web analytics

Un Titirimundi al 90%

El 32 Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia Titirimundi ha terminado con un balance de un 90% de entradas vendidas en patios y espacios cerrados y alrededor de 46.400 espectadores, con un fin de semana de frío intenso y con menos participación de los habitantes de la ciudad en los días laborables. El clima ha sido variable aunque sólo se canceló una función por la lluvia, por lo que en Segovia se han llevado a cabo 382 funciones en 6 jornadas consecutivas, con una media de 63 funciones diarias, a cargo de 33 compañías de 14 países.

En las sesiones de interior de los espacios de Titirimundi se colgó el cartel de no hay entradas. Solo dejaron de llenar las 6 representaciones que se han llevado a cabo en el Teatro Juan Bravo, con una cifra de 1.059 espectadores.  En la calle, 23.125 espectadores disfrutaron de montajes de títeres de guante, hilos, clown o mástil culbuto, y en nuevos espacios como la Plaza de la Artillería. Además, este año el equipo del Festival quiso facilitar la celebración de los espectáculos de los artistas de calle que no forman parte de la programación con una organización de sorteo de turnos y horarios que cada día se indicaba en una pizarra para celebrar los montajes delante de Bankia. Un planteamiento que funcionó especialmente durante el fin de semana.

Patrocinios para un presupuesto “digno”

En una nota de prensa de balance, la organización del festival recalca el especial valor mediático del festival. Según sus datos, Titirimundi se ha visto reflejado en 600 artículos de todo tipo de medios, lo que computando el valor publicitario de cada espacio, supone el equivalente a una campaña de 2,8 millones de euros con 240 millones de impactos. Un activo mediático que la empresaesgrime de cara a reclamar que se garanticen los recursos que posibilitan Titirimundi y para lo que se confía en que que “en próximas ediciones tanto las instituciones como grandes y pequeñas empresas segovianas se comprometan, tengan a bien patrocinarlo y sean partícipes de su andadura”, explican. En este sentido el festival lanzará próximamente una campaña de patrocinio y mecenazgo en su intención de mantenerse y crecer con garantías de calidad, “de modo que se pueda contar en un futuro con un presupuesto digno de un festival como es Titirimundi”.

Críticas por la falta de entradas o las colas

Lo organizadores reconocen que no todo son parabienes en el festival. “Organizar un festival de la magnitud de Titirimundi no es fácil. La organización se enfrenta a críticas no constructivas del público que llega desde lejos y se encuentra con que no hay entradas o al contrario, las hay en determinados espectáculos y se pueden adquirir en el último momento, con lo cual a aquellos que han adquirido con anticipación no les parece compatible con las colas que han tenido que hacer para compararla en el primer instante. O porque el espectáculo está abarrotado. Nunca llueve a gusto de todos…  Desde Titirimundi se ha variado con los años la manera de adquirir las entadas buscando la mejor fórmula y evitando que hubiera un porcentaje de entradas sin vender por dejarlas para última hora. La venta de entradas es muy clara y está explicada en programas y web: todo se vende por anticipado desde el momento en que se anuncia, al igual que ocurre en otros eventos artísticos de envergadura. Las pocas entradas que no son adquiridas en ese tiempo, se pueden comprar en las puertas del espacio de representación cada montaje. Llegar a Titirimundi sin entrada es un riesgo que cada uno ha de asumir pues no se garantiza la venta durante el festival. “De hecho, la necesidad de mayor colaboración económica contribuiría a poder programar mayor número de espectáculos de calle y potenciar esa área para aquellos que vienen sin entrada, tal y como siempre apuntaba Julio Michel”.

 

Fuente: nota de prensa de Titirimundi

Autor: Cultura

Share This Post On

4 Comentarios

  1. Creo que fueron 46.401, que se les olvidó uno espectador que se despistó, y se fue por la Callejón del Mudo.

    Editar respuesta
  2. Titirimundi tiene a mi juicio como asignatura pendiente celebrar el festival en fecha distinta al puente de San Isidro. Sería una forma de valorar su impacto real. Apuntarse como propias las visitas inherentes al puente en Madrid es poco honesto.

    Editar respuesta
    • ¿Por qué cree usted que coincide con este “puente” madrileño? Pues eso…

      Si no, ¿quién se puede permitir ir en días laborables a ver funciones?

      Editar respuesta
  3. El cálculo de 240 millones de impactos publicitarios y su contrapartida valorada en 2,8 millones de euros suena a chiste, cuando menos da risa. Esos 240 millones de impactos publicitarios se dirigen a personas que están interesadas en comprar algo en Segovia? Están dispuestas a venir a Segovia? Tienen disposición economica para hacerlo?. La verdad es que es un poco arriesgado sacar esas cuentas… es un cálculo un poco amateur. Por otra parte está bien que se haga el evento, que se mantenga via subvenciones, que se preocupen por conseguir nuevos patrocinios y que los años futuros sigamos teniendo el festival en las calles. Lo que no está bien es que vengan de salvavidas de nada porque, qué ocurriría si el año que viene no hubiese Titirimundi?… Precisamente eso… N A D A. La vida es así de triste pero es lo que hay. En cualquier caso mucho ánimo con esa campaña de mezenazgo y patrocinio.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.