web analytics

Arahuetes, al juez por llevarse un coche de la grúa sin pagar

Recordatorio, pleno municipal del 31 de octubre. Fue un pleno a cara de perro que marcó un hito en agresividad verbal por parte del alcalde. El PP solicitó información sobre la presencia del alcalde Arahuetes en el depósito municipal de vehículos el 15 de octubre. Pedro Arahuetes se personó en el depósito para llevarse un vehículo suyo retirado por estar aparcado en una zona reservada de la plaza de los Espejos. Según el alcalde, en testimonio posteriormente respaldado por un agente de la policía local, el coche lucía la oportuna autorización. Ahora bien, el alcalde no pagó la tasa de grúa (lo cual es obligatorio en cualquier caso) y se llevó limpiamente el vehículo: “una vez visto el error no tuve que pagar la tasa porque había habido un error de la Policía Municipal, error que admití, perdón que asumí y no hice más manifestaciones al respecto”, dijo Arahuetes (en el vídeo del pleno, a partir del 4h7‘)

 

El tema continuó, pese a las amenazas de querella de Arahuetes contra quienes “pusieran en duda su integridad”, lo cierto es que los concejales de la oposición insistieron, solicitaron ver el expediente, sin resultados. Y un mes después, Claudia de Santos, en funciones de alcalde, anuló por decreto el expediente sancionador.

El 19 de febrero y en rueda de prensa, el jefe de la oposición, Jesús Postigo, anunció la apertura de diligencias a denuncia del PP y por parte del juzgado Nº3 contra Pedro Arahuetes por un presunto delito de prevaricación.

Fue el propio Postigo el que, en diciembre, presentó al fiscal diversa documentación susceptible de probar la comisión de un delito en el proceder del alcalde. Como novedad, más datos que confirman que el vehículo en cuestión estaba siendo usado por los familiares del alcalde (a la misma hora, el alcalde estaba en Valladolid, según puso ayer de manifiesto el PP). El fiscal remitió el caso al juez y este decidió no dar carpetazo al asunto y abrir un procedimiento de investigación. Postigo pasó ayer a declarar ante el secretario judicial y se espera que en breve sea el propio alcalde el que tenga que aportar sus explicaciones sobre el caso.

A qué se enfrenta Arahuetes
De probarse que Arahuetes se valió de su cargo para no pagar la tasa y anular el expediente, el alcalde podría haber incurrido en un delito penal por abuso de autoridad tipificado dentro de los delitos de prevaricación. En su carácter más leve, esto supone una multa por el equivalente a entre 10 días y dos meses de prisión. De existir agravantes, podría dar lugar a sanciones más graves con inhabilitación de hasta cinco años.

Arahuetesamenaza Arahuetes, en el pleno del 31 de octubre, mostrando la pregunta del PP y amenazando con querellarse si se insistía en menoscabar su honestidad por el caso de la grúa.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Integridad, la de los funcionarios que cumplieron con su deber. Un coche particular, por mucho que fuera de la familia del señor alcalde, estaba aparcado a una hora determinada en un lugar que no correspondía. Paga la tasa y después que te devuelvan el dinero si efectivamente estaba a la vista una tarjeta con patente de corso para aparcar donde le venga en gana. Lo penoso fue la prepotencia de una imagen, un tanto degradante, de la comparecencia pública de un funcionario para dar explicaciones de no se sabe muy bien qué.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *