web analytics

Botellones en calles y pisos en “celebración” del fin del toque de queda en Segovia

Como en el resto de España y tras seis meses de encierro obligado, el fin del toque de queda motivó una avalancha de gente muy joven en Segovia a partir de la medianoche, obligando a la policía local a emplearse a fondo en lo tocante a control del botellón y consumo de alcohol en vía pública y, también, en 24 llamadas denunciando ruidos a lo largo de toda la madrugada. No constan detenidos pero sí sanciones por no llevar la mascarilla, no guardar la distancia social, consumo de alcohol en vía pública y alteración del orden público.

La jornada tuvo dos partes. Por la tarde, terrazas llenas a rebosar aprovechando una óptima temperatura. Como en los fines de semana precedentes, a las 22 horas cerraron los bares y el personal se retiraba a sus respectivos domicilio. Hasta ahí lo normal. Pero a partir de la medianoche, concluido el Estado de Alarma, y ya sin bares abiertos, las calles fueron tomadas por grupos, “básicamente jóvenes de 16 a 20 años“, informa la policía local, que se congregaron en los lugares habituales: Salón, Hontanilla, plaza de toros, aledaños del cementerio… Pero fue la Plaza Mayor una vez más el epicentro de la aglomeración. En estos puntos la policía montó controles para evitar el consumo de alcohol en vía pública y el quebrantamiento de las medidas de seguridad, produciéndose carreras de jóvenes que huían ante la presencia de los agentes. Es lo que muestra el vídeo, un centenar de adolescentes celebrando el fin del confinamiento en el quiosco a los pocos minutos del 9 de mayo. Sobre las 12:15 llegaba la policía local, saliendo a la estampida los celebrantes.

Otro efecto del fin del Estado de Alerta es la posibilidad de reuniones en los domicilios sin restricciones en cuanto al número de personas. Nuevamente la recuperación de la normalidad se saldó en la proliferación de fiestas en los pisos haciendo habitual la imagen de balcones llenos de jóvenes celebrando el fin de las restricciones.

Después de las correrías por la plaza y puntos de botellón, las fiestas y reuniones privada fueron precisamente el principal quebradero de la policía, de los 25 avisos recibidos, 14 lo fueron por ruidos en domicilios particulares. Y la otra cara, el fin de fiesta, con borrachos montando juerga en plena calle.

Un estallido juvenil de euforia, tras seis largos meses sin poder salir de noche, que sin duda tendrá su reflejo en los partes de evolución del covid dentro de las próximas semanas.

Avalancha de madrileños

Con el fin del Estado de Alarma decaía también la limitación al cierre perimetral de Castilla y León.  El sábado, con el cierre aún vigente, en los principales puntos turísticos y de segunda residencia de la provincia, no se detectaron especiales incumplimientos ni aglomeraciones. Normalidad absoluta. Las carreteras estaban vacías. Sin embargo, las previsiones para hoy a partir de reservas hosteleras, administradores de viviendas de segunda residencia, indican que se espera una avalancha de visitantes. Turistas, segundas residencias, segovianos empadronados en Madrid que por fin podrán desplazarse legalmente a su tierra e hijos de segovianos deseosos de reencontrarse con sus padres. Una especia de vuelta a la normalidad que dispara la movilidad con aún la epidemia bien viva entre nosotros. Mucha precaución.

Terrazas llenas por la tarde. Noctámbulos en la plaza del Azoguejo (arriba).


 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

15 Comments

  1. Nos falta una dirección nacional con… ‘bemoles’, y no 17 señores y ñoras tirando cada uno a espurios intereses electoralistas, partidista y cuasi pueblerinos. En muchos casos tabernarios.

    Post a Reply
  2. ¡Ah! pero ¿se pueden poner sanciones? Pero si llevamos todo el Estado de Alarma de pitorreo (se habrán pagado 4 sanciones como mucho ¿alguien se atreve a poner las estadísticas? No).
    Lo de anoche fue de cachondeo de los cuerpos de seguridad, desangelados y faltos de autoridad por culpa de unas autoridades políticas incapaces, sin directrices concretas (autoridades por llamarlas algo).
    Claro qu… estos son los futuros gobernantes -?- de este país (o en lo que se convierta en poquitos años).
    Dos cosas hay infinitas, nos lego Einstein: el universo y la estupidez humana y de la primera no lo tenía claro.
    ¡Hayga salud! a seguir pastando y bebiendo…

    Post a Reply
  3. Allá la conciencia y la inconsciencia de cada uno.Cuando vengan mal dadas…. Que vendrán,que cada palo aguante su vela.
    Está claro que las cosas por las buenas ,no las entendemos.

    Post a Reply
    • Pues si, pero es que no sólo se contagia el que hace estas “cosas”, el incumplimiento al final puede afectarnos a todos,

      Post a Reply
  4. El sábado para nada estaban las carreteras vacías. Ya había bastante jaleo.

    Post a Reply
  5. En 15-20 días tendremos la sexta ola, fijo. Con este ritmo de vacunación, ha sido una temeridad levantar las restricciones.

    Post a Reply
    • Quinta, perdón, pierdo la cuenta…

      Post a Reply
  6. Pues aparte de la evidente responsabilidad de estos niñatos, una parte también la tienen los papas de estos menores. Estarán muy orgullosos de ver a sus vástagos en youtube, haciendo el cafre.
    Eso sí, votemos por la libertad.

    Post a Reply
    • No es mismo libertad que ” libertinaje”.

      Post a Reply
  7. Ay, los jóvenes. Qué solidarios! Qué comprometidos! Qué responsables!

    Post a Reply
  8. Simplemente indecente, vergonzoso, irresponsable. Esto es lo que tiene. Esta es la generación del futuro que nos espera. Insolidarios y sobre todo dementes y descerebrados, cuya culpa no es de ellos sino de los padres que no les han educado en ser solidarios. Enhorabuena a todos los padres y madres por permitir esta caterva de indigentes intelectuales hayan pensado que ancha es Castilla. Seguramente en un par de semanas se esté planteando volver al estado de alarma. Enhorabuena

    Post a Reply
    • Jóvenes que visten camisetas con lemas de moda (ecologismo, feminismo, LGTBI, BLM, …) pero incapaces de esforzarse o asumir renuncias.
      Solidaridad de Instagram.

      Post a Reply
  9. La Generación “Ayusers”: insolidarios, incívicos y mal educados.

    Post a Reply
    • Qué tendrá que ver la cosecha del trigo con los cojones del alcalde.

      Post a Reply
    • A ver si van a ser los “sanchistas”, descerebrados totales.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *