web analytics

Pruebas de imagen, soluciones ya!

Las listas de espera de pruebas médicas diagnósticas de imagen (Ecografía, Tomografía Computarizada, Resonancia Magnética, Mamografía…) aumentan en toda Castilla y León, y afectan a todas las áreas sanitarias.

No se dispone de datos oficiales, pero todos los profesionales y pacientes sabemos que las esperas son con frecuencia de muchos meses:  Denuncian listas de espera de seis meses en León para pruebas diagnósticas.

La Consejería de Sanidad no publica datos de las listas de espera de estas pruebas diagnósticas, ni hace referencia a las mismas en su raquítico Portal de Transparencia que recientemente ha inaugurado, parece que con poco convencimiento y orientado a cumplir los compromisos políticos del PP con Ciudadanos, aportando escasos datos de gestión sanitaria, la mayoría ya conocidos y recogidos en otras zonas de su web.

sala espera 2

Este problema no es nuevo y se produce desde años en varias provincias: Castilla y León. La lista de espera para pruebas y especialistas se desboca y afecta ya a más de 100.000 pacientes.

La mala noticia es que esta situación se ha extendido a toda la comunidad, y sobretodo que comienza a producir importantes efectos sobre la calidad asistencial en toda Castilla y León, afectando de forma significativa a las consultas de resultados en atención primaria y especializada, intervenciones quirúrgicas… Lo más importante es que está retrasando el diagnóstico de patologías más o menos graves. La pericia de los profesionales sanitarios, las consultas de diagnóstico rápido y de preferentes, intentan tapar los agujeros que producen estas listas de espera, que son de tal dimensión que ya son desgarros en el sistema sanitario público.

Señalo alguno de los factores que han llevado a esta situación de alarma:

La dependencia creciente de la medicina actual de este tipo de pruebas médicas (Ecos, TAC, RM, Mamos…) para el diagnóstico y seguimiento de múltiples patologías, en muchas ocasiones con procedimientos intervencionistas asociados (biopsias dirigidas, drenajes…). La aparición constante de pruebas asociadas a equipos de alta tecnología, en este caso de imagen, está aportando avances en todos los campos de la medicina, nos proporcionan diagnósticos más precisos, de forma más rápida y con menos riesgos y complicaciones para los pacientes. Nadie duda ya que son parte fundamental de una medicina de calidad.

 Pero este incremento significativo de las pruebas solicitadas, no siempre tiene una indicación adecuada. La inadecuación de pruebas es un tema complejo y multifactorial (sobrecarga de trabajo del médico solicitante, falta de compromiso de profesionales constantemente ninguneados por las estructuras políticosanitarias, fascinación por la prueba más compleja, demanda de familias y pacientes, medicina defensiva…), también conocemos que pueden producirse complicaciones y sobrediagnóstico. No parece que aquí ni en el resto de España vayamos a tener una rápida solución, aunque llevamos años buscando soluciones: Ministerio de Sanidad. Compromiso por la calidad de las sociedades científicas de España.  ¿ Quizás en Castilla y León veamos resultados con el anunciado Plan Pericles ?

RM

– No realizar informe radiológico de las radiografías, que además de los diagnósticos aportados por un especialista médico como es el radiólogo, en muchas ocasiones puede evitar realizar otras pruebas más complejas y costosas. Esta progresiva y negativa tendencia a prescindir del informe radiológico produce una disminución de la calidad asistencial, sobrecargando de trabajo y responsabilidad a los médicos de primaria y especializada. El problema se ha agravado y extendido, ante la escasez de radiólogos, a provincias que antes daban este servicio.  “Sin problemas” en urgencias, sin personal en radiología

La sociedad científica de los radiólogos (SERAM), emitió un informe en el que señala que hay obligación legal de informar las radiografías y el radiólogo es responsable de emitir el informe de las exploraciones radiológicas. Posición SERAM sobre la necesidad de informar la radiología simple.

– Escasez, antigüedad y en algunos casos obsolescencia de los equipos. Castilla y León requiere de más y mejores equipos en los servicios de radiología/radiodiagnóstico. No me extenderé en este aspecto que ya he tratado en el blog. Obsolescencia tecnológica en sanidad

– Ausencia de radiólogos, la falta de previsión de nuestros políticos sanitarios ha llevado a que en toda España exista una importante escasez de radiólogos. En Castilla y León tampoco se ha gestionado bien con medidas negativas como: no autorizar prorrogas voluntarias en jubilaciones, no convocar todas las plazas de médicos residentes de la especialidad, alta temporalidad, concentración de plantillas en hospitales de referencia no potenciando las de hospitales generales y comarcales…

radiologos

Todas estos errores señalados, y alguno más, nos llevan a la desastrosa situación actual de listas de espera para las que necesitamos, los pacientes necesitan: soluciones ya!

El incremento de reclamaciones de los pacientes, relacionadas con estas esperas es otro punto de alarma: Las listas de espera disparan las reclamaciones en Sanidad (Traumatología y Radiodiagnóstico, son los servicios asistenciales que más quejas registran).  También lo son las sentencias judiciales que van apareciendo, con indemnizaciones de miles de euros. Sacyl indemnizará con 4.000 euros a una mujer por el retraso para hacerla una ecografía de mama.

La reciente noticia, relacionada con la espera y anulación de una mamografía a una paciente en Ponferrada y las listas de espera en este hospital, no deben considerarse como una anécdota, sino como un signo más de alarma: Fiscalía abrirá diligencias para investigar las denuncias por el retraso en la realización de pruebas diagnósticas en el hospital

Así estamos, el problema es muy importante y requiere de acciones de inversión, planificación y gestión eficiente en equipamiento radiológico y plantillas. Pero también sin esperar a que la situación sea irreversible, se necesitan acciones inmediatas, son miles de pacientes los que esperan y se desesperan, los profesionales sanitarios no podemos mirar hacia otro lado, debemos reclamar soluciones junto a los pacientes y todas las entidades que crean en una sanidad pública de calidad.

Y dentro de las acciones inmediatas sólo hay dos acciones posibles: La externalización de pruebas a la medicina privada, que en mi opinión nos lleva a una progresiva privatización de la sanidad pública (nos quedaremos sin equipos y sin radiólogos), o la autoconcertación con los radiólogos, que actualmente disponemos para que dediquen más tiempo y trabajo adecuadamente renumerado, claro que todo esto ya lo he expuesto aquí y en otros foros, y con poco éxito. Externalización en medicina, fracaso de gestión


Entradas Anteriores
Nota: Este Blog expresa opiniones personales, no de ninguna administración, organización o partido político. Si alguien se siente agraviado por mis comentarios puede escribirme y corregiré todo lo que sea incierto o contenga alguna ofensa personal.

Autor: Javier Rodríguez Recio

Doctor en Medicina, Radiólogo. Jefe de Servicio Radiodiagnóstico en el Hospital General de Segovia. / Twitter: @jrrecio / Facebook: javier.rodriguez.recio / Linkedin: jrrecio /

Muévelo

1 Recado

  1. Hoy mismo una aseguradora nacional, de renombre, lanza, en los medios nacionales de prensa escrita, un folleto explicativo-metemiedo sobre las pensiones y los Planes de Pensión. ¿El próximo? seguro que sobre sus servicios sanitarios… Así nos va don Javier. Gracias por sus interesantes artículos-lecciones, claros y concisos.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *