Acueducto2

Barral, animador de la piedra

La muestra Emiliano Barral. El animador de la piedra exhibe hasta el mes de junio y en el Museo de Segovia un repertorio de piezas correspondientes a la etapa ‘segoviana’ del escultor (Sepúlveda 1896, Madrid 1936), quien entre 1918 y 1927, partiendo de la tradición familiar de canteros de Sepúlveda, se adentró en el arte de vanguardia y ofreció una amplia obra entre el realismo castellano, el realismo social y otras tendencias que marcaron la transformación del arte escultórico del primer tercio del siglo XX.

La obra, conmemorativa del 80 aniversario del fallecimiento del escultor, es el resultado de la colaboración entre la Junta, titular del museo, y la Diputación. Ambas instituciones aportan piezas, el Museo de Segovia la gran mayoría, al ser el depositario de la donación de las obras de los hermanos Barral, Emiliano y Pedro. Junto a estas obras, la muestra exhibe 24 piezas escultóricas y documentación procedente de diferentes instituciones y colecciones, la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, la Biblioteca Pública de Segovia (Junta de Castilla y León), la Fundación Caja Segovia, el Archivo de la familia Barral (colección Emma Barral Peralta), la Colección Mercedes Merino de Cáceres, la Colección de los herederos de Antonio González de la Torre, y la Colección Familia Martín Díez.

La obra de Emiliano Barral en el ámbito segoviano se presenta al visitante en un recorrido expositivo a través de cuatro etapas bien diferenciadas: ‘Los Barral en la rosada Sepúlveda’, centrada en la biografía familiar; ‘De cantero a escultor autodidacta’, que explica su formación y sus primeras obras; ‘San Gregorio, un taller del Renacimiento’, sobre su participación en la vida cultural de la ciudad; y ‘La vuelta a Madrid, sin retorno’, que habla al espectador de la ruptura con Segovia y lo que había hecho aquí y la proyección de su obra hacia la vanguardia.

En total, una selección de 26 piezas que permiten conocer la evolución del famoso escultor y su trayectoria vital y artística, desde su nacimiento en el seno de una saga de canteros sepulvedanas hasta su partida definitiva a Madrid. Los comisarios de la muestra son Susana Vilches, de la Diputación de Segovia, Santiago Martínez, del Museo de Segovia, y Juan Manuel Santamaría.  Coincidiendo con la exposición, el Museo de Segovia y la Diputación provincial organizan en los meses de abril y mayo un ciclo de conferencias sobre la figura de Emiliano Barral. Además, entre abril y junio, se celebrará un taller didáctico sobre la escultura del artista segoviano.

Author: Cultura

Share This Post On

3 Comments

  1. Un homenaje institucional debido. Gracias a los comisarios y al señor Santamaría gran conocedor de la obra, sobre la que ha publicado.

    Post a Reply
  2. cinco coches oficiales a la puerta, aunque fueran de la misma entidad. Dentro de poco hasta el alcalde de cualquier pueblin aparece con chofer. Será para acabar con el paro.

    Post a Reply
    • Efectivamente, es normal que quien se desplaza desde fuera de la ciudad venga en coche (si es alto cargo, sabemos que oficial y con conductor, bien) pero ¿lo es que personas que están a cinco minutos escasos del evento andando, incluso de la misma institución, se desplacen en coche, y por separado? Sólo la vuelta que tienen que dar, en este caso, para ir hasta el Museo de Segovia, consume más tiempo. Esto no lo entiende nadie ¿o sí?: los políticos-maceta-poltrona, a poder ser de por vida. Será por el paro, como dice usted.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *