web analytics

El campo segoviano capta anualmente unos 2.500 temporeros, en un 90% rumanos

Entre enero y mayo es la temporada de menor actividad en el sector agrario segoviano. Según los datos del ministerio de Trabajo, en esos meses la cifra de trabajadores extranjeros de alta en el Régimen Especial Agraria (REA) se sitúa en tonro a los 900 trabajadores. En cambio, en septiembre, mes que marca la punta de actividad, la cifra de extranjeros en el REA alcanza los 3.425 empleados. En consecuencia, desde el ministerio se estima en 2.500 empleos temporales los cubiertos por extranjeros en la provincia de Segovia, según informaba la subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín.

¿De dónde proceden? Pues en su gran mayoría de Rumanía. Tomando los datos del pasado agosto, de 3425 empleados en el REA 2.787 eran rumanos, eso supone un 85%, una proporción que se mantiene a lo largo del año respecto a otras nacionalidades.

Pero hay variaciones significativas. Así, en mayo y junio, al inicio de la temporada veraniega la demanda más significativa se produce de trabajadores procedentes de Mali con tasas por encima del 90%.  En Junio y julio la mayor variación relativa en la afiliación se origina con origen de procedencia en Marruecos y Rumanía (tasas cercanas al 60%).En el mes de agosto disminuyen todas las afiliaciones de trabajadores lo que significa que no hay una alta demanda relacionada con ninguna campaña concreta. Agosto y septiembre marcan otra vez la incorporación de trabajadores rumanos, en tanto a partir de septiembre/octubre, cuando cae la demanda estacional se aprecia una disminución notable en los cuatro países, con una incidencia muy profunda en los procedentes de Rumanía, de donde disminuyen dos de cada tres trabajadores de los afiliados en el anterior mes.

Pero faltan trabajadores. Para paliarlo, este año desde la comisión de flujos migratorios, en la que están representadas desde las administraciones competentes a Guardia Civil, sindicatos y patronal, se inició un plan piloto cuyos resultados, “satisfactorios” según Martín, se analizaron ayer en comisión con la idea de repetir la iniciativa en 2020.

Campaña piloto para trabajadoras marroquíes

Lirio Martín.

Básicamente, se trata de la contratación en origen de trabajadoras marroquíes a través de la expedición de visados temporales que habilitan para trabajar en España durante nueve meses, con el posterior retorno obligado al país de origen cuando termina la campaña agrícola. El empresario paga el viaje de ida completo y el de vuelta hasta Tarifa; pone también sin cargo para el trabajador sustento y techo en condiciones con una mensualidad equivalente al Salario Mínimo Interprofesional.

Desde el sector se hicieron unas estimaciones de 500 trabajadores para cubrir diferentes campañas y desde la administración marroquí se seleccionaron 295 trabajadoras que contaban con experiencia previa en campañas agrarias (la fresa, en Huelva) y de las que finalmente 254 llegaron a Segovia. Sobre el 80% cumplieron todo el contrato. Bajas por enfermedad, desacuerdos con la empresa o problemas familiares explican este 20% de trabajadoras que no acabaron las campañas. Consta un caso de problemática sanitaria grave, que tuvo que ser trasladado a los servicios sociales.

Se aprobaron varios expedientes. El primero, entre el 15 de junio y el 25 de agosto, en Fuente el Olmo de Fuentidueña. Posteriormente se tramitaron tres expedientes para el periodo del 10 de julio al 30 de octubre, en las localidades Chañe, Navalmanzano y San Martín y Mudrián. Por último, se realizó la tramitación acumulada de dos nuevos expedientes entre el 20 de septiembre y el 30 de diciembre para la localidad de Chañe. El año que viene se prevé repetir la experiencia.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *