web analytics

Balonmano Nava se expande por la provincia ante la crisis demográfica

Balonmano Nava tiene un problema. En su feudo, en Nava de la Asunción, la demografía va a menos. Apenas 14 nuevos naveros al año, lo que pone en serio riesgo la cantera del único club segoviano en la élite deportiva. Para solventarlo la directiva que preside Julián Mateo tiene un plan, devenir el club de balonmano de toda la provincia.

Como primer paso desde el club se ha impulsado en colaboración con Diputación y ayuntamientos la creación de una red de escuelas deportivas de balonmano en Segovia, Carbonero, Navalmanano, Valverde y Palazuelos, que se suman a las ya existentes en Sanchonuño y, por supuesto, la casa madre, Nava de la Asunción, donde 112 chicos y chicas trabajan la disciplina. En la directiva calculan que este año otro centenar de benjamines y alevines se estrenarán en el balonmano. Para ello, costes cero para la familia. A diferencia de lo que ocurre en el fútbol y otros deportes, la formación deportiva en las escuelas vinculadas al Nava son gratis. La única contraprestación es que al nombre del pueblo se une el del club, así, Escuela Deportiva de Palazuelos Balonmano Nava, donde lo que cambia es el nombre. El club tiene también la vista puesta en Cuéllar y El Espinar, explica Mateo.

Firma del convenio Balonmano Nava y Campus María Zambrano.

La idea es que, con el tiempo, en la provincia funcione una liga de balonmano de categorías de base gestionada por el club, a semejanza de lo que ocurre en León con Ademar. De hecho, se trabaja ya en un encuentro mensual entre las diferentes escuelas segovianas donde los equipos de las diferentes escuelas puedan medirse. Todo lo cual dentro de la más pura «filosofía Nava», hacer del deporte algo integral, un trabajo de valores, algo que ya caracteriza al primer equipo en su, de momento, exitoso estreno por la división de honor. «Incluso cuando perdemos, como nos pasó la semana pasada, los nuestros saludan a la afición rival», explica el presidente. Deportividad marca de la casa que aspira a ser un sello de identidad, del resto de la provincia.

En este mismo contexto de cuidar la cantera está el convenio firmado ayer entre la Universidad de Valladolid, Campus María Zambrano, y el club. Por el mismo, la universidad aporta 3.000€, seis créditos universitarios para jugadores del club, y cesión de instalaciones. «Para nuestros chicos es muy importante que la UVa les facilite la compatibilización de estudios y los entrenamientos. Si un jugador tiene que renunciar a la universidad por ir a entrenar, se queda en Valladolid», explica el presidente. A través del convenio, por lo tanto, clases y exámenes se ajustan a las posibilidades del jugador. A cambio, Balonmano Nava aportará monitores y lucirá en su pantalón a modo de sponsor el nombre de Campus María Zambrano, Segovia.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *