web analytics

Exposición de milagros eucarísticos en la Catedral de Segovia

Las capillas de la Piedad y San Andrés, de la Catedral de Segovia, exhiben una muestra de milagros vinculados con la eucaristía que el obispo, César Franco, inauguraba el 17 de mayo. Es la muestra internacional “Los milagros eucarísticos en el mundo“, creada y diseñada por uno de los últimos beatos de la iglesia católica, el joven Carlo Acutis, un joven estudiante italiano, aficionado a la informática, que recopilaba milagros eucarísticos y los colgaba en internet. Antes de cumplir los 15 años le fue diagnosticada una leucemia, enfermedad de la que murió a los pocos meses en 2006. Una historia de piedad que conmocionó al mundo católico. En 2020, tras atribuírsele a Acutis un milagro, fue beatificado por el papa Francisco.

Desde entonces, la muestra de más de 160 milagros, de los que 130 se han incluido en la exposición segoviana, se ha convertido en un impulso de la devoción eucarística, que como recodaba César Franco, “es el centro de la vida de la Iglesia, y todo lo que sea explicarla, conocerla y saber que es un milagro fundamental que celebramos todos los días, del que no nos damos cuenta de su trascendencia”.

“Constatado por la ciencia”

Así, en la muestra, se explican todos los milagros reconocidos por la iglesia vinculados con la eucaristía y recopilados por Acutis. Están los vinculados con santos y místicos,  como la aparición de Jesús ante Santo Tomás para elogiarle su justificación teológica de la eucaristía, o  los más castizos de la edad media, como hostias consagradas que misteriosamente quedaban impregnadas en sangre, habitualmente tras haber sufrido alguna profanación o como prueba de fe. En España, el más antiguo es el de Ivorra, en el siglo XI, en el que un párroco escéptico de la transustanciación se las vio con unas sagradas formas que exudaban sangre. El más reciente, Silla 1907, refiere a la aparición de hostias incorruptas que habían desaparecido misteriosamente del tabernario para aparecer enterradas en un huerto. En 1932 se constató que se mantenían incorruptas, y también en 1982, sancionándose su consideración de milagro reconocido por la iglesia.

Los casos más recientes en el mundo son los acaecidos en Argentina en la parroquia bonaerense de Santa María, siendo obispo el actual papa Francisco, entre 1992 y 1996. Una sagrada forma cae al suelo, el párroco la recoge y procede a “santificarla” nuevamente lavándola con agua. Pocos días después la oblea aparece impregnada en sangre. El suceso se repitió en 1993 y 1996, de modo que se pudo estudiar “más científicamente” resultando que se trataba de sangre del grupo AB, humana, del mismo grupo presente en reliquias como la sábana santa. Investigaciones que, según Franco, “demuestran que es un misterio de fe que puede ser constatado por la ciencia”.

La lista de Acutis sin embargo no recoge el más famoso milagro eucarístico “segoviano”, la Catorcena, o la sagrada forma voladora que huyó de motu propio de una profanación en el siglo XIV. Sí que se ha integrado en la muestra de la seo segoviana con la idea, según el comisario de la misma Emilio Montero, de añadirlo en posteriores itinerancias.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. “Constatado ciencia” ¡¡! en pleno soglo XXI !!! Venga, vale, de algo hay que vivir. Y bien que llevan 21 siglos 😉

    Post a Reply
    • Pues sí, son demasiados siglos para que sea mentira. Te invito a que vayas a lo mejor es verdad.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *