web analytics

El ayuntamiento pactó cerrar el caso miniapartamentos con 6.000€ de multa

La ejemplarizante sentencia contra la empresa constructora de los miniapartamentos de San Lorenzo, Hontanilla del Eresma, con multas por falta “muy grave” de 332.000, ha permitido aflorar documentación que cuestiona la actuación de Urbanismo del Ayuntamiento de Segovia. Según esto, el ayuntamiento ignoró durante al menos ocho meses diferentes informes que acreditaban que en el supuesto muro de contención se estaban construyendo miniapartamentos; solo la insistencia de la asociación Amigos del Patrimonio en la denuncia pública del caso forzó la apertura de un expediente de infracción urbanística que derivó en la paralización de las obras y la presentación de denuncia por infracción urbanística. Posteriormente, el ayuntamiento y los nuevos propietarios de la empresa, pactaron resolver el expediente con una sanción leve de 6.000€ a cambio de sellar el muro e inutilizarlo para cualquier instalación, acuerdo que no fue autorizado por el juez instructor.

A la izquierda, foto de Amigos del Patrimonio elevada a Urbanismo en 2005. A la derecha, en la actualidad.

A la izquierda, foto de Amigos del Patrimonio elevada a Urbanismo en 2005. A la derecha, en la actualidad.

La historia se remonta a primeros de los años 2000. La finca, una antigua huerta ubicada en la calle Los Molinos, mantenía tres edificaciones que la propiedad, en aquel momento la familia del ex concejal del PP, Ángel Sancho, pretendió rehabilitar para su uso como residencia universitaria de la Universidad SEK.  Urbanismo del Ayuntamiento rechaza el proyecto, por considerarlo no compatible con la calificación de suelo rústico de protección especial imperante en la zona.

La historia podía quedar ahí, pero la familia vendió entonces la finca a la empresa Hontanilla del Eresma SA, vinculada al empresario Manuel González Herrero, que remodela el proyecto y sobre 2004 consigue la aprobación del proyecto. En la licencia de obras se contempla la construcción de un enorme muro de contención, muro que en diferentes puntos el expediente judicial se considera “innecesario y desmesurado”.

Vista gorda

De buen principio lo desmesurado del muro llama la atención de Amigos del Patrimonio, que inician un seguimiento de las obras. En 2005 las sospechas se convierten en una triste realidad; en el interior del muro se están construyendo 46 departamentos con inequívoca dotación para servir de alojamiento.  “Fue ya en 2005 cuando vimos que aquel muro encubría otra cosa, y se lo comunicamos a Conde Arambillet (concejal de Urbanismo). También le hicimos llegar fotos con los sanitarios que se estaban instalando en el supuesto muro. Seguían sin hacer nada”,  explica Pedro Montarelo, portavoz entonces de la Asociación Amigos del Patrimonio de Segovia, para quien la invariable respuesta de Arambillet a sus denuncias “era que allí solo estaban construyendo un muro”, añade Montarelo. “Visto que no nos hacían caso hicimos una nota de prensa advirtiendo que la concesión de aquella licencia de obras podía constituir un delito de prevaricación.  Un medio tituló que nosotros acusábamos al ayuntamiento de prevaricar. Muy furioso, Arahuetes compareció entonces en rueda de prensa y amenazó con demandarnos. Nosotros nos achantamos un tanto y pedimos al medio que publicó que se ciñera a la literalidad de nuestra nota”, explica Montarelo. También la comisión de Patrimonio de la Junta toma cartas en el asunto y en diciembre de 2005 advirtió al ayuntamiento la existencia de “irregularidades”.

Lo cierto es que el ayuntamiento finalmente, tras la oportuna investigación, procedió a paralizar las obras y a presentar en mayo de 2006 denuncia contra Hontanilla del Eresma, personándose como acusación particular. En aquel momento se atribuye a Sancho la calidad de coopropietario de la empresa, extremo que Sancho niega, si bien el 29 de mayo dimite como concejal alegando su intención de que sus actividades privadas no se entremezclen con el PP.

“Eso fue en mayo, en julio mi familia, y yo actuando como administrador, recompramos la finca quedándonos con Hontanilla del Eresma con la idea de volver al proyecto inicial, que se limitaba a rehabilitar los dos edificios ya existentes”, recuerda Ángel Sancho.

Acuerdo a espaldas de la fiscalía

En aras de solucionar el entuerto, el 31 de octubre de 2006, y con la fiscalía en plenas diligencias investigadores de un delito urbanístico, Pedro Arahuetes cita a Sancho en la sala de la Chimenea, con presencia del responsable de Urbanismo, Juan José Conde, y el también concejal del PP y arquitecto de la Junta, Ángel Beloqui. Sancho explica su decisión de sellar los huecos del muro, inhabilitándolo como apartamentos, y volver al proyecto inicial. Se acuerda entonces, “en aras de la restitución de la legalidad”, que el ayuntamiento se retirará de la acusación particular, aplicará una sanción “leve” a Hontanilla del Eresma (con una multa de 6.000€), “y que se hablará con fiscalía y juez para dar por cerrado el asunto”, explica Sancho.

La finca registra un alarmante estado de vandalización.

La finca registra un alarmante estado de vandalización.

Y en efecto, el 6 de noviembre se registra en Urbanismo solicitud (ver documento) para ejecutar obras tendentes a la conclusión del proyecto, sobre la base de “inhabilitar cualquier instalación” en el muro “haciendo susceptible de uso habitable única y exclusivamente el edificio principal y los dos edificios anejos originales”.  Sin embargo, al estar ya judicializado el tema el ayuntamiento solicita, a su vez, permiso al juez instructor, auto que se registra en el ayuntamiento, cuatro días después, el 10 de noviembre (ver documento).

Pero se ha cometido un error procesal garrafal. “Con la investigación en manos del fiscal, el acuerdo debía haberse pactado con el fiscal, no con el juez”,  explican fuentes jurídicas, de donde la respuesta del juez (ver documento), con fecha de febrero de 2007 es “no ha lugar a conceder autorización alguna”.

Se frustra así la posibilidad de desbloquear la situación. Para entonces, la tesitura política ha cambiado, Conchita Domínguez, concejal de IU y responsable de Patrimonio, muy cuestionada, convierte el caso “miniapartamentos” en una cuestión crucial en la alianza que sostiene a Pedro Arahuetes en la alcaldía.  Lo que siguen son diversas sentencias, todas condenatorias en el ámbito urbanístico contra Hontanilla del Eresma, cuyo colofón es la sentencia de abril de 2014.

El muro es legal

No obstante, sigue prevaleciendo el espinoso tema del muro de contención. El muro es legal, no lo es usarlo como “miniapartamentos”. La restitución de la legalidad, por tanto, comportará no la supresión del muro, sino su sellado, su inhabilitación para cualquier otra función; las toneladas y más toneladas de hormigón ya vertidas, en la medida que se ajustan a la licencia sorprendentemente concedida en 2005, en uno de los casos más oscuros del urbanismo segoviano, permanecerán . Así las cosas, todo indica que las partes están condenadas a entenderse.

Foto de 2005, Amigos del Patrimonio, los forjados de hormigón se ajustan a la licencia.

Foto de 2005, Amigos del Patrimonio, los forjados de hormigón se ajustan a la licencia.

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

7 Comments

  1. La redacción del Acueducto2 se ha olvidado incluir en el articulo que previamente a la licencia municipal, ya habían sido emitidas las autorizaciones para construir sobre suelo rustico protegido por parte de la Comisión de Urbanismo y de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.
    Por favor, no tratemos una vez mas de matar al policía. la Justicia ha dicho claramente quienes son los culpables le duela a quien le duela.

    Post a Reply
  2. Por lo mismo que dices se torna en contradicción pues la Comisión determinó que no existía impacto sobre la protección al estar en el subsuelo y no alterar el aspecto. Si esto es así, como también dijo la fiscalía y el juez de primera instancia, es decir como todo está enterrado, si no se ve, no es accesible ni susceptible de uso físicamente hablando, ¿ por que es sancionable ? ¿por qué no se actuó en diciembre de 2005 con los chamizos ya acondicionados, fotografiados, informados por técnicos con fotografías y terminados y sí se paralizó cuando ya estaban soterrados en mayo de 2006 ?

    Post a Reply
  3. Alertas de cosas extrañas de Amigos del Patrimonio y hasta de molestos concejales. Quizá, algún día se sepa qué intereses ocultos ¡je! ‘o-c-u-l-t-o-s’ había [incluso reuniones de que si me han ofrecido y que si… tarari y tarara] 😉
    https://www.youtube.com/watch?v=oNiVLjswS6M

    Post a Reply
  4. Es demasiado evidente que sólo el Ayuntamiento podría haber evitado este atropello. Sólo este Ayuntamiento podría haber evitado legalmente su culminación y sólo este Ayuntamiento podría haber solucionado legalmente y con objetividad su culpa por otorgar semejante licencia y la de sus cooperadores. Esta claro que todo su esfuerzo incriminatorio a otros delata su interés de ocultar su parte importante, inicial de responsabilidad como cooperador necesario. Cuatro aspectos; la licencia (ilegal y sin sentido), el seguimiento (su ocultación), la actuación (vía penal y política) y la solución judicial (que ya veremos) podrá haber afectado a sus adversarios políticos o enemigos pero a costa de no defender, evitar, gestionar y solucionar el verdadero bien común, en este caso el paraje protejido. Los muros permanecerán incluso después de reestablecer la legalidad y los muros serán serán una vergüenza permanente de que la estructura autorizada que se quedará es lo más grave, lo que vulnera lo que afecta y lo que daña, no los azulejos. Siempre su conveniencia por encima del interés general y el bien común y a costa de lo mismo.

    Post a Reply
  5. Por cierto, la licencia y el proyecto autorizado contempla un aparcamiento en superficie para más de 10 coches, encima de los muros con forma de zulos, en un forjado donde había una huerta. Acaso eso no autorizar un cambio de uso donde había una huerta ? ¿acaso hay algo más grave para una protección paisajística y ambiental que un aparcamiento ? ¿se quedará también el aparcamiento? Pues eso, que por unanimidad, la Junta de Gobierno de 2005, con Luqueras y Dominguezs incluidas lo autorizó por unanimidad. ¿o no?

    Post a Reply
  6. Claro que si un aparcamiento en superficie en un lugar como este, lo es para más de 10 coches y se autoriza dentro de lo que era un proyecto de rehabilitación de vivienda unifamiliar, lo de la residencia de estudiantes o similar con muros soterrados en forma de habítáculos, no estaba encima de la mesa o a nadie se le ocurrió ? Sería entonces para un coleccionista de vehículos o para un concesionario ? Jo… con lo que hay que comulgar. Por cierto, si en diciembre de 2005 ya estaban terminaditos los zulos y así lo recogieron los cuatro informes de inspección urbanística con fotografías incluidas, alguno solicitado por el Alcalde ¿por que no se paró entonces y se espero a mayo-junio?
    ¿Alguién conoce esos informes? Proponían parar y/o demoler algo ? Si es así ¿por qué no se hizo entonces?

    Post a Reply
  7. Y en otro orden de cosas, si la legalidad y el sentido común dicen que la licencia es más que cuestionable, dudosamente legal. Por qué no se ha iniciado un procedimiento de revisión o denunciado ante los tribunales ? Se lo digo pues igual tiene que ver con que los demunciadores-defensores del patrimonio, en esta ocasión integraron y votaron en favor de la misma en la Junta de Gobierno cuando gobernaban. ¿así de simple?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *