web analytics

¿Día sin coches?

Estacionamientos en Ildefonso Rodríguez este domingo.

Quizá porque se trata de concienciar y por lo tanto de dejar libertad al ciudadano, quizá porque se trata de “no molestar” demasiado en un asunto que siempre genera críticas entre los segovianos, quizá porque es evidente que el Ayuntamiento no tiene, ni mucho menos cerrado —más bien, ni abierto adecuadamente— el debate sobre la eventualidad de cerrar o restringir severamente el tráfico en el casco antiguo, el “Día sin coches” con el que se cerró la Semana de la Movilidad apenas se notó en el casco antiguo, la zona en la que se pretendía que no hubiera coches este 22 de septiembre y que los ciudadanos tomaran las calzadas.

No se notó, entre otras cosas porque la vigilancia policial en los accesos fue escasa y, durante todo el día —la medida abarcaba hasta las 22.00 horas— el personal parecía no ver las señales de prohibición instaladas en los accesos. Y no todos eran clientes de hoteles o de restaurantes (recuérdese, era domingo, en el casco antiguo de Segovia); usuarios de los parking públicos o privados, vehículos servicios públicos o residentes que conformaban la ambigua lista de “exentos”. Así las cosas, encontrar aparcamiento en las calles “restringidas” se hacía complicado, como siempre.

Lo cierto es que el reiterativo programa de la Semana de la Movilidad, un voluntarioso intento de origen europeo (con sus subvenciones) de concienciar al personal de que el uso del coche debe razonarse, que se deberían buscar alternativas como el paseo, la bicicleta o el transporte colectivo, parece que va a presentar el mismo balance de los últimos años: nula trascendencia entre los adultos, escasa consecución de objetivos y, eso si, varias actividades en las que los niños han alterado la normalidad de sus clases para escuchar charlas y demostraciones de bomberos y policías; visitar el Parque de Tráfico o incluso probar la sensación de extender una multa que, esta vez, ni siquiera generaba el cabreo momentáneo del conductor que recogía la receta de su limpiaparabrisas con una sonrisa porque se trataba de un tirón de orejas administrado por un niño sin coste alguno económico o de puntos.

Este lunes, la “movilidad” en la ciudad regresa a la normalidad. Es posible que no note cambios respecto a la semana pasada.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Pues la vista de lince no debe imperar en las órdenes recibidas por las autoridades competentes, la vista gorda, para mí que sí 😉

    Post a Reply
  2. Bonita y falsa iniciativa. Yo tonta de mí, cogí el transporte público el domingo día 22, con la idea de que si no gratis, al menos tuviese algún tipo de rebaja en su costoso precio. Pues no señor@s. Pague mi eurito de ida y mi eurito de vuelta. Y esa fue mi experiencia, el día del tonto de capirote.

    Post a Reply
  3. Lo de la restriccion de coches al casco antiguo es la mayor broma que se ha visto. No solo el pasado domingo. Entre que las camaras que debian controlar los accesos no deben funcionar y la inacción de la Policia Municipal, cualquier fin de semana la casi totalidad de los vehiculos no son de residentes. A partir de ahi, lo demas son sandeces.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *