenemos que ir, de un día para otro, enganchándonos a otro tren, a otra novedad que, en general, suele ser positiva porque la calidad de estos avances: Los podcasts, canales de youtube, las distintas redes… mejoran el resultado que llega al consumidor.

P.— Cuando miras hacia atrás y haces memoria de lo que era este trabajo cuando comenzabas en Segovia ¿Cómo lo recuerdas?

R.— Con muchísimo cariño, con mucha ilusión. Tengo un gran vínculo con Segovia. No solo está allí mi familia, también estoy permanentemente siguiendo, por deformación profesional, el futbol, la Gimnástica Segoviana, los equipos de la Granja y las distintas competiciones como el Nava de la Asunción, este año en la liga ASOBAL… Estoy muy pendiente de los temas deportivos y de la ciudad como la actual situación de la hostelería y recuerdo que en nuestros tiempos había grandes periodistas, alguno jubilado ya… del que tengo un grandísimo recuerdo. Esos fueron mis primeros pasos.

P.— Te fuiste a Barcelona y allí, desde hace un tiempo, se está viviendo un momento especial. Un segoviano, un castellano ¿Cómo vive todo lo que está ocurriendo, el movimiento independentista que tantos momentos críticos y ríos de tinta ha provocado?

R.— Cómo español que me siento, lo veo de manera muy triste. Aquí somos mucha gente, no sé si llamarlo “mayoría silenciosa”, gente que no se pronuncia permanentemente con respecto a esta situación tan tensa. Me da la sensación de que, en los últimos tiempos, por la pandemia, por la preocupación económica, incluso por los aplazamientos de las elecciones, el interés ha bajado un poco. Ahora hay una preocupación más importante por el día a día, por salir adelante, por la pandemia y la supervivencia. Desde mi punto de vista, afortunadamente, se ha visto frenado el impulso independentista y la exigencia del referéndum que tanto malestar generaba en el resto de España. Esta es mi percepción. Me imagino que ahora mismo, para todos, hay cosas mucho más importantes, incluso para los que abanderan el referéndum o la cuestión independentista y, evidentemente, mientras esta situación tan complicada que nos está tocando vivir perdure, no creo que haya un movimiento tan intenso como el que hubo hace año y medio o dos años, con momentos de tensión y situaciones muy críticas que, por suerte, ahora no estamos viviendo tanto.

P.— En aquellos momentos tan críticos, un segoviano como tú observó alguna mirada rara, un cierto rechazo…

R.— Más que observar que te miraran con caras raras, porque eso puede ser “aventurado” por parte de uno, sí existía la sensación de que nos estábamos dividiendo, de que estábamos enfrentando las posturas. Tan pronto ellos estaban en un extremo como nosotros estábamos en el otro, lo que veían unos bien, lo veían mal los otros, se estaban polarizando mucho los pensamientos. Tenía la sensación de que eran menos transigentes con algunas expresiones, la convivencia estaba enviciándose porque cada uno tiraba hacía un lado y cada vez estábamos más distantes. Hubo algunos momentos complicados, incluso algunas amistades que has llegado a perder o, por lo menos no has fomentado porque te separaban muchas cosas, más que las que te podían unir…

P.— Al final se ha notado en todos los ámbitos esta situación vivida… incluso en el personal y de amistades

R.— Sí, incluso me atrevería a decir que en familias. En mi caso no ha ocurrido pero hay familias en las que ha habido problemas, matrimonios que me comentaban que él tenía un pensamiento y su pareja, de muchísimos años, otro. Evitaban hablar de política en la mesa porque estaban completamente en contra el uno del otro. Sí, ha abierto heridas o ha enfriado relaciones.

P.— Pero en Barcelona, este no es el único “ojo del huracán”. Estás muy “metido” en el mundo del deporte y, el FC Barcelona, que siempre es noticia, ahora lo es más ¿Cómo se vive allí lo relativo al equipo y a sus polémicas?

R.— Esa frase de que” el FC Barcelona es más que un club”, es real. Es el motor, sino de la economía, sí de una buena parte de su Producto Interior Bruto (PIB). Creo que es el 6% del PIB de Cataluña, fíjate de lo que estamos hablando. El FC Barcelona genera pasiones y movimientos, es un Club con 200 millones de seguidores en redes sociales en el mundo… ¡Es tremendo! Las repercusiones que tiene un Club como el Barcelona, a la par del Real Madrid, sobre todo con las nuevas redes sociales, es enorme. Hoy un vídeo grabado en el Nou Camp, llega a Thailandia, a Oceanía, a cualquier lugar del mundo… evidentemente le da otra dimensión. Antes, cuando éramos jóvenes, las grandes estrellas eran los cantantes, las estrellas de rock. Ahora, los ídolos son los futbolistas y, los youtubers… Creo que los futbolistas profesionales ocuparon hace años el lugar que tenían antes los cantantes como “Los Pecos”, “Hombres G”…

P.— Y si hablamos de Messi… Él es un crack para todo el mundo…

R.— Messi es una máquina, es una empresa. Messi S.A. o S.L. es una empresa y una maquinaria impresionante. Como futbolista, solo en el Barcelona gana 100 millones de euros brutos al año. Tiene contratos con multinacionales que le generan unas cantidades impresionantes. Es ahora uno de los personajes del mundo. Piqué es pareja de Sakira, una de las diez mujeres más famosas del mundo. Cristiano Ronaldo es otra maquinaria descomunal; Neymar… son tan famosos como los más conocidos políticos, investigadores o presidentes del mundo, por lo que estamos hablando de una dimensión que, hasta hace un tiempo, era inimaginable en un futbolista.

P.— Hasta tal punto que si se presentaran a unas elecciones…

R.— No demos ideas… no son esas sus principales capacidades en la mayoría de los casos. Creo que la popularidad la deberían enfocar para otros fines benéficos, obras sociales o fundaciones. Algo que en algunos casos hacen… Sí, serían bastante populares entre el electorado…

P.— Ya que hablamos de futbol y ha salido el nombre de Messi, para alguien como tú, tan ligado al deporte y al FC. Barcelona ¿Cómo es Messi en las distancias cortas?

R.— Él es un tipo tranquilo, muy familiar, hogareño… no es una estrella al uso. Tiene tres hijos, es introvertido y muy normal. No de estridencias, no de grandes manías ni lujos sino, de su gente. Muy cercano y muy cerrado a su familia, a su mujer y a sus hijos… En las distancias cortas es un hombre muy correcto y, más bien tímido.

P.— En toda una vida dedicada a la información ¿Qué otros personajes has conocido y que momentos recuerdas de estos años?

R.— Tengo muchísimos porque, gracias a Dios, han sido muchos años y me ha tocado vivir la mejor época. Con la Selección Española de Futbol, retransmitiendo durante 25 años sus partidos, narrando dos Títulos de Europa y un Mundial…. Recuerdo un abrazo con Iniesta el día que marcó el gol en Sudáfrica en el Estadio FNB Soccer City felicitándole por el triunfo, una persona que marca porque es un tipo extraordinario, de una sencillez increíble. Tengo una muy buena relación con Vicente del Bosque, el Ex Seleccionador Nacional, una persona maravillosa, una de las mejores personas que he podido conocer en el mundo del futbol… Lógicamente, conozco a gente de casi todos los equipos de futbol. Te quedas con eso, con las personas extraordinarias como Santi Cazorla, que ahora está en el futbol qatarí, otro hombre extraordinario que ha pasado un calvario. El mismísimo Fernando Torres, el Niño Torres, gente con la que he tenido muy buena relación y han demostrado que, por encima de ser grandes estrellas son personas. En cuanto a momentos para recordar tengo muchos. He vivido el Barcelona de los seis títulos y he viajado con el equipo por todo el mundo. He disfrutado haciendo mi trabajo y contándolo y me he sentido un privilegiado por estar en primera línea en acontecimientos maravillosos como los Juegos Olímpicos, 6 Mundiales, 7 Eurocopas… muchos acontecimientos que te marcan.

P.— Hasta ahora ¿Cuántas vueltas has podido dar al mundo?

R.— No sabría decirte pero… muchas, muchas. Sí ponemos la línea recta… He estado en casi todos los países de Europa, en alguno durante varios meses. Creo que me deben faltar 3 o 4 países por visitar contando con los Azerbaijan, Estonia, Lituania… Incluso, con toda la segregación que ha habido en Europa, solo me pueden faltar 5 países de los 60 o 70 que hay en el continente.

P.— ¿Te falta algo por hacer en el mundo del periodismo?

R.— Buena pregunta. He cumplido tantos deseos que tenía pero… siempre queda algo por hacer. Me gustaría acabar mi carrera profesional reconocido por la honradez y por la rigurosidad en el trabajo, ahora que ha perdido tanto crédito el rigor del periodista y está tan denostada nuestra profesión. Me gustaría que me consideraran un periodista respetado, que siempre ha sido honrado con su trabajo, que nunca ha faltado a la verdad a sabiendas… porque en alguna ocasión te han podido engañar en una información o, te han podido confundir pero, nunca he actuado con maldad. He hecho Radio, he retransmitido partidos en Televisión, he colaborado en Prensa… me siento muy colmado. Lo que espero es, mantenerme con dignidad en este periodismo que hay ahora y engancharme a las nuevas tecnologías a un nivel aceptable. Viene empujando gente muy joven, con una formación importante y me gustaría competir porque eso es lo bonito de nuestra profesión.

P.— Desde Barcelona ¿Cómo ves Segovia ahora?

R.— No soy objetivo. Yo quiero tanto a Segovia que, cuando hablamos de Segovia con los amigos en Barcelona o cuando viajo con los periodistas, de Madrid o de cualquier otro lugar, siempre hablo maravillas de Segovia porque así lo veo. Este verano fui por última vez, en Navidad no porque no era aconsejable, veníamos de una zona que estaba muy contagiada por la pandemia. La veo siempre con una hostelería extraordinaria, una ciudad que tiene mucho que ofrecer a la gente y es un escaparate tan maravilloso que, como no lo veo con imparcialidad, no puedo más que hablar maravillas. Soy un enamorado de la ciudad y en cuanto puedo, voy.

P.— Seguro que entre las cosas que te gustan están el tapeo y los chatitos. Por allí no es como aquí…

R.— No. Cómo lo sabes, es otro tipo de vida. En Cataluña, en Barcelona, se vive muy de puertas a dentro, la gente va mucho del trabajo a casa y rara es la vez que alguien del trabajo se va a tomar algo y luego se va a casa. Aquí hay más cenas en restaurantes, pero no chateo. Se echa de menos eso, vivir más alegremente en las terrazas, pasear, ver a todo el mundo, saludar a viejos conocidos… son muchas las cosas que se añoran.

P.— ¿Volverás a Segovia?

R.— No lo sé. No me gustaría marcarme un destino final. Mi relación con Segovia será siempre permanente y, no sé si algún día, una vez que me jubile, volveré allí a vivir… a lo mejor. Mi mujer es segoviana, nuestras familias viven allí, tenemos hermanos, algún padre y madre, sobrinos… puede que sí. No descarto nada, el destino lo va a marcar, no me gustaría anticiparme a ello.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

3 Comments

  1. Yo no entiendo de periodismo , pero si entiendo de personas y Alfredo es muy buena persona.

    Post a Reply
  2. Este hombre es un crack. Enhorabuena por la entrevista y a él por su trabajo.

    Post a Reply
  3. Siempre emociona oírle retransmitir los partidos. Alfredo Martínez es un gran profesional hecho a sí mismo, le sigo desde que empezó en Segovia, en antena 3 radio. Recomiendo seguirle en las redes sociales, muchas primicias del mundo deportivo las ha dado el.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *