web analytics

Eugenio de Miguel, abrirse camino desde cero en Londres

Eugenio de Miguel Gomariz, segoviano, del barrio de San Millán, profesional de la Publicidad y Marketing, lleva casi 10 años residiendo en Londres junto a su mujer, Blanca, y a sus hijos, Andrés e Inés. Cuando  sus hijos llegaron a la capital de Reino Unido eran unos niños de 7 y 4 años, hoy están muy cerca de entrar en la universidad, sobre todo Andrés, quien a sus 16 años está realizando el equivalente al Bachillerato español en un sistema educativo parecido al nuestro en su estructura.

En la capital británica han tenido que salvar dificultades y vivir muchas cosas como el Brexit o la pandemia de la Covid-19 y, pese a que vuelven a España un par de veces al año, su regreso definitivo es complicado. El desarrollo laboral y profesional en UK está muy por encima del que tenemos aquí “y con dos hijos…”

De cómo fue su partida, de cómo es su vida allí… desde las tierras de Shakespeare, él mismo lo cuenta…

P-¿Cómo tomasteis la decisión de montar vuestra vida en Londres?

R- Fue curioso. A Blanca, en febrero del año 2011, le llegó a través de Linkedln un aviso de búsqueda de un perfil para realizar desarrollo de negocio en la industria farmacéutica en Londres. Cuando me contó que le había llegado este mensaje, pensamos que sería conveniente ver “hasta donde llegaría el asunto” para saber si debíamos atender la llamada, o no.

Blanca comenzó su proceso de selección en el que se incluyó una visita a Londres. Tiempo después, pusieron sobre la mesa la oferta de trabajo que nos traería hasta aquí. Cuando nos vimos ante la propuesta valoramos varias cosas y, entre las más favorables, se encontraba el idioma de nuestros hijos, era una oportunidad para que en el futuro no tuvieran ningún problema con el inglés. También sería una oportunidad para Blanca, que tendría una importante experiencia internacional y, por mi parte, dejé mi trabajo en España y nos vinimos aquí. Así de sencillo y así de complicado.

P-Por lo tanto, tú llegaste al UK sin trabajo…

R-Sin trabajo y con un nivel de inglés que te puedes imaginar. Cuando estamos en España, pensamos que hemos estudiado inglés toda la vida pero cuando llegas aquí, la gente te empieza a hablar y te das cuenta de que aquello que aprendiste no se parece en nada a lo que te cuentan… al principio fue muy difícil. Todo es nuevo, no te enteras de nada, los procesos son distintos, encuentras mucha burocracia y todo tiene que ir con una regulación, con un orden…

P-¿Cómo fue el proceso que seguiste para encontrar un trabajo? ¿Fue complicado?

R-Al principio sí, fue difícil porque llegas sin contactos. A mí me ayudó mucho que, en su momento, hice un Master de Marketing en ESADE Madrid, que tiene centros repartidos por todo el mundo y también en Londres. A través de ESADE comencé a tejer una mínima red de contactos pues este centro participa en eventos y actividades junto a la Cámara de Comercio Española en Londres. Pasé a participar en “un montón” de saraos, a tomar café con unos y con otros y, a crear la red que necesitaba para que me echaran una mano.

Entre unas cosas y otras, apareció una persona que tenía un negocio de Marketing Online y comencé a echar una mano intentando abrirme paso en el mercado hasta que, apareció una oferta de trabajo más firme, a tiempo completo, en una empresa dedicada a la venta de material de oficina en toda Europa, principalmente a través de Amazón.

Como había tenido la experiencia anterior de comercio Online y hacía cosas con Google y campañas de Marketing Online, encontramos el encaje y se convirtió en mi primer trabajo “Full Time”. Desde el inicio del proceso hasta que llegó este momento pasaron 4 años.

Lo más necesario en estos casos es buscar el modo de presentar tu curriculum, de mostrar que has “hecho algo”. En mi caso, como mi punto débil era el idioma comencé a colaborar con organizaciones que hacen trabajos voluntarios, muy abundantes en UK. Iba un par de días a la semana. Ayudaba pero, también, entablaba conversación con otros voluntarios y recibía informaciones de todo tipo… practicaba.

Combinando todas estas experiencias terminé encontrando trabajo pero, es un gran esfuerzo. Después de cientos de entrevistas, de pasar por un buen número de procesos de selección… encontré trabajo pero, lo digo una vez más, el idioma es un problema. Después de este trabajo, apareció otro con el que estoy encantado. A través de Ámazón España, me encargo de la venta y distribución de varios productos.

P-En otras palabras, cuando uno da un paso adelante como este, no debe tener problema en convertirse de nuevo en principiante.

R-Yo hice una reflexión: ¿Cuál es mi valor aquí? De nuevo el idioma, mi idioma. Los ingleses, normalmente no hablan otro idioma que no sea el inglés. Mi valor en UK era hablar español y yo, que buscaba un trabajo de Marketing, porque he trabajado en ello toda mi vida, hago mi trabajo hablando español. Soy una especie de puente porque, los clientes, son españoles.

P-¿Te has convertido en un puente que une a productores y clientes entre UK y España?

R-Exacto. Ese es el valor que puedo aportar al mercado laboral. El trabajo que hacemos lo podría hacer cualquiera pero, el idioma y Linkedln, que tiene un motor de búsqueda de empleo muy bueno, me ayudaron a encontrar ofertas que unieran el idioma y el Marketing

P-¿Que tal llevaron sus hijos esta peripecia?

R-Ellos no son conscientes. Llegaron al UK con 7 y 4 años. Ahora comienzan a ser conscientes de la gran ventaja que supone poder hablar dos idiomas sin problemas. Poder hablar con todo el mundo.

P-Para ellos ¿Ese será su entorno?

R-Están a medio camino. Cuando te pones a hablar con ellos, sobre todo con Inés, les cuesta encontrar las palabras en español porque su vida transcurre alrededor del inglés. En casa les empujamos a que hablen en español y, cuando sueltan una “parrafada” contando cualquier cosa les pedimos que lo repitan en español, algo que no les resulta cómodo.

P-¿Venís a España con frecuencia?

R-En verano y en Navidad. En verano estuvimos allí pero, estas Navidades no será posible. Los chicos lo echarán de menos… las rutinas, las tradiciones… Aunque vemos a la gente poco tiempo, poder ver a la familia y a los amigos…

Mis hijos están hoy, como ya he dicho, a medio camino entre sentirse españoles o británicos. A medida que pase el tiempo, serán más de allí pero, quiero creer que el “punto” español no lo van a perder nunca.

P-¿Qué ventajas tiene vivir allí?

R-Si fuera posible, trataría de “coger” las cosas buenas de los dos lados. Lo bueno de España es “lo social”. En España nos gusta estar juntos, las sobremesas de 3 horas, estar con los amigos y la familia… en UK no hay nada de eso. Para quedar con unos amigos para “tomar unas cervezas”, aquí tienes que quedar un mes antes y, lo de las cervezas… no existe. Lo que hemos ganado es proyección profesional, acceso a campañas y trabajos.

P-¿Se plantea volver a España?

R-Seguro que volveré pero ahora mismo, me temo que no. La Covid-19 nos ha golpeado a todos pero, el porcentaje de paro en UK es del 4,5%, lo que significa que, a nivel profesional… hoy no. Los chicos van a comenzar sus estudios en la universidad y están muy “acoplados” aquí. A largo plazo, en enero de 2012, no podía imaginar que en julio de ese año me vendría a vivir a Inglaterra.

La idea que tenemos es que ahora es complicado volver. Vinimos con dos niños de 7 y 4 años, volveríamos con dos jóvenes de 16 y 13… Eso es muy difícil. Además, en 2012 era buen momento para venir pero, ¿En 2020 es buen momento para volver?

P-Antes de terminar ¿Cómo ves el Brexit? ¿Cómo se está viviendo allí?

R-Resumiendo mucho, es un auténtico desastre. Hemos vivido el Brexit, hemos vivido el Covid… De esta salimos capitanes generales. El Brexit es, desde mi punto de vista, el mayor error que ha cometido Gran Bretaña porque es la consecuencia de un objetivo electoral de David Cameron. El Partido Conservador es un desastre. Cada uno va por su lado y para eliminar el debate interno Cameron dijo: “Voy a convocar un referéndum”… Se le volvió en contra, y perdió.

Hace un año, Cameron sacó un libro para explicarlo todo. En el libro, Cameron explica que lo malo no fue convocar el referéndum, lo malo fue perderlo. Personalmente creo que las dos cosas fueron “horrorosas”. El caos que hay en Gran Bretaña es brutal, nadie tiene “ni idea de lo que va a pasar desde el día 1 de enero próximo… tanto es así que nosotros vamos a sacarnos el pasaporte británico, por lo que pueda pasar.

Por poner un ejemplo, las tasas universitarias hoy en UK, como miembro de la UE, son iguales para un británico, para un francés o para un español. Un extracomunitario paga tres veces más. A partir del 1 de enero, no sabemos que pasará.

Pero no es la única pregunta pendiente: ¿Cómo quedarán los aranceles? ¿Cómo quedará el precio de la fruta que UK importa?… Simplemente no se sabe. Boris Johnson, Primer Ministro Británico, ya se ha saltado el acuerdo alcanzado con la UE. Si repasamos la historia, los británicos son expertos en decir una cosa y hacer otra, en saltarse los tratados y no corresponder. No hay más que ver cómo está Hong Kong desde hace 25 años, cuando lo dejaron…

Lo que ocurra a partir del 1 de enero se me antoja complicado y con consecuencias inciertas porque “nadie sabe nada” y todo apunta a que tras las negociaciones “se van a levantar sin acuerdos”, por lo que Johnson ya está diciendo que “la culpa es de la UE que no quiere negociar”. Aquí, en este referéndum se votó en “clave de inmigración”… pura y dura, nada más.

P-Votaron a favor en las zonas rurales… en las ciudades se votó NO…

R-Claro. No hay información sobre cómo van a ser los movimientos de mercancías o si habrá aranceles o no… y estamos en octubre. Es muy triste.

Pensaba que los políticos británicos tenían algo de “gentleman” pero me he dado cuenta de que son “miserables”, igual que los políticos de España y de todas partes. Los políticos británicos se comportan así “por puro poder y por pura ideología”. Utilizan la mentira, la falsa verdad…

P-¿Se creen Napoleón?

R-O el Duque de Wellington, no se sabe… Durante la campaña de Brexit se llegó a decir por la tele que Turquía entraría en la UE “y que todos los inmigrantes turcos vendrían”. Eso asustó a la gente

P-Pero, si expulsan a los inmigrantes, que normalmente realizan trabajos de poca cualificación ¿Quién hará esos trabajos?

R-Necesitan a la inmigración. Las nuevas condiciones para la inmigración van a ser muy duras. Van a regular la inmigración para que esta “sea a la carta”: Si necesitan obreros de la construcción, abren un cupo de “X” trabajadores para ese sector. Cuando sea necesario que entren trabajadores para otro sector… se abrirá otro cupo.

P-¿El resultado de aquel referéndum sorprendió a los británicos tanto como al resto del mundo?

R-Los últimos días hubo mucho nerviosismo y las encuestas daban un resultado cada vez más ajustado. El resultado fue el que fue por muy poca diferencia (52% de los votos a favor del Brexit y, 48% a favor de la permanencia en UE) y, la sorpresa vino porque “No hay vuelta atrás”.

La libra, de un día para otro, perdió un 20 % de su valor… pero, lo peor fue que “no había un plan” de ningún tipo. Fue un “nos vamos porque nos vamos y, ya está”, y los políticos que participaron en aquella historia se han ido todos… ¿Son o no miserables?

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *