web analytics

El testamento político de Juan Luis Gordo

“Todo tiene su principio y su final, incluido el ejercicio de cargos políticos y representativos. El pasado fin de semana concluyó mi etapa como secretario general del PSOE en Segovia”, así empieza la entrada de la bitácora de Juan Luis Gordo en la que se despide tras nueve años del cargo. Viene a ser un testamento político en el que Gordo reivindica su rol en el contexto de unos “años turbulentos” y reparte consejos y observaciones.

Por ejemplo, la indepencia económica. “Nadie es imprescindible en política y, en ningún caso, se puede hacer de la política una profesión. A la política hay que venir a servir, y no a servirse. Y, además, como me recordó Juan Muñoz en mis inicios, si traes la vida resuelta aún mejor: serás libre y no estarás condicionado por nada, ni nadie”.

Huir de las peleas orgánicas sería otro gran item. “Considero que un partido político nunca puede ser fin en sí mismo, como a veces lo conciben muchos compañeros y otros miembros de otras formaciones, sino un medio instrumental para dar respuesta a los problemas de los ciudadanos. prefieren estar en la pelea orgánica que en aquello que constituye la esencia de la política: la búsqueda del bienestar para los ciudadanos”. En este punto Gordo destaca como vital aspectos como la cohesión interna frente a la división y las discrepancias públicas que “genera dudas y anticuerpos sociales que pueden llegar a quebrar su credibilidad y aceptación social. El debate y la autocrítica son esenciales para mejorar la acción política, pero este debate ha de efectuarse en el interior, nunca hacia el exterior… Ninguna familia que se precie lava los trapos fuera”.

Otro factor es el liderazgo. Frente a los “bienqueda”, Gordo reivindica dejarse “pelos en la gatera…por haber actuado conforme a lo que uno entiende que debe hacer y no eludir. Dicho esto he de afirmar que respeto a la mayor parte de los políticos que en el día a día a día se ponen de perfil ante los problemas, echan la culpa siempre al contrario, o dan un puntapié hacia delante para no tomar decisiones que les puedan erosionar en su posición personal; pero ni lo comparto, ni los entiendo”.

Y para finalizar, regeneración sí, pero hasta cierto punto. “Hay quien ha calificado a los antiguos dirigentes como “viejas reliquias”. Un error que pone de manifiesto una visión muy corta de la política. La organización ni puede estar repleta de jovencitos inexpertos, ni de viejas reliquias conservadoras. Lo ideal es el equilibrio y la transmisión de experiencias y dinamismo”.

Ir al blog

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. ‘No hacer de la política su vida’, aunque algunos, aún teniendo oposición ganada, solucionan bien su vida con la política… 😉

    Post a Reply
  2. Siempre escuchando consejos de este señor que realmente el no ha aplicado a lo largo de su trayectoria política. Siempre manejando hilos en su propio beneficio. Yo ya me harto de tanta hipocresía.

    Post a Reply
  3. Sigue sin entender nada pues hoy en dia se esta viendo que no es mejor politico aquel que como dice llega a la politica con la vida resuelta sino aquel que llega con ideas de cambiar su vida y con su trabajo una vez esta en la politica sin haberse hipotecado con nadie cosa que en su partido aun sigue siendo pronto para que eso cambie y eso mismo le permita desarrollar aquello por lo que se presto a perder la intimidad y hacer de su vida publica cambios en esta sociedad en la que todo esta inventado pero carece de esos matices que no la deja de terminar de avanzar.Por otra parte no quita que se le agradezca su dedicacion y desearle ahora que se ha deshipotecado nos siga dejando sus buenos comentarios.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *