web analytics

No hubo intento de rapto en La Lastrilla: fue un malentendido

La Guardia Civil ha dado por cerrado como “malentendido” el intento de rapto de una menor en La Lastrilla. No está concluida aún la investigación de un segundo caso paralelo acaecido en San Cristóbal de Segovia, esta vez un menor de 11 años, pero la principal hipótesis apunta también a una mala interpretación: lo que era la advertencia de un conductor, “súbete a la acera” fue interpretado como un “súbete al coche”.

El 8 de febrero se realizaron dos denuncias, una en La Lastrilla (que no trascendió a los medios de comunicación) y otra en San Cristóbal (que sí). En ambas, un conductor habría invitado a una chica -en La Lastrilla- y un chico de 11 años en San Cristóbal- a subir al vehículo. Rápidamente, y vía whatsapp, la alerta se hizo viral en pocos minutos. “Estaba todo el mundo muy nervioso -reconoce el alcalde, Óscar Moral– y decidimos colgar una escueta nota en la web informando de la conveniencia de estar alerta”.

Normalmente, ahí queda la cosa. Los detalles que arrojan los menores en estos casos son vagos. No se identifica el modelo de vehículo ni se aportan más detalles. Nada que hacer. Pero esta vez era diferente, el menor de San Cristóbal aportó datos muy concretos, que el vehículo llevaba una grúa o algo parecido con un conductor con chaleco reflectante. Según el testimonio del menor, el copiloto hizo un conato de salir en persecución del niño. Por una vez, la Guardia Civil tenía algo de lo que tirar, y empezó a trabajar, a sabiendas que la hipótesis principal es la que finalmente se concretó: “un malentendido”.

“Parece ser que el del vehículo le dijo al chaval que se subiera, pero a la acera, el menor oyó “súbete”, entendiendo que al coche”, relata el alcalde. Las calles estaban parcialmente nevadas, el chico caminaba por la calzada o muy cerca de ella, y eso es lo que pasó. Fuentes de la Guardia Civil, sin embargo, explican que se sigue investigando. El caso no está cerrado, aunque el malentendido sigue siendo la principal hipótesis.

En cuanto al supuesto intento de rapto de La Lastrilla, según fuentes de la Guardia Civil, es un efecto por “contagio”, otro malentendido. No pasó nada en La Lastrilla, según la Guardia Civil, a pesar de eso, la menor sigue manteniendo su versión inicial, negando que se tratara de ninguna confusión.

En cualquier caso, la  investigación ilustra qué suele haber detrás de estos recurrentes avisos de “ojo, han intentado raptar a un chico en tal pueblo”, algo que en los últimos meses se ha producido en Valverde y Espirdo. Es la mezcla entre el poder viral de las redes sociales y una sociedad en alerta, sacudida por casos truculentos que se difunden por los medios, así como también por malos entendidos locales elevados a “noticia” en las redes. “Hay una retroalimentación, se genera un clima de miedo y es normal que a la mínima salten las alarmas”, explican fuentes de la investigación.

GuardiaCivilSegovia062, nueva cuenta en Twitter

Contra la desinformación, información. Desde el pasado 9 de febrero, la Guardia Civil de Segovia cuenta con un perfil propio en Twitter desde el que informar oficialmente. Es GuardiaCivilSegovia062. “Con esta forma de comunicación, la Guardia Civil pretende dar a conocer el trabajo que realizan diariamente sus agentes, y trasladar algunas informaciones que podrían ser de interés para los ciudadanos y los medios de comunicación”, explican.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

1 Comment

  1. Tenemos que empezar a preocuparnos, nuestras autoridades más, de tanta información loca. Eso de tener que estar todo el día en los papeles y demás medios de comunicación haciendo valer el ‘y yo más’ (o mi cargo o mi departamento o, a la postre, mi Partidito más y mejor) no es bueno. Trabajen, no creen tanta confusión y dejen de bombardear al personal todos los días con cualquier cosa que se les ocurra.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *