web analytics

Gonzaventuras: el Duero de principio a fin

Vivir en movimiento es la especialidad del segoviano Gonzalo Sanz. Nomadear en bicicleta por África y Europa, recorrer España en moto con la casa a cuestas, convertir una autocaravana customizada en casa y oficina… Pero le faltaba el medio acuático. Así que el pasado 25 de septiembre el segoviano empezaba con otra de sus aventuras minimalistas, que luego difunde en las redes a través de Gonzaventuras. Recorrer el río Duero en kayak desde su nacimiento en Duruelo de la Sierra, en los Picos de Urbión, hasta Oporto. 900 kilómetros. De un tirón y haciendo del kayak su casa.

Han sido 48 días de navegación solitaria, con momentos mágicos y también naufragios. “He caído varias veces, incluso en alguna ocasión me quedé atrapado en un rápido, cuando salí, deseando secarme, empezó a llover. Fue de esas noches que uno se pregunta ¿qué hago yo aquí?”, explica Gonzalo, que previamente a su navegación apenas tenía experiencia en piragüismo. “La verdad es que he sido algo inconsciente. Es peligroso”, reconoce.

Lo peor es al principio. “Me dijeron que hasta Almazán era imposible. Y lo he hecho, pero es cierto que ha sido la parte más complicada. El río es allí muy cerrado y está cargado de vegetación, y el problema es siempre encontrar algún sitio que te permita salir del río. Date cuenta que el kayak y el equipo pesan 50 kilos”. No es nada infrecuente encontrarse el cauce completamente bloqueado por acumulaciones de árboles. No queda otra que buscar un paso y seguir adelante. “El río me le encontré más limpio de basura de lo que me esperaba, pero poco cuidado de árboles en el cauce, vegetación, y es un problema, luego vienen las riadas y los incendios”. En estos tramos la media diaria no superaba los 10 kilómetros.

A partir de Almazán, y hasta la frontera portuguesa la navegación es más fácil, con días de 35 kilómetros de periplo. Pero llega el punto muerto de los Arribes. De 900 kilómetros del río 100 se quedaron sin hacer, son los de los Arribes. “Es una sucesión de pantanos, no hay pueblos y en muchos tramos no hay manera de salir del pantano, tienes que volver atrás, no hay pasos”. Ya en Portugal, el Douro está mucho más habilitado para navegación. “Las aguas son mucho más limpias, está mejor. Se nota que allí le dan un uso turístico”, relata.

Y hasta Oporto una aventura en comunión con la naturaleza. He visto jabalíes, corzos, ciervos, hasta nutrias, y todo tipo de aves. Los jabalíes al principio me esquivaban, pero luego ya simplemente me ignoraban, digo yo que sería por el olor”. Toda una aventura de que la que Sanz dará debidamente cuenta a través de las redes. 173.000 seguidores en Youtube, otros tantos en Instagram, y siempre en movimiento, preparando ya su próximo destino. Viajar por autocaravana por las Canarias, un reto que el covid frustró.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

2 Comments

  1. Desde el Urbión hasta las inmediaciones de Duruelo de la Sierra el Duero no es navegable. (Quizás desde Castroviejo en época de crecidas se pueda descender en K1 de aguas bravas, pero del Urbión a Castroviejo, es decir de las Fuentes del Duero donde nace el río a Castroviejo ni de coña).

    Prácticamente todo el tramo inicial en los Picos de Urbión no lleva caudal ni hay cauce para bajar en piragua por lo que iniciar un viaje en piragua desde el nacimiento del Duero ubicado entre el Urbión y Entrambascuerdas es imposible.

    Un saludo.

    Post a Reply
  2. En Segovia hay otro aventurero digno de mención y de elogio..su nombre es Carlos zapatera, y es de lo que para aprender historia, no se queda en los libros y comodidad de las bibliotecas..sino que viaja a los sitios con lo mínimo indispensable para ir, volver y contarlo…que yo sepa ha hecho varios viajes en bicicleta,entre otros uno desde su pueblo a senehal, otro por la ruta de la seda y otro por los Andes si no recuerdo mal…no lo conozco personalmente, solo asistí a una coferencia suya, en la que apoyándose solo en algunas fotografías ,fue capaz de hacer viajar a los presentes con el..otro más de los desconocidos aventureros que Segovia da de vez en ciando

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *