web analytics

Master en Ley Electoral

O sea, que resulta que el único sitio donde IU se presentó correctamente fue en el Espinar, que era donde las papeletas tenían las siglas de IU-UP y en el resto de los municipios del Partido Judicial de Segovia, donde las papeletas tenían sólo IU en el encabezamiento (bueno, en la capital IZ, acuérdese de esta otra película) se estaba sometiendo a “consecuente oscuridad” a los votantes.

Perdone. Trato de hacer algo de humor en torno a un asunto muy serio como ha sido el del baile de un diputado provincial que se traduce en que, contrariamente a lo que llevamos pensando un mes y medio, el PP seguirá gobernando la Diputación en solitario —“Adiós, Noemí, adiós, creo que cantaban algunos al ver certificado que aquí lo del pacto de Castilla y León no tendrá efecto en Segovia y desaparece el riesgo de un Gobierno de 2 contra 12— y que Izquierda Unida no ha logrado regresar a la Corporación provincial, en la que lleva ausente décadas, a pesar de sus resultados electorales.

La Junta electoral provincial (JEP) opina que la de Zona (JEZ), donde se registró la coalición y se hizo constar que se utilizarían distintas siglas según el municipio en el que concurriera, hizo las cosas correctamente pese a no informar en ningún momento a los representantes de IU de que hacer las cosas así podría conculcar la ley.

“Es cierto que la Junta Electoral no puso traba alguna a la denominación múltiple que se pretendía usar por la coalición IU-UP pero ello no supone indefensión para la misma, puesto que fue ella misma la que incumplió las reglas exigidas que debería haber consultado antes de constituirse (…) en tanto que la administración electoral no es tutora del actuar de las formaciones, sino garante de la transparencia e igualdad del proceso electoral”, se justifica en los fundamentos del acuerdo de la JEP que tumba el recurso de IU. Caramba, un organismo tan serio, tan rimbombante, tan judicial, resulta que no pasa de ser un mero registro que admite lo que entre y al que hay que ir conociendo la ley al dedillo y si te equivocas o incluso anuncias que no vas a cumplir del todo las normas te ponen igualmente el sello y ya, si fuera necesario, te corregirán al final, cuando te comuniquen que no tienes un diputado, por ejemplo. Curioso sistema. Curioso organismo.

Eso, independientemente de que IU también debe hacérselo mirar. La formación se fundó en 1986 así que lleva unas cuantas elecciones a sus espaldas, suficientes como para no poder permitirse cometer errores “de bulto” como el que parece haberse producido en esta ocasión; como para que no haya dos o tres miembros del partido, por lo menos, que conozcan la ley electoral y sus vericuetos al dedillo. También debía hacerse mirar lo de sus confluencias, coaliciones y acercamientos, que ya me dirá que pintaban en mayo de 2019 las siglas UP, inventadas ad hoc para procesos electorales anteriores o qué necesidad hay de que se den casos como que el coordinador provincial —en IU esa es la cabeza visible de la organización— concurriera como número uno de una lista, “Fuentepelayo-Unidad Popular”, en la que no había rastro de las siglas IU. Si, que se lo miren.

Hay muchas más cosas que llaman la atención en el “increíble caso” del diputado cambiante”. Mire, tras las votaciones del 26M y tras la aplicación de la Ley D´Hondt se aceptó como resultado (si, asumo la parte de culpa alícuota que corresponde a este periódico compartida con otros medios y los partidos) el 12-10-2-1 repartido para PP, PSOE, Cs e IU y así quedó, asumido, durante semanas, hasta que la aplicación del Ministerio del Interior disparaba las alarmas el 14 de junio ofreciendo unos resultados provisionales totalmente distintos: 13-10-2, PP, PSOE, Cs. Vamos, los mismos que luego se han proclamado como definitivos. En el Ministerio si debían conocerse el truquito ese de que hay que poner las siglas de la coalición en todas las papeletas.

Se montó el cisco, claro y, curiosamente, Interior modificó al día siguiente el dato para volver a ceñirse a los cálculos primitivos. He oído por ahí —los periodistas a esto lo llamamos “fuentes bien informadas” y así no dejamos a nadie con el culo al aire— que lo hizo sólo después de varias horas de cruces de llamadas con teléfonos de un determinado partido con línea directa, la Subdelegación del Gobierno, la Delegación regional y el propio Ministerio… Aunque no fuera así (ya verá como me llama alguien temprano esta mañana) el caso es que el llamativo dato se cambió sin explicaciones, sin referencias sobre quien era la persona autorizada para poner y quitar en esa aplicación: “Ha sido un error”, fue toda la explicación oficial. Bueno, pues hoy se hace necesario que aquel episodio se explique con mucho más detalle.

Como manejo sólo rudimentos de los vericuetos del Derecho, ni por asomo sé lo que pasa en la cabeza de los jueces y cada vez que entro en un juzgado, aunque sea para sellar el Libro de Familia, lo hago sin saber cómo saldré de allí, no osaré afirmar con contundencia mi sensación de que el reparto de diputados proclamado por la Junta Electoral de Zona ya no se va a mover.

Lo que sí tengo claro es que, hoy día, el sistema electoral no me satisface en absoluto y que tengo que levantar el dedo —es el índice el que uso— para pedir que alguien de una vuelta al sistema de forma que la próxima vez que vote lo haga con seguridad absoluta de que la opción que elija será la que se sume sin riesgo de que un vericueto de la ley pueda convertirlo en papel mojado o, al contrario, otorgue a mi papeleta más valor del que merece. Oiga, por una cuestión de confianza.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

3 Comments

  1. DE TODAS FORMAS ME PARECE UNA INJUSTICIA TOTAL, ROBAR DE ESA MANERA TAN ASQUEROSA EL DIPUTADO PROVINCIAL DE IU, QUE VOTÓ LA GENTE EN LA PROVINCIA Y SABÍA PERFECTAMENTE LO QUE VOTABA, IU, ES DECIR IZQUIERDA UNIDA. TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL ARTÍCULO. NOS ESPERAN OTROS CUATRO AÑOS EN LA DIPUTACIÓN DE GESTIÓN CACIQUIL, CLIENTELAR, MUCHOS PUESTOS A DEDO, POR TODO EL MORRO, QUE PARA MI, ES UNA FALTA DE RESPETO A TODA ESA GENTE QUE SE ESTÁ PREPARANDO OPOSICIONES DESDE HACE MUCHOS AÑOS. ESTO SÓLO PASA EN ESTE PAÍS. QUE PAÍS.

    Post a Reply
    • Simplemente porque el Ministerio metió la pata, QUE INJUSTICIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA.

      Post a Reply
  2. Según la LEY, los puestos de confianza, es decir los puestos que entran en la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, por todo el morro, se tienen que ir cuando SE VA la persona que los ha nombrado. Me parece una falta de respeto hacia todas esas personas que se están preparando una oposición, y además estos puestos de confianza se pueden quedar hasta que se jubilen, PORQUE LA JUSTICIA ES UNA INJUSTICIA.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *