web analytics

Loca academia de ecologistas

Padecemos en Segovia una especie de picor anal en forma de eco-activista de pandereta. En general, suele ser un fulano que se alista en alguna formación para dar la murga al alcalde de turno al objeto de salvaguardar un particular concepto de naturaleza: “el arbolito que se ve desde mi jardín en la casita del pueblo que tengo restaurada”.

Estos tipos no solo desacreditan el inmenso trabajo en pro de la sostenibilidad que queda por hacer. Estos tipos son los principales culpables de que el ecologismo de verdad no levante cabeza en España. Con su conservacionismo estrecho de miras convierten la lucha por la salubridad de los ríos, por la preservación de los bosques y por la sostenibilidad económica en un imposible, caricaturizándola en la forma de maniáticos entretenidos en sandeces y el “no-a-todo”, mientras a su lado y a la vista del respetable, algún gañán vierte un camión de mierda en la plaza.

Hay que denunciar públicamente esperpentos como la persecución que EQUO Segovia desarrolla en Ayllón, mezclando churras con merinas y abanderando un supuesto ecologismo para entablar una cruzada particular contra este o aquel. Con eso no estoy bendiciendo a la alcaldesa de Ayllón (a la que no tengo el gusto). Estoy denunciando que bajo la excusa del ecologismo un fulano se libra a una guerra particular, y esto es lo grave, desacreditando precisamente lo que dice defender.

Vean, EQUO Segovia acaba de emitir un comunicado exigiendo la dimisión del delegado de la Junta por autorizar unos fuegos artificiales en un boda en un establecimiento de Ayllón. Literalmente EQUO Segovia reclama la dimisión de “Francisco Javier López, delegado del Servicio Territorial de Medioambiente de Segovia” (sic).

No seré yo el que defienda la actual legislación en materia pirotécnica. Si sé que cuando el ayuntamiento de Segovia se marca un castillo de fuegos, expide las oportunas solicitudes y, supongo, que desde la Junta se le autoriza imponiendo una serie de condiciones. Imagino que este habrá sido el caso. Es igual. No voy al tema en sí, que huele a melonada. A lo que voy es que hay en Segovia verdaderos problemas ambientales que están pidiendo una denuncia pública basada en datos y una fiscalización por parte de los ecologistas. Trabajos que hoy brillan por su ausencia.

¿Dónde estaban los ecologistas cuando una cadena de vertidos dejó KO al Eresma?¿Dónde cuando un ministerio obligó a cerrar las plantas de procesamiento de purines?¿Quién apoya a los silvicultores en su lucha para explotar los bosques y darles una viabilidad económica y un futuro antes de que se mueran?

Ellos no, desde luego.

Pasó con Centaurea en El Espinar, una plataforma ecológica que, prácticamente, se limita a pleitear por una autopista y a complicar la vida a las empresas del polígono local. (Con nulos resultados, por cierto, tiempo y dinero despilfarrado). No menor fue la presión que desde determinados ambientes granjeños y capitalinos se desencadenó contra Segovia 21 en unos tiempos en que raro era el pueblo de Segovia que no estaba declarando terreno edificable veredas y páramos de verdadero interés natural (incluyendo La Granja y Segovia ciudad).

Así que vuelvo a preguntar a EQUO Segovia ¿dónde estabais en junio cuando palmó el Eresma o el Cega?¿A qué viene ahora denunciar unos intrascendentes fuegos artificiales en una boda de Ayllón?

Autorizar la instalación eléctrica para un parque eólico introduce presión humana sobre el medio natural y desvirtúa el paisaje, pero es del todo vital para ganar la batalla de la sostenibilidad. Un campanario lleno de cigüeñas puede quedar muy bonito en Instagram, pero arruina el patrimonio y deja a cero la población de nidadas de especies de las que depende la cadena trófica. Autorizar las talas implica entrar maquinaria en zonas sensibles, sin embargo es doblemente necesario para sanear bosques y encontrar sinergias ambientalmente beneficiosas.

Quien confunde preservar el medio con “dejarlo como está” no es un ecologista, es un payaso de tomo y lomo. Y en Segovia hay payasos para dar y regalar. Faltan ecologistas documentados, eso sí.

El Eresma, con un caudal ecológico insuficiente.

El Eresma, con un caudal ecológico insuficiente.

Una veintena de cigüeñas en la iglesia de Matamala, la superpoblación acaba con la biodiversidad.

Una veintena de cigüeñas en la iglesia de Matamala, la superpoblación acaba con la biodiversidad.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

6 Comments

  1. Complejo el mundo de la ‘ecología’, sí señor. EL problema es que hay muchos que sólo ven, como bien dice usted, lo que tienen en sus narices o sus intereses, por lo general y por desgracia para el Ecologismo con mayúscula, los intereses partidistas de un ‘ecologismo político institucional’ se limita a plantar un pino y montar el número el día mundial tasado para el ‘MedioAmbiente’, pero sin controlar un vertido cuando saben que puede ocurrir. Ponen bicicletas o ‘bus-ecológico-cascoantiguo’ sin estudios previos, con un carril bici de un centenar de metros y permitiendo en cambio la entrada de autobuses discrecionales (el doble que un urbano) a la zona antigua que quieren preservar, para soltar turis y que no se cansen… Eso sí se hacen mil fotos con una maceta que vende mucho la cosa ecológica y por supuesto hasta se ponen sueldo por pensar. Pío, pío que yo no he sío, los que vengan detrás que arreen.

    Post a Reply
  2. No es que yo sea un ecologista convencido, pero quien autoriza unos fuegos artificiales para una BODA PRIVADA, a 40 metros de una nave con 450 ovejas y un gran pila de alpacas de paja seca, a 200 metros de unos trigales sin cosechar en pleno mes de julio y ademas a 40 metros de una colonia de cigueñas se lo tendria que hacer mirar.
    A y no tengo nada en comun con equo, podemos, etc. sino todo lo contrario.

    Post a Reply
    • Tengo una casa en Ayllon y me parece ilogico que una persona que ni siquiera tiene nada en Ayllon se permita poner en peligro nuestra Villa y nuevos vienes por el simple capricho de que su boda sea lo mas.

      Cuando todo el mundo respeta el no hacer ni siquiera una barbacoa en su propio jardin

      D. Luis no defienda lo indefendible.

      Post a Reply
  3. Don Luis, totalmente de acuerdo.Nadie dijo nada cuando en el las aguas del Eresma 20.000 peces (si 20.000) eran comidos por las moscas en un agua infecta y negra. Todo el mundo sabe que las depuradoras en la provincia de Segovia no funcionan. Las cigüeñas acaban con generaciones enteras de pollos y gazapos de las más diversas especies. Cerramos los ojos ante las grandes catástrofes que ocurren en nuestro entorno.

    Post a Reply
  4. Don Luis… ¿le fue bien en la boda?.

    En mi tierra dicen “no saques la lengua a pastar antes de pensar”

    Ya veo que es Vd. mas de gaviotas que de cigüeñas, mas de seres imaginarios que de ciencia, mas de insultos que de lógica, buen púlpito le confieren los de Acueducto2, el resto nos conformaremos con este espacio.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *