web analytics

Absuelto de estafa un matrimonio al que dos ancianos donaron 2 casas y miles de euros

Cantalejo.

La audiencia provincial de Segovia ha decretado la absolución de un matrimonio búlgaro, residente en Cantalejo, acusado de aislar y estafar a un matrimonio de ancianos, sin hijos ni familia, al que cuidaban. El ministerio fiscal no presentó cargos, en tanto la acusación particular pedía un año de cárcel y devolución de bienes por un presunto delito de estafa continuada.

En 2013 el matrimonio de ancianos, Valentín y María Jesús, escrituró a nombre de sus cuidadores, con los que no les vinculaba ningún contrato, una casa-corral en Cantalejo, obligándose a cambio los beneficiados a cuidar y atender personalmente  a los donantes hasta su muerte, proporcionándoles compañía y cuidados. La casa fue derribada y en su lugar la pareja de cuidadores construyó otra nueva, donde residen. Además, en 2014 se consignaron pagos a la pareja por parte de los ancianos y por valor de 91.000€. En 2015 y también ante notario los dos ancianos donaron otra casa en Cantalejo, en la que vivían, si bien en este caso reservándose el usufructo; ese mismo día el anciano, Valentín, donó a los búlgaros otro solar de su propiedad.

Los ancianos no tenían hijos ni familiares directos pero, en tiempos, habían cuidado a dos hermanos que tenían una especial relación con la pareja. En 2017 uno de estos hermanos, tras ser advertido por una vecina, se puso en contacto con la anciana, María Jesús, que le explicó que los cuidadores “solo querían a Valentín -su marido- pero no a ella”, empezando entonces ambos hermanos una investigación por la cual tuvieron conocimiento de las donaciones efectuadas, momento en que avisaron la Guardia Civil.

Personados los agentes y el personal del CEAS en el domicilio de los supuestos estafados se comprobó que la pareja estaba y bien cuidada, y la casa limpia y en buenas condiciones, “encontrando Valentín todo bien cuando era preguntado, siendo María Jesús la que se quejaba”, explica la sentencia. Finalmente el matrimonio ingresó en una residencia donde falleció Valentín. En 2020 la viuda firmaba poderes solidarios para los hermanos que, al abrirse diligencias desde el juzgado de Sepúlveda, se erigieron en acusación particular sosteniendo que los cuidadores habían engañado a los ancianos para proceder a las donaciones.

En las investigaciones, sin embargo, se constató que los ancianos no presentaban deterioros cognitivos y diferentes testigos coincidieron en que matrimonio y cuidadores mantenían una relación cuasi familiar. Además, la propia anciana comentaba en tiendas de Cantalejo que les daba dinero a los cuidadores para que terminaran la casa. Tampoco se probó en ningún momento la existencia de trato denigrante ni que los ancianos fueran sometidos a un especial aislamiento, si bien el marido no salía de casa por problemas de movilidad. Si que constaban quejas de la anciana, que los forenses atribuyen a una personalidad “histérico-dependiente”, y no asentadas en pruebas fehacientes, según terminó apreciando el juez. Absueltos.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Pues, el juez sabrá, digo.

    Post a Reply
  2. Los jueces lo saben tooo, y más en caso tan habitual como este.

    Post a Reply
  3. Para que hacer fijo a un trabajador…. lo damos todo nuestro patrimonio y ya nos aseguramos de que no se marche.
    Y dicen que estaban cuerdos estos ancianos????

    Post a Reply
  4. Si con la Ley en la mano, esto es lo que puede hacer un juez, pues que cambie la Ley

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *