web analytics

La policía vigila en los domicilios que se cumplen las cuarentenas por Covid

La Policía Local de Segovia, con apoyo de la Policía Nacional, comenzó el pasado lunes a controlar, mediante visitas a los domicilios de los afectados, el cumplimiento de las cuarentenas dictadas por prescripción médica en un intento de evitar la propagación de la covid19, según ha podido conocer esta redacción de fuentes cercanas al organismo de coordinación entre administraciones, Cecopi

Es el departamento de Sanidad de la Junta el que ha solicitado esta ayuda de las fuerzas policiales y la que está facilitando a los agentes el listado de los ciudadanos a los que hacer seguimiento por estar obligados a permanecer aislados y sin salir de sus domicilios por ser casos positivos o estar siendo objeto de control por contacto con contagiados y deben por ello cumplir obligatoriamente una cuarentena.

Se trata, según las fuentes consultadas, de listados muy simples en los que únicamente aparece el nombre y la dirección del paciente, sin ninguna referencia añadida sobre su historial médico. De esta manera se trata de evitar el recelo que provoca una medida que pone a disposición de las fuerzas policiales, supuestamente de manera totalmente confidencial, datos procedentes de expedientes sanitarios.

Sin previo aviso, los agentes acuden a las casas con la máxima protección de la que disponen —en el mejor de los casos, mascarilla, guantes y gafas— y reclaman la presencia de la persona afectada comprobando su documentación e identidad recordándole su obligación de permanecer en el domicilio. Si el paciente no está en casa, el abanico de sanciones se abre con una variada gama de supuestos que pueden contemplar desde sanciones económicas leves a las más graves, hasta acusaciones penales ante supuestos delitos contra la salud pública.

Este tipo de medidas se aplica en distintas ciudades de España desde hace algunas semanas y en varios núcleos Castilla y León también se ha añadido a las tareas de la Policía Local. La última en hacerlo, ayer mismo, ha sido la localidad de Burgo de Osma (Soria).

En riesgo

La medida de control de pacientes de covid19 por parte de la policía es objeto de debate en el que se enfrentan las ventajas que supone “obligar” al cumplimiento estricto de la cuarentena para evitar que personas infectadas o en riesgo de estarlo interactúen con terceros con el correspondiente riesgo de contagiarlos con el hecho de que salgan del ámbito sanitario datos concretos de los propios pacientes. Existe igualmente la vertiente legal, ya que las personas afectadas no están, en realidad, privadas de su libertad de movimientos por un mandato judicial. Finalmente, entra en juego la seguridad de los propios agentes que realizan el control en el que se deben entrevistar con personas contagiadas amparados por escasos recursos de protección.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

7 Comments

  1. De la medida de control domiciliario de las personas obligadas a guardar cuarentena, lo que menos me gusta es el escaso grado de protección de los policías locales y el riesgo de corren. Señora Clara Luquero compre y equipe con los equipos necesarios a nuestros policías locales, no escatime en proporcionarles cuantas medidas de protección sean necesarias y necesiten.

    Post a Reply
  2. Lo más sangrante es la falta de responsabilidad de algunas personas a las que hay que controlar.

    Post a Reply
  3. Qué los Policías locales que lo realicen con apoyo del comunero Juan Bravo y el bocas del tal calimocho que desprestigian tanto el trabajo de los funcionarios

    Post a Reply
    • Efectivamente, Silvia. Pero se te olvida algo que siempre añado, y lo sabes.
      De los funcionarios VAGOS, JETAS Y MALEANTES (que los hay, y muchos). No se te olvide, bonita.

      Post a Reply
    • A los funcionarios que están en primera línea, que son cumplidores y comprometidos con su trabajo (como pueden ser sanitarios, policías, etc.), todo mi respeto y agradecimiento.
      A los burócratas de despacho, escaqueadores profesionales y vagos que no aportan nada a la sociedad, mi más absoluta crítica.
      He conocido funcionarios (y no pocos) que literalmente van a la oficina a las 9:00 a leer el periódico, desayunan 2 veces, hacen la compra y a las 14:00 a casa. Por cierto, tanta culpa tienen ellos como los jefes que se lo permiten.

      Post a Reply
      • Yo he llegado a ver a uno -de ésto hace tiempo, quedándome casi muda- hablando por teléfono de temas personales con los pies sobre la mesa de su despacho y el tipo sigue en nómina.
        Es de los que luego se pone digno cuando se le hacen ciertas preguntas.

        Post a Reply
  4. ¿Y tan difícil es, poner a los contagiados unas pulseras avisadoras si se mueven de sus domicilios? Digo yo, que será más operativo que tener a la Policia de niñeras, y con su consiguiente riesgo.
    Supongo que tendrá que decretarlo algún juez, pero para eso están. Mulserita, y a casita.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *