web analytics

Bárcenas desvincula a Merino del cobro de comisiones de Realgreen

Merino, en la primera sesión del juicio.

El extesoresro del PP, Luis Bárcenas, ha desvinculado al exdiputado segoviano, Jesús Merino, del cobro de comisiones de las empresas de la trama Gürtel por la organización de campañas electorales en 2003 y 2004 afirmando que en aquel momento, el segoviano “no tenía ninguna capacidad de influir en las campañas”.

La declaración de Bárcenas en la reanudación de la vista oral de la trama Gürtel en su primera época —entre 1999 y 2005— que se sigue en la Audiencia Nacional contradice la versión que, en el mismo escenario, expuso el cabecilla de la trama, Francisco Correa, que aseguró que repartió comisiones de 13.000 euros cada una a Merino, Bárcenas, Jesús Sepúlveda, Gerardo Galeote y una quita persona sin identificar con las siglas P.A., como agradecimiento por su cooperación durante aquellas campañas, facturadas por las empresas de la trama, Spinaker y Realgreen.

En distintos momentos de su declaración, el extesorero negó cualquier capacidad de influencia sobre los contratos de las campañas electorales por parte de Merino, por lo que ironizó sobre esta acusación fruto de las investigaciones de la Udef que “me sorprende mucho que se diga que se diga que hemos percibido cantidad alguna por esto”.

“¿Qué pinta [Merino] en la adjudicación de una campaña electoral? El pobre no tenía capacidad de influencia en nadie, absolutamente en nadie” declaró Barcenas ante la insistencia de la fiscal que preguntó por tres veces sobre esta cuestión siempre con la misma respuesta: “Merino no tenía capacidad de influencia en la campaña” por lo que “si el señor Correa se sintió generoso y le entregó esa cantidad será fruto de su extrema generosidad, pero no porque hiciera alguna intermediación para él porque no podía hacerlo.

Bárcenas explicó además que su relación con Jesús Merino no se se inició hasta “2000 ó 2001” cuando el segoviano se incorporó a la estructura del partido en el equipo de Javier Arenas, como responsable de Política Autonómica. “Desde ese momento comenzamos a coincidir en alguna reunión y luego por una afición común a determinado deporte que practicábamos juntos en alguna ocasión”, relató.

Luis Bárcenas, durante su declaración, este lunes.

Al margen de la exoneración de Jesús Merino del cobro de estas comisiones, las ocho horas de declaración de Bárcenas este 16 de enero dieron para escuchar al extesorero reconocer que en el PP existía una “contabilidad extracontable”, su forma de denominar ahora a la “Caja B”; negar que Correa le hubiera dado dinero a cambio de gestiones que facilitaran que sus empresas lograran contratos públicos; y afirmar que fue el presidente del partido, Mariano Rajoy, el que tomó la decisión de apartar a las empresas de Correa del Partido Popular. Bárcenas hizo además una encendida defensa de la inocencia de su esposa, Rosalía Iglesias, también imputada y negó haberse apoderado de dinero de la caja B.

Merino se sentará ante el juez después de Bárcenas.

La declaración de Luis Bárcenas, para el que se piden 42 años de prisión y 88,8 millones de euros por diferentes delitos, reabre de nuevo las sesiones del caso Gürtel —hasta ahora se han celebrado 30— tras el parón sufrido desde el 22 de diciembre. Tras el extesorero, cuya declaración se prolongará durante varios días, pasarán por el banquillo los acusados que forman parte del denominado “grupo castellano”.

La serie de declaraciones comienza por el propio Jesus Merino —inicialmente, la próxima semana, aunque depende de las sesiones que ocupe finalmente el interrogatorio a Bárcenas— para el que la Fiscalía pide tres años y nueve meses de prisión por haber recibido supuestamente 317.810 euros en comisiones por adjudicaciones públicas en Castilla y León a empresas como Constructora Hispánica, Teconsa y Sufi (filial de Sacyr).

Tras el exparlamentario segoviano se ha programado la declaración de Rosalía Iglesias, para la que se piden 24 años por cooperar en los delitos de su marido, a la que seguirán el extesorero de AP, Ángel Sanchís Perales y su hijo, Ángel Sanchís Herrero, supuestos colaboradores de Bárcenas en la ocultación de dinero en Suiza. El último de este grupo en declarar será el exconsejero de Deportes en Madrid, Alberto López Viejo, para el que se piden 46 años por conceder hasta 386 contratos a la trama por los que se habría embolsado 448.870 euros en comisiones.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *