web analytics

De cómo vivían los romanos

Una recreación de una calle y de una casa con todos sus departamentos trasladará a los segovianos a la Roma del siglo I a través de la muestra Romanorun Vita montada por la Obra Social de la Caixa en la plaza de Día Sanz en una carpa rodeada por el codo que hace el Acueducto romano en ese punto. La muestra, que incluye imágenes, sonidos e incluso los olores en los que se ambienta, se basa en la documentación arqueológica y descripciones literarias y muestra que aquellas ciudades no eran tan distintas a las actuales.

La Obra Social “la Caixa”, en colaboración con el Ayuntamiento de Segovia, han presentado la exposición de divulgación histórica, Romanorum Vita que pretende explicar cómo se vivía en las ciudades romanas. Se trata de una muestra itinerante en la que se ha recreado un fragmento de una ciudad romana en plena época imperial, en el siglo I basándose en las descripciones literarias y los testimonios arqueológicos de hace 2.000 años para reproducir, en tamaño real, algunos de los espacios que formaban la ciudad.

En la muestra, abierta hasta el 7 de noviembre en la plaza de Día Sanz, los visitantes descubrirán que artesanos y comerciantes desarrollaban todo tipo de actividades en calles llenas de gente. Paseando por una de ellas o delante del foro de una ciudad romana, los espectadores comprobarán cómo eran las letrinas —y el olor que desprendían— cómo eran los comercios y que entonces ya existía lo que podríamos considerar como el precedente de los locales de comida rápida.

La comisaria de la exposición, Isabel Rodá, detalló en la presentación el uso innovador de distintos elementos —desde la inclusión de ruidos y olores característicos de la época hasta la interacción entre el espacio escenográfico y un gran audiovisual— para lograr que los espectadores se sumerjan en la ciudad y descubran sus similitudes con la vida cotidiana actual.

Romanorum Vita tiene 400 metros cuadrados de superficie expositiva en la que se ha recreado una ciudad arquetípica del imperio Romano y se presenta un día cualquiera de esa urbe para descubrir cómo era la vida, tanto en la calle como en el interior de una casa de una familia de clase media alta.

Grandes urbes y clases sociales mezcladas.

Establecer paralelismos entre las ciudades romanas y las ciudades actuales es otro de los objetivos de la muestra. En la ciudad romana, por ejemplo, la actividad no cesaba ni un instante, especialmente después de que un edicto de Julio César prohibiese la circulación de carros y animales durante el día para evitar accidentes. Así, de día las calles eran más seguras, pero el ruido nocturno aumentaba extraordinariamente. No era fácil dormir en una ciudad romana. También se explica cómo se establecían las relaciones sociales entre ciudadanos de distintas clases.

La exposición detalla otros elementos importantes en la vida pública, como la religión o la política y descubre que cuando se acercaban las elecciones, las empresas de publicidad electoral daban a conocer a los candidatos: pintaban su nombre en las paredes, proclamaban sus virtudes y contrataban a personas para que pidiesen el voto a los ciudadanos.

Por último, los visitantes de Romanorum Vita podrán entrar en una casa típica de la clase media alta romana, pasear por sus distintas estancias y descubrir su distribución, la decoración empleada o los vivos colores con que pintaban las paredes.

Fuera de la exposición física, la muestra se completa con su presencia en línea que aporta una experiencia virtual enriquecedora que permite una completa visita virtual con elementos creados expresamente para la red como la inclusión de voces romanas que describirán situaciones cotidianas o la descripción de las obras históricas en que se ha basado el proyecto expositivo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. ¿Cómo se vivía en las provincias romanas? Pues más o menos como ahora. Los aedilis del concilium con el regere a la cabeza, pues eso, como los de la foto: bien…o muy bien. Con buena nómina a fin de mes. El resto: la ciudadanía romana con su estatus social privilegiado (más o menos como los cargos de confianza, los carnetes de los partidos y familiares allegados) viendo pasar los días; ¿y el resto?, el resto, construyendo el acueducto. Ya te digo 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *