web analytics

La Junta estudiará la reapertura de la hostelería y el comercio en el puente

Igea, tras la reunión.

Segovia podría ser una de las primeras provincias en beneficiarse, justo antes del puente de diciembre, de la relajación de las medidas restrictivas impuestas por la Junta. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha dejado abierta la posibilidad de que la hostelería, los comercios y los gimnasios pueda reabrir sus puertas a partir del día 3, aunque ha vinculado esa opción a la evolución que tenga la pandemia en estos días. “Prevemos que a partir del 3 podremos retirar las restricciones adicionales que se tomaron el 6 de noviembre en la inmensa mayoría del territorio y eso depende de la evolución epidemiológica”, explicó el portavoz del Gobierno tras la reunión telemática celebrada con representantes de los sectores citados este 23 de noviembre.

La barrera fijada para iniciar la relajación de esas medidas se ha establecido en los 400 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra de la que aún está lejos el conjunto de la región pero que está a punto de alcanzarse en la provincia de Segovia (412 por 100.000, este lunes). No obstante, aunque la capital ya está por debajo de esa cifra, hay varias localidades muy por encima, entre ellas los pueblos más grandes, como Cuéllar o El Espinar, con 834 y 567 casos por 100.000, entre otros.

Mucho menos probable es que se plantee el levantamiento del cierre perimetral de la región para el largo puente previo a la Navidad ya que, según recordó el vicepresidente, hay varias comunidades que han comunicado que lo mantendrán, aunque también aplazó una decisión firme en este sentido a la vez que reclamaba una postura conjunta de las autonomías.

Pesimismo en Hotuse

Tras la reunión, la asociación de Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse) emitió una nota en la que resaltaba que las conclusiones de la reunión “no pueden ser, de ningún modo, satisfactorias para el sector, ya que las expectativas que manteníamos se han visto desvanecidas tras la reunión mantenida”.

Los empresarios están molestos por la falta de concreción en la fecha de reapertura de los negocios y también respecto a las solicitudes de ayudas directas, aspecto aplazado a la próxima reunión en la que se les ha asegurado desde la Junta que se estudiará un informe económico que detalle las necesidades del sector y también queda para el futuro inmediato el asunto de las ayudas al alquiler e hipotecas de los locales de la hostelería que Igea se comprometió a “estudiar”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Está bien y se entiende. Pero esperemos no ser de las primeras en volver a cerrar. 400 y pico es una salvajada. Pero hay que vivir, digo. Al que no le pillé, claro. Amen

    Post a Reply
  2. Aunque esté cerrada toda la comunidad ,abrir bares y restaurantes si, pero cerrar perimetralmente las otras ciudades de CYL que no cumplan los criterios, no sea que por el ansia de salir propaguen más el virus y se vuelva a cerrar.

    Post a Reply
  3. Abrimos para el puente y cerramos para Navidad. Yo no estoy entendiendo nada, o sea ¿que si los contagios bajan de 400, se abre, y si los contagios suben de 400, se cierra? ¿Es este el método que tienen para saber si la crisis está bajo control? Entonces no me extraña que estemos como estamos y que esos “expertos” necesiten urgentemente clases de “experiencia”. No se puede establecer un protocolo para abrir o cerrar la hostelería basado en el número de contagios, sino en las medidas disuasorias adoptadas y en los medios puestos para evitar que los contagios se propaguen, tales como límite en las reuniones, control en espacios públicos como supermercados, actividades grupales, confinamiento de focos,… y si luego los contagios van a la baja, o se elevan, es cuando se tomarán las medidas oportunas. Si ahora consideramos el número de 400 contagios el límite para abrir la hostelería, que se preparen los pobres hosteleros porque abrirán en el puente, pero cerrarán todas las navidades, porque los contagios aumentarán. La gente va a hacer una lectura equivocada de la decisión. “…Como la cosa va bien, ya abre la hostelería, ya podemos relajarnos y bajar la guardia, además ya hay varias vacunas preparadas…”; este será el argumentario que se oirá. Y no hay que ser ilusos, El Gobierno no ha comprado la caña de pescar y ya está contando los peces que va a pescar. Puedo estar equivocado -seguramente lo estaré- pero hasta pasado el verano de 2021, no habrá vacunaciones masivas; habrá conatos de vacunaciones que todo el mundo publicitará con bombo y platillo, pero la población, en su mayor parte, no comenzará a recibir sus dosis de vacunas hasta finales del próximo verano o comienzos del otoño. Hasta entonces seguiremos con las p…. mascarillas, guardando distancias de seguridad y acabando de estropear más nuestras manos con tantos geles. Y ahora que abran la hostelería en el puente, pero que aseguren que no van a cerrar a los quince siguientes, por aumento de los brotes, en plena Navidad. Ojalá me equivoque, nadie sabe cuanto deseo equivocarme, pero creo que no va a ser así.

    Post a Reply
  4. Medidas improvisadas la noche anterior con la almohada… como todas. Hoy es a partir de 400, mañana se abre todo y pasado nada..

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *