web analytics

Prevención general

Las administraciones han querido este 13 de enero impedir que la nieve volviera a bloquear localidades y carreteras como ocurrió durante la festividad de Reyes por lo que, con las previsiones meteorológicas que advertían de un nuevo temporal en la mano han puesto en alerta a todos sus medios, con más maquinaria y personal en servicio que hace una semana, dispuestos a actuar en caso de problemas. No los ha habido en la capital y la mayor parte de la provincia, aunque sí en las carreteras de zonas montañosas llegándose a cortar algunas aunque anoche la normalidad “casi” alcanzaba a toda la provincia pese a que la amenaza de nieve seguirá estando presente en las próximas horas en la provincia.

Un vehículo quitanieves apostado en la salida principal del polígono el Cerro.

Los responsables de las distintas administraciones, con la experiencia acumulada de la catastrófica situación de hace una semana y con las quejas ciudadanas aún resonando en sus oídos han tratado de curarse en salud aplicando con un altísimo grado de celo medidas de prevención nunca vistas hasta ahora que además resultaron excesivas por falta de nieve.

En la capital, el Ayuntamiento ha extremado las medidas de prevención con decisiones que no se dieron el pasado fin de semana y así, por la mañana, operarios de servicios varios y parques y jardines, fuera de su horario laboral habitual, de lunes a viernes, se esmeraban en la retirada de ramas caídas o en riesgo de hacerlo en distintos puntos de la ciudad.

Dos vehículos preparados en la carretera de Baterías.

Al mismo tiempo, nueve de los diez camiones quitanieves disponibles —el décimo fue el único que se quedó en la base— con sus conductores a bordo “montaban guardia” desde primera hora de la mañana en puntos estratégicos de la ciudad cargados de sal y dispuestos a entrar en acción en cuanto la nieve hiciera acto de presencia. De hecho, cuando sobre las 16.30 horas parecía que llegaban los copos con algo de fuerza los vehículos comenzaron a esparcir sal por las “vías principales” aunque la nieve se tornó pronto en agua y no llegó nunca a cuajar siquiera una fina película, así que los camiones volvieron a apostarse en sus “puestos de guardia” donde permanecieron, incluso con el motor en marcha, hasta el cambio de turno de las 21.30 sin que fuera necesario su uso.

Si el plan de nevadas prevé esta forma de prevención, lo cierto es que hace una semana no se aplicaron estas medidas. Como fuere, el estado de alerta se mantiene aún activo por la previsión de nuevas nevadas desde la madrugada de este domingo que sin embargo no se dieron en la capital en toda la noche.

Tampoco han tenido trabajo las 10 máquinas quitanieves que, también con servicios reforzados de personal, mantenía en alerta la Diputación provincial.

Los camiones fuera y los coches con cadenas.

Los problemas si se dieron en varias carreteras de la provincia, empezando por las autopistas AP-6 y sus ramales a Segovia (Ap-61) y a Ávila (AP-51) cortadas durante varias horas para camiones y vehículos pesados, al igual que la alternativa del Alto del León, que permaneció en el mismo estado hasta las 19.00 horas y también el Puerto de Navacerrada, con cadenas para los turismos desde La Granja hasta bien avanzada la tarde cuando la vía recuperó el nivel verde. En esa zona de la sierra los problemas afectaban mucho más a la vertiente madrileña y se dieron circunstancias como que Renfe, a instancias de la comunidad de Madrid enviara un tren para rescatar a 146 personas que habían subido hasta allí en sus coches.

Como es habitual, el puerto de la Quesera (Sg-112) ha estado y sigue impracticable y en Navafría (SG-612) se mantenía pasada la media noche el nivel rojo que obliga a circular con cadenas a los turismos, únicos vehículos autorizados.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

1 Comentario

  1. El fin de semana de Reyes había avisos de nevadas de unos 60 cm.
    Este fin de semana sólo de unos pocos centímetros.

    El altísimo grado de celo que cita el artículo debieran haberlo tenido hace una semana más que ahora. Avisados estaban por la AEMET.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.