web analytics

Reguera, condenado a pagar 700 euros por amenazar con dos hostias a un policía

Que un concejal, teniente de alcalde, amenace a un policía uniformado con darle “dos hostias” cuesta 700 euros. Así lo ha estimado al menos la jueza del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Segovia que ha condenado al que fuera superconcejal de Hacienda y Urbanismo, Alfonso Reguera, a pagar una multa de 40 días a razón de 12 euros diarios (480 euros) por un delito leve de amenazas, además de 240 euros de indemnización al policía por los ocho días que tardó en superar el trastorno de adaptación que le causó la amenaza. La sentencia, a la que ha tenido acceso esta redacción, no es firme y podrá ser recurrida mediante apelación en los próximos días.

La jueza ha admitido la versión del policía mientras que ha atenuado la multa al exconcejal por haber reconocido Reguera “en parte” los hechos y haber mostrado arrepentimiento por un episodio que le costó la dimisión de sus cargos municipales y también de su acta de concejal tras la publicación del suceso por acueducto2.com. La sentencia no es firme y podrá ser recurrida en los próximos días.

En los hechos probados de la sentencia, la magistrada considera que las declaraciones del policía cumple los requisitos de «persistencia en la incriminación» al «narrar los hechos de forma clara, precisa  y coincidente» con la denuncia que presentó en comisaría. Además, razona que el policía «no tenía ningún motivo espurio contra el político, no ocurriendo lo mismo con este quien se encontraba molesto» por la manifestación de los policías en el pleno.

Del mismo modo, subraya «el reconocimiento de la expresión denunciada y declarada probada por el propio denunciado pese a que, en ejercicio de su derecho de defensa, trate de minimizar la misma», por lo que concluye que Reguera «ha incurrido en el delito leve que se le atribuye». No obstante, la jueza reduce a 40 días la multa impuesta al exedil por «el reconocimiento de los hechos» y haber mostrado su «arrepentimiento por ello, que le llevó a renunciar al cargo que ostentaba».

Los hechos se remontan al 22 de junio, en los prolegómenos del acto inaugural de las Ferias y Fiestas de Segovia al que acudió la Corporación municipal y, al tratarse de un acto corporativo, con todos los concejales vistiendo la Medalla que les acredita como tales. A modo de “escolta” participaban en la comitiva dos policías locales vestidos con uniforme de gala, uno de ellos, el 6049, que además es uno de los representantes sindicales, condición que parece ser el detonante de las amenazas ya que el colectivo policial había mantenido en los meses previos distintas movilizaciones para reclamar mejoras incluyendo una protesta en una sesión plenaria de la que Reguera salió visiblemente molesto.

En la plaza Oriental, el concejal ahora condenado mostró a su compañero en el Gobierno y responsable de Policía Local, Ramón Muñoz Torrero su malestar porque el agente estuviera cubriendo ese servicio protocolario y en un momento dado le dijo al policía que “si no llevaras uniforme, te daría dos hostias”, amenaza que el agente denunció en la comisaría de la Policía Nacional, por otra parte, el procedimiento habitual de los locales ante episodios de amenazas en su actuación ordinaria.

«Nada que celebrar»

El agente 6049 ha mostrado a esta redacción su «respeto a la sentencia» sobre la que no quiso hacer más valoraciones aunque negó que el texto judicial sea un motivo especial de alegría «porque para mi se trata de un caso más» dentro de su trabajo ordinario aunque admitió que «la diferencia es que es un asunto mediático y que la persona denunciada era entonces un superior con mando sobre mi como policía y eso me lo ha hecho pasar mal».

El agente anunció que por su parte no se presentará ningún recurso a la decisión de la jueza «y para mi este asunto acaba aquí», aunque no supo concretar si Reguera, como condenado, tratará de prolongar la vía judicial con un recurso de apelación que resolvería la Audiencia provincial.

 

 

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

8 Comments

  1. Ahora si te atreves se las das, que igual te las devuelve con intereses.
    Si hubiera sido viceversa, fusilan al policía local.
    La justicia es muy laxa con todos los delincuente, no así con los policías.

    Post a Reply
  2. Este político es mala persona por ese hecho en concreto, se merece orden de alejamiento de la Policía.

    Post a Reply
  3. Es casi la misma sentencia que si se las hubiese dado??

    Post a Reply
    • No, si se las hubiera dado hubiera sido atentado contra agente de la Autoridad en el ejercicio de sus funciones.
      Es un delito grave, castigado con pena de prisión, aunque esto no es Alsasua, no hubiera ingresado en la cárcel, aunque una noche en el calabozo de la Comisaria quizás si.

      Post a Reply
      • No sabia q los municipales eran autoridad… los veo más como los antiguos serenos… que también llevaban pistolitas

        Post a Reply
      • Una pena, que no se le fuese la mano.
        Un ratito entre rejas, y aprendiendo a moderar sus impulsos.

        Post a Reply
  4. El importe de la condena es irrisorio. Las penas deberían ser más ejemplarizantes en lo económico para que esto no se repita. Lo de la indemnización por los 8 días de trastorno adaptativo del policía local,muestra de forma muy gráfica el umbral de aguante de la Policía Local de Segovia.Que un señor te amenace es algo que sucede en el día a día de cualquier agente de las FyCS. La falta de preparación de este agente para afrontar su trabajo parece evidente.Lo cuál es también preocupante, toda vez que porta un arma de fuego con el consiguiente peligro que conllevaría una recaída en su trastorno adaptativo. Le deseo un total restablecimiento por el bien de su salud y por la seguridad de todos los ciudadanos.

    Post a Reply
    • Estoy de acuerdo.

      Es un chulete y toda la vida lo ha sido.
      Ser familia de políticos de varios colores le ha hecho creerse alguien.
      Ni siquiera es universitario.
      Cómo entró en la extinta Caja ???.
      Fue nombrarle la venta de preferentes llevada a cabo por su persona y saltar como un muelle.
      Y cómo llegó hasta esa concejalía ???.
      Pues así ha salido … por la puerta de atrás y con el rabo entre las piernas.
      Suma y sigue

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *