web analytics

Becados para estudiar las fiestas, los estandartes y la etnobotánica

El Instituto de la Cultura Tradicional Manuel González Herrero, del Área de Cultura de la Diputación provincial, ha hecho entrega de sus becas anuales para el estudio aspectos de la tradición, las costumbres o la genética cultural y patrimonial de los municipios de la provincia que en esta edición han recaído sobre los investigadores Karla Meneses, Beatriz de Andrés y José Emilio Blanco que tienen por delante un año de estudios y 8.000 euros de dotación para desarrollar los trabajos que ellos mismos han elegido, una fórmula novedosa en unas becas creadas en el año 2014 que hasta ahora se ceñían a propuestas prefijadas.

Los becados junto al presidente provincial, Francisco Vázquez, y la diputada, Sara Dueñas.

Los becados profundizarán en temas como la alimentación en las fiestas patronales de la provincia, como es el caso de la beneficiaria de la beca de jóvenes investigadores, Karla Meneses, la simbología en estandartes, asunto sobre el que trabajará Beatriz de Andrés y la etnobotánica, elegida por Emilio Blanco.

Karla Meneses, quien ha puesto por título a su proyecto “Ajos, vírgenes y ofrendas”, comentaba en el acto de entrega que a través de una investigación antropológica busca “identificar y caracterizar las relaciones existentes entre la alimentación y las fiestas religiosas en la provincia de Segovia”. La joven investigadora considera que “la alimentación es un espacio a través del cual y en el cual es posible observar, conocer y comprender la articulación del entramado cultural de un grupo social”. Según reconocía ante el presidente provincial, Francisco Vázquez, la beca supone “una oportunidad para profundizar sobre mi ejercicio como investigadora en un lugar en el que la alimentación en las celebraciones religiosas ocupa un lugar significativo”.

Por su parte, De Andrés espera poder demostrar con su trabajo como “la construcción de identidades a partir del estudio de la cultura material, hacen de una sociedad, de sus usos y costumbres, de sus ritos y creencias, de sus relaciones de poder a lo largo de los siglos, una forma de manifestarse que deriva, en este caso, en la simbología en estandartes o pendones y que llevan ligados una impronta representativa de un pueblo y su realidad”.

Por último, Emilio Blanco aclaraba que su trabajo, “La última generación. Intangibles”, alude a “una sensación muy real que tengo de que asistimos a la desaparición de la última generación de personas rurales que vivían principalmente del medio y cuyo saber desaparece prácticamente del todo con su fallecimiento; conocimientos, todos ellos que pertenecen al mundo de lo intangible, de lo que no se mide con dinero”. Matiza, no obstante, que esta apreciación no se corresponde con “una visión romántica del pasado, sino con una visión de futuro, apostando por que, en muchos casos, estos valores tienen un valor de futuro y que hay que rescatarlos” y añadía que “todavía sobreviven en el mundo rural algunos personajes únicos que están esperando ofrecernos su saber”.

Los trabajos de las becas de investigación concedidas por el Instituto de la Cultura Tradicional serán publicados por la Diputación para su difusión y conocimiento, y como material documental para los futuros investigadores de la provincia.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *