web analytics

La Faisanera trata de entrar en calor

FasianeraDestacadoEl pabellón de caza del edificio de La Faisanera —propiedad al 92% de la Diputación provincial— dentro del complejo de Segovia 21, espera la llegada de máquinas, andamios y obreros que ejecuten la “redimensión” de los espacios, inicialmente destinados sólo a dependencias del campo de golf y construyan en su lugar el Palacio de Congresos de Segovia proyectado por la entidad provincial y la Junta.

La idea era que los trabajos comenzaran antes de terminar este año y los tiempos de tramitación administrativa acompañaban esos planes. En el mes de octubre, el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma concedía la licencia de obras y de forma casi inmediata, el de Segovia trasladaba al Juzgado sus dudas sobre la legalidad de tal concesión.

El trámite judicial ralentizará, con toda seguridad, los plazos para el inicio efectivo de las obras y propiciará al Consistorio segoviano el acceso a la documentación completa del proyecto, que los socialistas afirman que se les niega en la Diputación provincial.

El paquete de documentos debería detallar como se desarrollará esa “redimensión” de los espacios del inmueble del que fue primera propietaria la reina María Cristina, en la que 400 años después, los anteriores gestores del proyecto, quizá siguiendo el secular exceso regio, planificaron enormes y pomposos gimnasios, piscinas, spa, saunas, salones y cocinas y que ahora se pretende transformar en un gran cubo central  que albergará un auditorio para 800 personas y salas para seminarios, cursos y jornadas.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Junta de Castilla y León, con ocho millones para las obras, el apoyo explícito de los empresarios de la FES, los municipios del entorno de la ciudad y del resto de la provincia y la firme disposición del Gobierno de la Diputación a llevarlo a cabo, frente a la férrea oposición de distintas asociaciones y colectivos ciudadanos, que expresaron su malestar con una marcha que reunió a unas 300 personas, y del Gobierno de la capital.

El equipo de Arahuetes, que lleva años reclamando una instalación similar en la ciudad como “imprescindible motor económico” y convirtió su realización en causa de enfrentamiento directo con la Junta, no encaja que se haga la instalación a cuatro kilómetros de sus límites de actuación y opina ahora que esa inversión no es urgente frente a otras necesidades, además de rechazar “el uso del dinero público para tapar el agujero de Segovia 21”.

Fasianera-Restaurante

Faisanera-OficinasFaisanera Congreso

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Golf

Mientras tanto, la actividad en el edificio se centra únicamente en la que genera —y no es mucha en este momento— el propio campo de golf, donde ya se ubican los puestos de trabajo de los siete empleados aún contratados, no sin alguna dificultad, fruto de una aparente improvisación o de precipitación de acontecimientos.

Que la calefacción no funcionara, por falta de instalación de la correspondiente caldera, hasta el pasado jueves, sirve como ejemplo de esa situación (y de la paciencia de los trabajadores), así como la escasa decoración o la conversión de las paredes del lugar en muro expositor de arte prestado por una galería segoviana. No se puede pensar en compras de este tipo en este momento. Fuentes cercanas al club matizan, por si hay dudas, que “las nóminas se están pagando con normalidad”.

El club de golf tiene actualmente unos 800 socios, cifra insuficiente para su mantenimiento económico. Necesitan 3.000, al menos, según calculan en Quitapesares, y eso no es fácil en estos tiempos, aunque hay cierta confianza en que las nuevas “ofertas” para la adquisición derechos de juego capte nuevos ingresos para el club.

Por 3.000 euros uno puede conseguir derechos para jugar cinco años. Si lo que se quiere es que el documento tenga medio siglo de duración, el pago es ahora de 13.000 euros, 3.000 menos que hasta ahora.

Toda una ganga, aseguran en la Faisanera, a los pies de una preciosa manta verde e impoluta que parece acabar a los pies de la montaña en la que, un viernes frío de otoño, no transitaba casi nadie y los golpes eran escasos.

FaisaneraBarFasianera-Golf

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *